Crítica “Ghost Stories” de Coldplay: Intimismo y percusiones electrónicos en atmósferas oníricas sintetizadas

IMG_182116 de Mayo de 2014: lanzamiento de Ghost Stories, el ansiado comeback de Coldplay después de un Mylo Xyloto que despertó críticas diversas positivas y negativas. Me comprometo a negarme a escuchar el disco hasta que me lo compre (o me lo regalen, como ha sido el caso). 13 de Junio de 2014, casi un mes después me lo regalan, pero no puedo escucharlo hasta el 15 y publicar su crítica hasta hoy, 20 de Junio.

¿Qué quiero decir con esto? Que llevo un mes esperando a descubrir el nuevo sonido de Coldplay que brillantemente abre en Always In My Head, un medio tempo que abre con un efecto coral y sintetizador que suena onírico, un vocal por parte de Martin más templado que se irá acrecentando conforme pase la canción llegando a unos fantásticos falsetes al final del tema al ritmo de You’re always in my head. 

Con este tema se han encargado de abrir los últimos conciertos, totalmente acertado este sonido, sin duda. Para muestra, su interpretación del tema en el Ghost Stories TV Special:

¿Qué decir a estas alturas de Magic? Estratégicamente colocado, no contrasta ni en ritmo ni en tempo con el primer tema. Genial atmósfera que crea el conjunto a base de sintetizadores, la melodía con el bajo sobre la que se apoya el tema y los toques de guitarra eléctrica. Simplemente eso, magia.

Este tercer tema del álbum, Ink, es sin duda de mis favoritos, por no decir el favorito. Una base de percusión algo R&B, una guitarra con un punteo simple muy pegadizo y melodioso y un estribillo donde no se experimentan grandes contrastes, si no que llega con naturalidad. Primera parte de los versos con un vocal suave, pero al acabar el primer estribillo volvemos a tonos altos rozando el falsete. Quiero destacar el verso donde mejor se aprecia esto, que es a su vez el más romántico de todo el álbum: Got a tattoo and the pain’s alright//Just want a way of keeping you inside. 

Me encanta el toque orquestal que adquiere True Love con el pizzicato que abre la melodía a la que se le van a añadir violines que van a dar cuerpo al tema. Solo de guitarra que suena algo pesado, pero a la vez dulce, hacia el final del tema, entremezclándose con la voz de Martin dando falsetes a lo largo del tema. De lo más suave que nos vamos a encontrar en el álbum, pero junto a O, de los temas más dulces de Coldplay. De nuevo, versos románticos que nos muestran a un Chris Martin despechado: Tell me you love me//If you don’t then lie//Oh lie to me:

Oh, Midnight. Fuiste el primer adelanto de Ghost Stories y a su vez de los mejores temas de este álbum. Me encanta la originalidad que toman en este tema, decantándose por una rama más experimental: los sintetizadores que se van abriendo paso en la melodía, el vocoder aplicado a la voz de Chris y la interpretación en vivo de este tema con el laser bass.

El otro tema que se bate con Ink para ser mi favorito es Another’s Arms. La primera vez que lo escuché fue en el iTunes Festival que se hizo en Austin en Marzo o cosa así, concierto que ya servía para presentar algún que otro tema del álbum. Me sorprendió el estilo algo oscuro, melancólico es la palabra, del tema. Tonos bajos a lo largo del corte para hacer algún despunte hacia el final. Podría ser la versión triste de Always In My Head. Ambos comparten el coro que suena etéreo, una percusión R&B y un bajo que se deja notar muy bien:

Cuando presentaron Oceans en la BBC Radio, la gente en las redes sociales no tardaron en comentar que podría suponer el regreso al estilo íntimo de Parachutes. Y es que este tema podría pertenecer a una re-edición de ese primer álbum de Coldplay. La melodía se basa en unos rasgueos de guitarra que avanzan lentos pero seguros, marcando el tiempo un efecto de percusión que recuerda a un radar. El toque íntimo viene en la parte vocal, con Chris Martin cantando suaves y tímidos falsetes de una letra que, de nuevo, irradia soledad y tristeza: Wait for your call, love//The call never came.

Después de estos temas algo más melancólicos con un tempo más lento, llegamos a la auténtica sorpresa de este álbum, A Sky Full Of Stars. El tema producido por el sueco Avicii ha suscitado críticas de todos los tipos, desde explicaciones de por qué Coldplay se vende a este sonido tan diseñado a las grandes masas como halagos por este tema. Lo que no podemos negar es que con este tema se ha ganado al público. Un tema bailable, animado, diseñado para el público en general. Tanto fans de Coldplay auténticos como a los que les resulta indiferente su música no pueden evitar cantarlo. Como ya puse en su día la canción en una entrada anterior, dejo un vídeo de la grabación del videoclip el día de ayer, con la banda interpretando el tema de forma acústica:

Y después de este desprendimiento de energía, llegamos a la fragilidad y delicadeza de O. Admirable melodía a piano a medio tempo, a la que se la van sumando sutiles toques de bajo y de cuerdas junto a la impecable actuación vocal de Chris Martin: Fly on, ride through//Maybe one day I can fly with you:

Al final de O, podemos encontrar un tema oculto con una instrumentación similar al inicio de Always In My Head con Chris Martin sonando lejano con efectos de reverberación cantando: Oooooh//Don’t ever let go

Ghost Stories termina para el común de los mortales, pero para los que vivan en Estados Unidos y/o tengan acceso a Target, la cadena ha lanzado una edición exclusiva con tres temas inéditos. El primero All Your Friends empieza con una atmósfera oscura de sintetizador a la que se le suma un bajó lento. La melodía experimenta una buena evolución con unos estribillos donde se intensifica. Me encanta la parte del estribillo cuando se canta Open fight//Open fight en falsete donde se entremezcla un delicado sintetizador que rompe la atmósfera en parte. Ghost Story abre con un efecto de percusión curioso al que se le suma una guitarra acústica que va dando punteos por la escena para intensificarse con rasgueos al fin del primer verso. De todos los temas de este álbum, es el que podría sonar menos experimental, como el primer paso que dieron para esta nueva etapa Ghost Stories. Se notan claros los elementos que fundamentan el álbum en este tema: la percusión electrónica, las atmósferas oníricas… Pero los cambios de intensidad de guitarra y los momentos donde se deja notar una batería “acústica” para cambiar el tercio de la melodía en los estribillos podría recordar a trabajos anteriores. Finalmente, O (Reprise) se encarga de poner el cierre a esta edición especial del álbum con suaves rasgueos de guitarra eléctrica, arpeggios lentos de sintetizador y los falsetes con fuerte reverberación de Chris Martin.

Bueno, bueno, bueno. Coldplay, ¿qué os puedo decir? Lo habéis vuelto a hacer. Habéis vuelto a sorprender y a conmover a la gente en partes iguales. Os gusta crear diferentes etapas de vuestro estilo con cada disco, intentar fusionar lo antiguo con lo nuevo, hasta ahora. En Ghost Stories no han querido echar (demasiado) la vista atrás. No encontramos nada de lo colorido y fantasioso de Mylo Xyloto, ni la epicidad de las melodías e himnos del aclamado Viva La Vida. Podríamos encontrar tal vez el intimismo de Parachutes y los sintetizadores de X&Y, pero con una evolución y mejoría sin precedentes.

En 9 temas que forman este disco (12 si contamos los extras de la edición Target) es difícil encontrar algo que sobre o que falte. Para algunos pueden faltar himnos, pero yo creo que la colaboración con Avicii en A Sky Full Of Stars compensa la tranquilidad del resto de temas. Tal vez diría que True Love es el tema que veo más suave dentro de todo el álbum, tal vez porque tiene muy buena competencia o porque a mí personalmente no me llena (instrumetalmente, porque creo que, junto a Ink, es de los temas con mejor letra), pero lo cambiaría por Ghost Story.

Coldplay experimenta con nuevos sonidos creando su álbum más fácil y agradable de escuchar, con melodías cálidas que muestran a un Chris Martín frío y melancólico, tal vez debido a su separación de la que fue su mujer Gwyneth Platrow. Aunque dentro de lo que cabe, ha sido capaz de plasmar sus sentimientos en el momento idóneo en el álbum idóneo. Coldplay ya no tienen que demostrar que son capaces de crear himnos, eso ya lo sabemos todos. También queremos ver que son sensibles, íntimos, cercanos, que no fue una etapa que se llamó Parachutes y que luego miraron de soslayo en A Rush Of Blood To The Head, no. Queremos saber que son capaces de fundir su sonido con las nuevas tendencias creando melodías nuevas que gusten, un nuevo giro en su estilo. Y ese estilo acertado y que desde aquí le damos una valoración positiva, ese momento musical, se llama Ghost Stories.

2 comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s