Crítica “Rising Up” de Polock: Indie rock español dispuesto a cautivar el panorama internacional

Cualquiera que me conozca o que al menos sea seguidor de este blog sabrá que mi postura con respecto a la música nacional es muy tibia en lo que a pop se refiere, y salvo excepciones como Love of Lesbian,  mis paisanos Lori Meyers o irónicamente Alaska, no escucho nada más de aquí. Aunque ahora tengo que añadir a esta lista de excepciones a los valencianos Polock, que han lanzado en Abril de este año este buenísimo Rising Up.

Oye Mané, ¿conoces a Polock? Espera, que te pongo Everlasting“, con una frase parecida me vino una tarde un amigo (amigo que más tarde, por mi cumpleaños, me regalaría el disco) hablándome de este grupo que había estado escuchando. Nos sentamos y la esencia global, entre sintetizadores y bajos intensos me llevan a recordar ligeramente a unos recientes Arctic Monkeys. Sin duda me sorprendió, y cuando me regaló el disco me dispuse a escucharlo.

Tangles abre con unos riffs de guitarra pesados y una atmósfera que continua la del primer tema. Pero a continuación esta temática más oscura del álbum se olvida y llegan los sintetizadores alegres, los riffs de guitarra rápidos algo funky y los estribillos pegadizos.

Es un disco con canciones que se hacen muy cómodas de escuchar que puedes imaginar perfectamente amenizándote las compras en una tienda de ropa, como Memories Of Lu Internet Porn, con un tempo más tranquilo y donde los sintetizadores toman el protagonismo para entremezclarse en los estribillos con unos rasgueos de guitarra eléctrica muy pegadizos y una percusión simple que sigues por instinto propio.

Siguiendo una temática rápida que bien podría ser un término medio entre Phoenix y Lori Meyers encontramos Bronze, Hockney, You’ll Never Know Me Take Your Panties. Temas rápidos, sintetizadores ochenteros y letras fáciles de seguir. Puestos a hablar de influencias, o al menos de recuerdos en lo que a melodía se refiere, llegamos al tema que le da nombre al disco, Rising Up. Una composición que empieza suave, con un punteo discreto de guitarra acústica a la que se le añade una instrumentación que se inserta con total naturalidad en la melodía, sin grandes sobresaltos, con momentos que me suenan a Arcade Fire y no sé por qué. Se trata del tema más largo y a la vez el único tema instrumental que vamos a encontrar, pero eso no hace que se trate de una preciosa joya.

El broche de oro de este álbum lo ponen sin duda, además del ya mencionado Everlasting, un tema de la segunda mitad del álbum: Freak City. Ambos con los estribillos más pegadizos del álbum y que seguro serán cita obligada en sus conciertos, pero quería destacar la reminiscencia funky de este último, donde las guitarras están más presentes y se entrelazan a la perfección en el estribillo cantando “You say//What’s the time?//Can’t see straight head spinning around”.

En una primera escucha puede parecer que los temas del álbum se entrelazan tanto que puede parecer que no se diferencian demasiado entre ellos. Pero este es un álbum que crece con cada escucha, siendo una muestra de lo buena que puede ser la escena musical nacional (indie, por supuesto) que ha llegado a conquistar las listas de ventas de América, Reino Unido y Japón. Un disco divertido, bailable y muy pegadizo, que no se hace nada pesado y que se puede escuchar en cualquier momento. Es un prêt-à-porter musical, sin duda.

Tracklist:

1-Everlasting

2-Tangles

3-Memories Of Lu

4-Internet Porn

5-Bronze

6-You’ll Never Know Me

7-Rising Up

8-Take Your Panties

9-Freak City

10-Hockney

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s