El día que me dio por prestar atención a las letras de las canciones

Un día de los que estuve en Seattle, íbamos por la autovía con una emisora de rock clásico sintonizada, donde ponían a artistas de la época de Bob Dylan más o menos. En cualquier caso, comenzó a sonar una canción. “¿La conoces Mané? Trata sobre una mujer que es bailarina y…“, pero no, no la conocía, ni me acuerdo de la canción ahora a decir verdad. Al acabar de relatarme de que iba la canción le dije: “Claro, siendo vuestra lengua materna el inglés, cuando escucháis música en inglés música, luego la describís por la letra, no por las melodías como hago yo “.

Pasaron los días y a partir de esa conversación me dio por prestar atención a las letras de las canciones además de a las melodías. Y sinceramente, mi decepción fue palpable en algunos casos.

Empecemos por lo nuestro, vayamos al panorama nacional, concretamente a las dos canciones que a día de hoy están en el top de ventas (en español):

En primer lugar encontramos desgraciadamente el último single de Juan Magán con Belinda, Si Yo Te Quisiera. Centrándonos solamente en la letra, encontramos un tema cuya temática predominante es el amor. Chico se enamora de chica etcétera, sin grandes pretensiones, del que me voy a quedar con los siguientes versos, nada más que decir:

Tú ere’ el que me da a mi candela
El que me pone a gozarIMG_0792.JPG
El que me prende to’ la’ luce’
Cuando yo la tengo apaga’

La siguiente en español ocupa el quinto lugar en la lista de Promusicae y se trata de Noche y Día de Enrique Iglesias. En esta ocasión, chico conoce a chica y se van de fiesta, básicamente:

Hay calor en la ciudad
Hay calor en la bahía
Venga, nos fuimos de fiesta
De noche y de día

Ahora, vayamos al panorama pop internacional, y para ello acudimos a Billboard, el análogo americano.

 

En primer lugar encontramos a Meghan Trainor y su All About That Bass, y aquí llega la comparación con el panorama pop en español. Mientras en nuestro top se codean canciones de amor (por decir algo), de fiesta y demás; en inglés encontramos temas como este que son una auténtica crítica a la sociedad y a los canones de belleza actuales, donde se busca a la mujer delgada y retocada a la natural. Pero esta cantante viene a poner de manifiesto este hecho con versos como este:

You know I won’t be no stick figure silicone Barbie doll
So if that’s what you’re into then go ahead and move along

El segundo lugar es para el Shake It Off de Taylor Swift del que también podemos extraer una enseñanza: Ignora las críticas, “sacúdelas de tu cuerpo”. Como ya le dediqué una entrada a este tema, no le dedico más tiempo aquí.

¿Qué quiero decir con esta comparación? Que si hacemos un barrido por las canciones que más suenan actualmente, es más probable encontrarte una canción sin trasfondo que hable de amor a una que realmente trate algo interesante. Aunque también he decir que los ejemplos de aquí son una mera coincidencia, porque también hay muchos temas en inglés cuya letra son una porquería o que carecen totalmente de profundidad y son planos, véase Nicki Minaj y su Anaconda o Blame de Calvin Harris, que viene a ser más de lo mismo.

IMG_0793.PNGY lo mismo para el bando hispanohablante. Coge cualquier canción de Love Of Lesbian y podrás comprobar que son auténticas obras poéticas, con mayor o menor trasfondo, pero siempre fuera de lo habitual.

Luego, otro aspecto en la composición musical es el de la edad. Era partidario de que la experiencia y el paso del tiempo hacía que las letras se refinaran, maduraran, pero veo poco de eso. Sólo hay que echar un vistazo a todo el talento joven que está saliendo actualmente y la calidad de letras que traen bajo el brazo. Hablo de artistas como Lorde, Birdy o los americanos Echosmith, todos ellos nacidos en la segunda mitad de los 90, pero también podríamos meter a Haim o Ellie Goulding, todas de finales de los ochenta y que, junto a melodías pegadizas, se ganan a la gente con letras que, en la mayoría de los casos, merecen la pena.

En conclusión, en todos sitios cuecen habas y por cada canción, en cualquier idioma, que trate un tema más o menos serio con una letra más o menos profunda, hay otros diez que tratan temas absurdos, para compensar. Espero que esta entrada os motive a escuchar más atentamente las letras de vuestras canciones favoritas y desgranar su significado, a ver si ese grupo/cantante del que tanto nos gustan sus melodías también podemos decir lo mismo de sus letras. Desde luego, para ver letras curiosas hay que adentrarse ya en los panoramas más alternativos como la psicodelia o la experimentación, donde siempre se rompe con cualquier esquema preconcebido, ya sea en melodía como en composición de letras.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s