Al fin he escuchado la discografía de The National…y me ha maravillado

Durante esta última semana y media de exámenes que al fin tocaron su fin este viernes, mi sustento musical ha sido The National. Cabe decir que a mi me gusta estudiar (lo que sea) con música, y al tener pendiente de escucha la discografía de los de Matt Berninger, no encontré mejor ocasión que esta.

Cabe decir que en el momento en el que empecé a escuchar su álbum homónimo, The National (2001), ya me había llamado la atención su sonido en Trouble Will Find Me (2013). Soy de los que le gusta escuchar la discografía de los artistas desde el primer álbum para comprobar la evolución del grupo, y cabe decir que de primeras pude observar un cambio de un sonido más inmaduro, un rock de melodías más sencillas en temas tan buenos como American Mary Cold Girl Fever a canciones más elaboradas y profundas como I Need My Girl I Should Live In Salt. Aunque, eso sí, siempre con la característica voz de barítono del vocalista de la banda.

La sorpresa llegó con el primer tema de Sad Songs For Dirty Lovers (2003), y es que Cardinal Song, con una duración de 6 minutos y 13 segundos se trata de la muestra de la maduración que experimenta la banda en dos años, un tema con una progresión contundente y que se hace de escuchar, es decir, no resulta pesada en exceso. De este álbum también cabe mencionar Murder Me Rachael Lucky You, con el que cierra el LP.

Conforme avanzaba escuchando los álbumes de la banda, me di cuenta que The National parece basarse en un concepto sonoro para cada álbum, creando álbumes lineales con momento donde su trabajo despunta. En Alligator (2005) este despunte máximo se encarga de cerrar el álbum y recibe el nombre de Mr November, uno de mis temas favoritos sin discusión posible. Un tema que, cuando es interpretado en vivo, Matt interactúa con el público: se tira a las masas, canta con una energía aún mayor que la que desprende la versión de estudio… Un must see en toda regla. Otras de las perlas a destacar son Lit Up Geese Of Beverly Road.

En lo que respecta a registro vocal, no encontramos grandes evoluciones en la discografía de los de Cincinatti (Mr November es una excepción el estribillo), pero en lo que a melodías se refiere, empieza a tomar un nuevo camino en el álbum que los llevará al éxito indiscutible: Boxer. Ya solo por tener entre sus temas a Fake Empire, es un álbum digno de darle una escucha. Un tema progresivo uptempo donde el piano y su riff tan pegadizo y conocido es el indiscutible protagonista, para dar paso al final del tema a una instrumentación conformada por lo habitual: batería, guitarra y bajo para introducir la novedad: instrumentos de viento. Luego llegamos a Mistaken For Strangers y su contrapunto con las guitarras eléctricas algo pesadas. Y finalmente, destacar los tres últimos temas que conforman el álbum, Racing Like a Pro, Ada Gospel, que se encargan de cerrar el álbum con una atmósfera más tranquila, un concepto más acústico que no duda en incluir violines para darle el cierre redondo que se merece.

Sin duda, la expectación estaba alta después del revuelo que dio este álbum, y los seguidores del grupo no se dieron por desilusionados con su siguiente trabajo. High Violet muestra una madurez musical increíble y muestra los elementos que empezaron a asomar en Boxer. Hablo de los violines y de los instrumentos de viento. De este álbum tengo que declarar como ganador indiscutible a England, de 5 minutos y 40 segundos de duración y que consigue resumir a la perfección el álbum. Un tema donde al fin encontré de nuevo al Matt agresivo de Mr November, aunque esta agresividad se reserve al final del tema. Y sin duda, la guinda a este álbum la colocan Bloodbuzz Ohio Terrible Love.

Y llegamos a su última etapa, Trouble Will Find Me, donde tienen los conceptos asimilados y crean un álbum elegante, de sonidos agradables y melodías progresivas que no se pueden olvidar. Consiguen configurar un álbum en que los temas se entrelazan unos con otros con total naturalidad, sin grandes sobresaltos. Destacaba al principio I Should Live In Salt I Need My Girl, pero añado a la lista también Demons.

Ya vemos con este repaso discográfico rápido de lo que son capaz The National en el apartado musical. En lo que respecta al apartado lírico, Matt escribe letras que en multitud de ocasiones dejan con intriga de buscar el significado oculto en sus palabras, en la mayoría de las ocasiones utilizando un vocabulario culto, con tramas que van desde el amor, a la amistad a la sutil crítica que hace de la sociedad americana en Fake Empire.

Total, que si no conocías a The National o habías escuchado muy poco de ellos (como yo hasta hace una semana y media), dale una oportunidad a los temas que adjunto y a los que menciono en la entrada. Si tienes inquietud en el indie-rock y te apetece algo original al resto y sin sobresaltos, tal vez este resulte ser tu descubrimiento (o re-descubrimiento en mi caso) de este 2014.

One comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s