“Hope” es el nuevo single de Natasha Bedingfield, y lo único que le queda

¿Me habré pasado con el título? Bueno, así llamará más la atención.

¿Os acordáis de Natasha Bedingfield? No pretendo hacer una nueva sección de #viejasglorias sumando esta entrada y la de Dover (o sí, me lo tengo que plantear), pero ha sido coincidencia. Total, ¿Unwritten le suena a alguien? Si no por ese título, también la podéis conocer como la canción que había de fondo en el anuncio de Pantene¿Vais refrescando la memoria? Os la dejo aquí abajo y leéis la entrada con el tema de fondo:

Sigamos haciendo un breve repaso antes de centrarnos en el motivo de esta entrada. Natasha Bedingfield es una cantante británica de pop bastante aceptable que vio el éxito más rotundo, arrollador y, seamos sinceros, un poco efímero, con una canción de su primer disco, la ya mencionada Unwritten. También bautizó su álbum debut con el mismo título, y de éste también se extrajo la pegadiza These Words (que de hecho, fue la canción con la que la conocí, porque venía su videoclip en un disco de prueba de la PSP).

Si bien su calidad musical fue aumentando en los dos siguientes discos (N.B en 2007 y Strip Me Away en 2011), su éxito fue disminuyendo de manera proporcional a el avance en madurez y producción de su música. Si bien algún que otro tema tuvo su éxito moderado (I Wanna Have Your Babies Strip Me Away) y otros aparecieron en la banda sonora de algún que otro filme (El caso de Pocketful Of Sunshine, que si bien tengo en mente como era la escena en la que aparecía de fondo, no caigo en el nombre de la película); pero ninguno supo devolverle el éxito de ese Unwritten tan amado y difundido (de hecho, lo vuelve a colar como hidden-bonus track en N.B. y en una versión acústica en Strip Me Away).

Y pasaron tres años (bueno, cuatro, que sigo sin acostumbrarme) y  hoy vuelve con un nuevo single, Hope. Si bien de momento se queda en un single suelto, sin LP ni EP a la vista, esta canción supone su vuelta al panorama musical. Con un sonido que tiene algún toque de sintetizador muy pop naive y con una guitarra eléctrica rítmica que se encarga de potenciar los estribillos, es una buena evolución que, si bien no supone una innovación extrema, si es una muestra de madurez interesante. Eso sí, esperamos que vuelva pronto con un nuevo LP, con la esperanza (madre mía como hilo) de que remonte cabeza.

One comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s