Katy Perry actúa en el intermedio de la Superbowl con una mezcla del todo ecléctica

Muchos sabríais que ayer se celebró la Superbowl en Estados Unidos, el partido de fútbol por excelencia al otro lado del Atlántico. Probablemente muchos de los que estéis leyendo estas líneas no tuvierais la menor idea de los dos equipos que se jugaron esta final (os lo resuelvo, los Seahawks de Seattle y los Patriots de New England).

Pero lo que seguramente sabríais era que Katy Perry fue la encargada de la actuación del intermedio del partido, otro evento muy venerado en el país americano. Y en eso nos vamos a centrar en esta entrada.

Bien, si Katy Perry ya le gusta el despliegue de medios exagerado, os podéis hacer una idea de lo que hizo gala en esta actuación. Pero señores, esta actuación habría que dividirlo en diferentes partes:

-La primera parte, la chula como dirían en un anuncio de Desigual. El caso es que esta primera parte es la que me ha encantado. Katy Perry abrió con Roar, con un león metálico gigante y luces por el campo que daban un buen efecto alrededor que no robaban protagonismo a la cantante. A continuación pasaba a Dark Horse. Suelo que cambiaba por efectos, bailarines futuristas que se sincronizaban con el suelo y Katy, que se iba acomodando a la escena. Por último, recuperó de su primer álbum I Kissed a Girl en una versión más rockera donde era acompañada por Lenny Kravitz, que si bien, su aportación resultó casi anecdótica en comparación con la de Missy Elliot, se vio muestras de compenetración entre ambos cantantes, con cierto momento de sensualidad que ni asomaba lo ordinario de Miley Cyrus y Robin Thicke.

-La segunda parte, la más meh, la correspondiente a Teenage Dream (que me pareció que no hacía absolutamente nada en ese actuación), California Gurls, que aunque no me terminó de convencer el rollo playero-vamos-a-rescatar-Teenage-Dream fue un tema que el público coreó por todo lo alto. Y luego, la primera mitad de la colaboración con Missy Elliot, que de repente trae ese estilo tan hip-hop que contrastaba con los tiburones bailarines y las palmeras cantarinas que dos segundos antes copaban el estadio.

-La tercera parte, la que dices bueno, no está tan mal, se ha recuperado bien. Aquí incluiría la segunda mitad de la actuación con Missy Elliot, cuando te acostumbras al tercio al que se ha pasado Katy Perry y te recuerdas dos cosas: Que en Estados Unidos ese estilo lo peta, y que es un partido de fútbol y lógicamente esperas ver cosas de este estilo. Y por último, ese Firework que todo el mundo esperaba, que quedó tan motivador con una Katy subida en los aires rodeada de luces, fuegos artificiales y demás artificios que, por culpa de The Interview, no dejaba de reírme imaginándome a Kim Jong-un y a James Franco.

Pero en cualquier caso, así son las cosas y así me han parecido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s