Día: marzo 30, 2015

Rihanna, ¿qué pretendes con “Bitch Better Have My Money”?

A menos que hayáis vivido en una cueva esta semana, os habréis enterado de que Rihanna ha vuelto con nuevo single que promete traer tanta cola como hiciera Miley Cyrus con su último álbum. El caso es que se nos presenta a la Rihanna más atrevida en este Bitch Better Have My Money. Nada de la delicadeza y belleza de temas de su más reciente trabajo como Stay Diamonds, sino que es un tema puramente trap, por mucho que la gente se empeñe en calificarlo de rap. Es un tema sucio, de percusiones propias del hip-hop con una base electrónica que corre por cuenta de Kanye West, y ha conseguido transmitir toda su esencia en este corte.

En lo que respecta a la letra, nos encontramos ante una Rihanna muy dejada, con una letra altamente criticable en la que se nos muestra lo creído que tiene su carrera y su posición actual. Ella sabe que está muy esperada desde su último LP que ya data del 2012, y desde entonces se ha ido forjando esta imagen de rebelde, al más estilo del productor del tema Kanye West. Y es que un vistazo a la letra y hace que resulte imposible quitarse la sombra del gran productor y rapero y boicoteador de discursos.

Pero el motivo que me ha hecho hablar de este nuevo tema es la puesta en vivo que hizo ayer en la gala de los iHeart Radio Awards. Una gala de premios donde encontramos actuaciones de artistas como Kelly Clarkson Snoop Dogg, pero Rihanna era una de las artistas más esperadas, ya que supondría la primera vez que se presentaba en vivo este tema.

Y desde luego no defraudó la puesta en vivo. Trajo un helicóptero y con un estilismo esperpéntico basado en el verde reflectante que contrastaba con la oscuridad que rodeaba a la de Barbados, comenzó a cantar y a moverse por el escenario al ritmo de las percusiones profundas y bases electrónicas del tema.

Pero hay que declarar ciertos aspectos a favor de Rihanna. Si bien me parece un tema que debe olvidarse cuanto antes y procurar que no llegue a demasiado, el estribillo se queda en seguida y no me puedo quitar su voz diciendo “bitch better have my money!”. Y por otro lado, Rihanna sigue estando en buena forma y lo demuestra en el directo que hizo ayer, que si bien su puesta en vivo no me convenció demasiado y me pareció puro show para llamar la atención, el tema lo clavó a la perfección, y al César lo que es del César.

En fin, sólo cabe esperar a que tengamos más noticias del próximo nuevo trabajo de Rihanna. De momento tenemos el yin y el yang del álbum, el folk acústico de FourFiveSeconds y este trap de título Bitch Better Have My Money. ¿Nos encontraremos ante un álbum muy ecléctico de la cantante, o simplemente se dedica a jugar al despiste con este nuevo tema? ¿Qué pretendes Rihanna?

Crítica de “LOVETAP!” de Smallpools: El power-pop que estábamos esperando de un grupo que venía con ganas

Hace ya casi un año que hablé de Smallpools y de cómo los descubrí, así que no me detendré más en ello (aunque aquí dejo la entrada en la que hablo al respecto). Como nota, diré que hace un año ya notaba la calidad y la trayectoria de este grupo, y con la publicación de su debut LOVETAP! no parece que esté equivocado.

Recapitulemos un poco. Smallpools apareció en la escena con un single tan potente como Dreaming que se movía en la línea de unos Passion Pit y unos Phoenix bien revitalizados. Unos sintetizadores que arrasan con toques de guitarra eléctrica que describían la esencia power-pop del conjunto a gritos. Después vino el correspondiente EP, Smallpools, con cuatro temas que seguían en la misma línea. Cuatro temas que se recogerán en el debut LOVETAP!

Y es que, en este LOVETAP! encontramos todo lo que queremos escuchar ahora mismo. Y con “ahora mismo” me refiero a principios de primavera-verano, ya que son temas pegadizos y cañeros que se pegan en seguida y que animan el momento. Vale, de 14 temas que conforman este álbum ya conocíamos 6, pero eso no es ningún impedimento, ya que los temas restantes consiguen potenciar la sensación inicial que teníamos de estos.

El álbum abre con American Love, un tema que comienza muy interesante, con unos violines lentos y un suave piano que a los pocos segundos se borran y dejan paso a un punteo rápido de guitarra eléctrica junto a una percusión que hace que resulte imposible estarse quieto. Los falsetes junto a la explosión de las melodías me hace pensar en unos Passion Pit (como ya decía) que han sustituido los sintetizadores por guitarras eléctricas. Tal vez podríamos señalar a unos The Royal Concept en lo que a temática se refiere, pero Smallpools consigue establecerse con un estilo propio muy interesante.

Sin duda, Street Fight es otro de los temas indispensables de este álbum. Me encanta la esencia retro, los coros potentes y el estribillo con ese “I’ll be your Bruce Lee!” que se te queda enseguida. Lovetap! lleva esa esencia vintage a un nuevo plano, ya que me resulta muy fácil imaginármela de fondo en una escena en la que salga bailando Irene Cara en Flashdance. Es una perfecta canción de entrenamiento con los riffs rápidos de guitarra y los sintetizadores que marcan el ritmo.

Entre tanto momento explosivo, también resulta fácil encontrar momentos que, si bien no podemos considerar de pinchazo, podemos llamarlos momentos que no están tan bien como el resto. Y es que 9 to 5 no termino de entender como encaja en el álbum. Al principio me suena a algo folk con elementos electrónicos, con un estribillo que rompe en cierta medida, pero que no termina de convencerme. También podría señalar los temas que colean junto a él, What’s That a Picture Of? Admission To Your Party, que me parecen una explosión algo injustificada. Intenta abarcar mucho pero se le queda demasiado grande. Sintetizadores arrolladores que al final en vez de abrazarte te hacen eso, arrollarte. No suenan mal, pero como digo, no terminan de convencer.

En cambio, el cierre del álbum me resulta genial. No Story Time termina de animar una escena que, como decía en el párrafo anterior, no terminaba de convencer. Es fácil de imaginar como cierre de conciertos, con un interesante derroche de energía y un cierre que hace que el tema acabe en clímax. Por último, (Submarine) me parece uno de los mejores cierres de álbum que he encontrado nunca. Aquí, la parte vocal se encarga de dar cuerpo en un segundo plano con fuertes reverberaciones que hace que resulte algo onírico. En lo que respecta a la melodía principal, funciona como perfecto resumen y cierre del álbum. Sintetizadores que crecen, punteos de guitarra que entran en los momentos justos y una batería que se encarga de marcar el ritmo de este tema tan interesante. Momentos de clímax que preceden a otros de más calma que, asimismo, anteceden un cierre tranquilo del álbum.

Así que, en este álbum, podemos encontrar dos partes. Por un lado, la de los temas que ya conocíamos, que son en mayor parte los que sustentan este álbum y conforman la primera mitad del álbum Hablamos de temas como aquel Dreaming que ya mencionaba y tanto marcó la carrera de este grupo, u otros más nuevos como Killer Whales Karaoke, que aunque no entren tan a la primera como Dreaming, acaban resultando una delicia. Por otro lado, he aprendido a apreciar más Mason Jar Over & Over, que en primera instancia no me dijeron nada, pero ahora en el LP me resultan más atrayentes.

Y como decía, las segunda parte conformada por los temas inéditos, que en su mayoría conforman la segunda mitad del álbum y que, en general, no funcionan tan bien. Pero ojo, encontramos salvedades, como American Love Street Fight, que sin duda se coronan como mis temas favoritos del álbum, pero del resto de temas nuevos no estoy tan encantando como me hubiese gustado. Habrá que darle un tiempo.

Sin más, pasemos a la puntuación del álbum. Al tratarse de una banda nueva, repartiré la puntuación de “con respecto a lo anterior del grupo”.

Originalidad

En el álbum: El mismo sonido se apodera una y otra vez de los temas del álbum, que si bien se permiten diferenciar claramente, cada corte lleva un esquema similar. Si bien es verdad que encontramos temas como (Submarine) American Love con estructuras y temáticas algo distintas, el resto me parece poco novedoso entre sí. Pero me atrevería a puntuarles con un 0,8/1

Con respecto al resto: Esta vena de power-pop es está empezando a recuperar cada vez más, aunque no ocupe lugares entre los éxitos, si encontramos bandas reconocidas que llevan un sonido similar, como los ya mencionados Passion Pit, Phoenix The Royal Concept. Si bien parece que coge de todos, no acaba sonando a ninguno específicamente, por lo que me quedo con un 0,8/1

Impresiones

Primera impresión: Sin dudarlo, máxima puntuación. Ha sido un disco que escucharlo ha sido una delicia. Que los temas sean tan cortos (se mantienen en la franja de los tres minutos) hace que sea un disco dinámico, que no haya lugar a momentos donde baje el ánimo. Al menos en la primera escucha claro. En cualquier caso, es un disco que me ha encantado al primer golpe. 2/2

Tema a tema en profundidad/Impresión General: Son temas pegadizos, y llevo toda la entrada dejando claro este hecho. Temas que son para bailar, para cantar y para disfrutar. Que nos ofrecen un pop fresco, que se aleja de todo lo EDM para darnos una dosis de power-pop en vena para disfrutar del verano que se acerca. Pero, como ha ye dicho, encuentro que está un poco descompensado el álbum, ya que la primera mitad entra bastante mejor que la segunda, donde tengo la sensación de que los temas son algo más de relleno. Tampoco son prescindibles, pero no calan tan bien como Street Fight Karaoke. Por lo que respecta a las canciones, se ve que están bien producidas y que consiguen, por lo general, llegar a la gente con dosis de energía y positivismo. 4/5

Lista de reproducción y compra: Al rededor del 50% de este álbum forma parte de mi lista de reproducción general. Como digo, la corta longitud de los temas hace que sean fáciles de escuchar en cualquier momento, y si a esto le sumamos el buen rollo que expiran, te das cuenta de que los vas a escuchar a diario. En lo que respecta a la compra, me parece un debut muy interesante de un grupo que seguro que acaba formándose un buen nombre en el panorama indie, por lo que yo me lo compraría. 1/1

Puntuación total: 8,6/10

LOVETAP!