Crítica de “Kindred” de Passion Pit: Como una maratón, entre lo explosivo y la tranquilidad electrónicas

Al fin. Han tenido que pasar tres años desde la publicación de Gossamer para que tengamos una nueva entrega de los Passion Pit, pero os puedo afirmar desde los primeros adelantos que nos han ido dando (primero a cuentagotas a base de trailer y luego nos dieron Lifted Up (1985) Where The Sky Hangs seguidos), la espera ha merecido la pena.

Porque sí, yo me declaro fan del sonido de los de Michael Angelakos desde que los descubriera gracias a un amigo con Sleepyhead así que, si bien voy a intentar ser objetivo en la medida de lo posible, esta entradilla es más bien para avisaros de la perspectiva sobre la que se va a ver este álbum.

Es un álbum de contrastes, y eso es algo que supimos desde un primer momento con la contraposición que creaban Lifted Up (1985) con Where The Sky Hangs. El primero, con un sonido más explosivo que invita a bailar dando brincos, y el segundo algo más lento pero muy fácil de llevar, menos explosivo pero que resulta una delicia para cantar (aunque seamos incapaces de llegar a los falsetes de los que presume Angelakos). Y por otro nos pone de manifiesto la temática general, en lo que se refiere a lírica del álbum. Un trabajo mucho más personal que fluctúa entre la relación sentimental con su mujer y emociones y recuerdos que evoca el propio Angelakos, que lo llevan a reflexionar sobre sí mismo.

Es un álbum que se hace fácil de escuchar, donde el hilo conductor del álbum, a saber, sintetizadores (más controlados que en sus trabajos anteriores) y la parte vocal evolucionan y sufren una progresión que resulta, en la mayoría de las ocasiones natural. ¿Cómo pasar de la energía de Lifted Up (1985) a la tranquilidad de Where The Sky HangsPues con Whole Life Story, cuyo estribillo, las palmadas, el estribillo que se queda a medio camino pero que te invita a seguirlo, funciona como perfecta transición entre ambos temas. O por otro lado, ¿cómo hacer que Until We Can’t (Let’s Go) no parezca como un parche y una dosis de energía injustificada? Pues poniéndole uno de los temas más lentos (y ojo, uno de los más bonitos del álbum) y darle una salida que conecte con la introducción del siguiente tema, hablo de Dancing On The Graves.

Angelakos y los suyos han sabido configurar muy bien este álbum. No han cometido el error de Gossamer, por decirlo de algún modo, donde te vendían toda la carne en la primera mitad y llegaba a un momento del álbum algo convulso que no te acababa de convencer. En este Kindred, los momentos en los que el álbum parece que te lleva a una onda cuyo único destino es el aburrimiento, te meten la dosis de adrenalina suficiente para seguir avanzando. Es como una maratón, donde Passion Pit mantiene un ritmo constante donde fluctúan entre momentos en los que se relaja para volver con más fuerza, llegando al final de la carrera sin problema.

Y ese concepto de “volver con más fuerza” es el que está presente en los dos temas que, de algún modo, funcionan como pilares del LP. Hablo de Five Foot Ten (I) Ten Feet Tall (II). El primero es un tema que empieza despacio para acabar desembocando en un despliegue de sintetizadores del todo festivo y un estribillo que me recuerda completamente a Smallpools. El segundo es el tema donde Passion Pit se permiten que se les vaya la cabeza, me explico. Un tema de atmósfera envolvente, basado en una percusión apoteósica y en un vocoder que recuerda a la colaboración que hicieron con Madeon, Pay No Mind. Pero aún siendo un momento de locura, por calificarlo de alguna manera, consiguen mantener la calma y la entrega para ofrecernos uno de los mejores momentos del álbum y uno de los mejores cierres de álbum que se puede echar alguien encima.

En un álbum que apenas cuenta con 10 temas poco lugar hay para el relleno, pero tal vez podríamos destacar momentos que no me terminan de convencer. Quien dice momentos dice dos temas en concreto: All I Want Looks Like Rain, que suenan muy bien, pero a nivel de enganche no me terminan de convencer. Tal vez dándole unas cuantas oportunidades más me anime a escuchar estos temas a nivel individual. Pero ojo, a nivel colectivo son temas que terminan de darle sentido al álbum, pues si no se quedaría como energía liberada de forma descontrolada e injustificable.

Y poco más puedo decir de este álbum que no haya dicho ya, así que pasemos a las valoraciones:

Originalidad

En el álbum: Passion Pit consigue seguir con un mismo hilo conductor todo el álbum sin caer en la tentación del auto-plagio o cruzar la frontera entre temas y hacer que se parezcan entre ellos. 1/1

Con respecto al resto: Tienen estilo propio y son fuente de inspiración para nuevos grupos, y con este Kindred marcan un nuevo camino a seguir. 0,75/0,75

Con respecto a lo anterior: Este álbum es la evolución lógica de sus trabajos anteriores, no podríamos haber esperado nada igual a Gossamer ni un retroceso a lo naïve de MannersHan sabido mantener lo mejor de sus trabajos anteriores y darle una perspectiva nueva para que este Kindred resulte novedoso y refrescante para el público. 0,75/0,75

Impresiones

Primera Impresión: Por favor, son Passion Pit, era muy difícil que decepcionasen a la primera en su tercer álbum de estudio, y desde luego en la primera escucha no lo han hecho. 1,5/1,5

Tema a tema en profundidad/Impresión general: No son temas simples, eso desde luego. Esto es algo que se nota en los más explosivos como Until We Can’t (Let’s Go), pero incluso los temas que parecen más simples como son Looks Like Rain Dancing On The Graves cuentan con una producción fantástica. A nivel lírico, nos muestran a un Michael Angelaños romántico, que lucha con la fama para mantener a su mujer, y huye del cliché de las canciones de amor de “madre mía cuanto te quiero, qué haría sin ti”. Aunque hay momentos, como el ya mencionado All I Want que no me termina de convencer, es algo que se olvida inmediatamente al oír Ten Foot Tall (II) 4,8/5 

Lista de reproducción y compra: Sí, me lo compraría, lógicamente. Y sí, ya hay más temas del LP dentro de mi lista de reproducción que fuera de ella 1/1

Puntuación Total: 9,8/10 (Sí, me cuesta dar un 10 redondo, pero lo podemos redondear sin ningún problema).

Kindred

2 comments

  1. Me quedo con Gossamer aun reconociendo que este es un gran disco. El entramado de Kindred es complejo y probablemente el ejercicio emocional que haya hecho Angelakos en él sea más admirable, pero a grandes trechos no me parece tan espectacular. El anterior (desde mi punto de vista) tenía más temas que marcaban la diferencia. Pero lo dicho: es un discazo muy disfrutable.

    Saludos,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s