Analizando el hit: “See You Again” de Wiz Khalifa, la elegía que todos quisiéramos que nos dedicaran

Siempre se habla de Miguel Hernández como el escritor que hizo “la elegía que a todos nos gustaría que alguien nos dedicara al morir”, por aquella obra suya Elegía a Ramón Sijé. Pero, casi un siglo después, podemos marcar un nuevo hito en la historia de este subgénero de la lírica: el See You Again, de Wiz Khalifa con Charlie Puth.

Como estrenamos nueva sección (la cual tenía muchas ganas de hacer, por cierto) vamos por orden. Primero toca hablar del aspecto más melódico del tema. Tan solo en este aspecto ya invita a la recepción del oyente y al éxito. Es un tema de contrastes. Por un lado, la parte donde el piano y el falsete delicado de Charlie Puth se adueñan del tema, cantando una línea que en seguida se queda; y por otro lado, la colaboración en el tema del rapero Wiz Khalifa, que si bien no es santo de mi devoción, me tengo que quitar el sombrero. Su parte, caracterizada por un rap tranquilo nada agresivo y una línea melódica más animada pero que no desentona con esa primera parte más delicada. Más bien al contrario, cada parte consigue potenciar y complementar a la otra.

Y ahora, toca analizar el aspecto lírico. Os pongo en situación. Este tema pertenece a la banda sonora de Fast and Furious 7, y, si no me equivoco (es una película que tengo pendiente de ver que, aunque no me interese este género, las recomendaciones han sido numerosas) se encarga de cerrar el filme. Bien, todos recordaremos a Paul Walker, el actor que aparece en la saga y que, trágicamente, falleció en un accidente de tráfico.

See You Again es el homenaje que le hace todo el equipo de la película, así como amistades y demás gente con la que tuviera relación, al actor. Ya desde el primer verso, se nos informa de este hecho:

It’s been a long day without you, my friend

And I’ll tell you all about it when I see you again

Recordemos que Paul Walker moría a mitad del rodaje de esta película, siendo el resto de película donde debía aparecer creada a partir de efectos de ordenador (los cuales, según me han informado, quedan estupendos). Ese primer verso hace referencia al equipo que forma Fast and Furious, que echan de menos al actor, y siguen trabajando pero reconocen la dificultad de ello. Asimismo, dejan un atisbo de esperanza, una puerta abierta, a volver a reunirse con Paul Walker, en una vida futura e inteligible.

We’ve come a long way from where we began

Son 7 películas ni más ni menos las que conforman esta saga, y ya está confirmada una nueva entrega prevista para el año que viene. 7 películas que han conformado un camino nuevo de relaciones y vínculos, una evolución a nivel personal y sentimental que el equipo palpaba.

Y es que, este concepto de amistad es el tema predominante de estos versos. Pero ojo, que hay momentos en los que parece contradecirse, porque mientras al principio, bajo una perspectiva más personal que bien podría suponerse de Paul Walker o de Vin Diesel, se habla en unos momentos en los que se reconoce que esto no va a durar, mientras que en la segunda mitad del álbum considera eternos los lazos entre ellos. Tal vez, si no una contradicción, una referencia a niveles distintos. Un nivel material, por decirlo de algún modo, haciendo referencia a la limitación de la vida y de su duración, y un nivel espiritual, que conecta de nuevo con los versos iniciales.

I know we loved to hit the road and laugh

But something told me that it wouldn’t last

——

A friendship turned to a bond

And that bond will never be broken

The love will never get lost

Y ya toca hablar del cierre del tema, de los últimos versos que preceden al último coro, ambos cantados por Charlie Puth. Unos versos que cantan ese momento de luz al final del túnel, de ese adiós final de la persona, siempre con referencias a la carretera y a casa, conceptos a los que está ligada la figura de Paul Walker y Fast and Furious.

So let the light guide your way, yeah

Hold every memory as you go

And every road you take

Will always lead you home, home

Si te consideras seguidor de este blog (¿distintiber?), habrás podido inferir de mis entradas que no soy muy partidario de los hits que conforman el top charts. En este caso, See You Again es un tema que, de meterlo en mi biblioteca musical, mucho no duraría porque no soy demasiado seguidor de este estilo. Sin embargo, es un éxito justificable y muy bien merecido. Ya no como broche final de despedida de Paul Walker, sino que tanto a nivel melódico como a nivel lírico ofrece cierto aspecto novedoso, o al menos refrescante, ya que temas como este hacía bastante que no veíamos copando las cotas altas del Billboard.

Porque sí, esta nueva sección se va a basar en la verdadera lista de éxitos que es el Billboard, y no en esa parafernalia de lista que es la de Los 40 Principales o la lista de ventas española, donde siempre vamos con retraso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s