electropop

Hurts resucitan con “Some Kind Of Heaven”, nuevo single donde se desligan de trabajos anteriores

Todos los que hemos seguido la trayectoria del dúo de synthpop británico Hurts, estamos de acuerdo en que, si bien Exile era un trabajo mucho más maduro donde experimentaron con sonidos más interesantes, seguíamos teniendo muy presente Happiness, y era muy común pensar en su primer LP en numerosos momentos del segundo largo.

Y parece que esto es lo que han querido hacer con este nuevo adelanto de título Some Kind Of Heaven, donde si bien esa impronta de violines y esencia synthpop sigue estando muy presente, encontramos una melodía uptempo con una claridad que mucho dista de la oscuridad de ExileEncontramos coros, una percusión simple con un cierto estilo EDM, y un apartado vocal que, en ocasiones, puede resultar hasta juguetona.

Leía hace tiempo que Hurts, al menos durante el proceso de composición de Happiness y en algunos momentos de Exile, se encerraban en una habitación oscura para formar ideas. Este concepto de oscuridad lo llevaban por bandera, tanto a nivel melódico (basta señalar Wonderful Life The Road, ejemplos muy claros) como a nivel estilístico, desde las portadas de los álbumes como a nivel de puesta en escena, apareciendo Theo Hutchcraft Adam Anderson en trajes negros, con bailarinas enfundadas en negro, violinistas con indumentaria del mismo color…

Pero eso ya pertenece al pasado, y es que, presentando este Some Kind Of Heaven, describen este periodo como una odisea atrevida, que va desde la innovación de indumentaria (de hecho, a toda la contraria, con trajes blancos y Anderson con un look muy hipster) hasta la innovación melódica, y tenemos este nuevo single para juzgar los nuevos pasos de este dúo, del cual auguro un interesante tercer álbum.

Anuncios

Adam Lambert hace amago de regresar con “Ghost Town” que suena a nada y a todo

Si no recordáis a Adam Lambert, no os preocupéis. El que debería de preocuparse soy yo, que voy a dedicar una entrada a por un lado la música pop y por otro a un producto de un talent show americano.

En cualquier caso, Adam Lambert es un cantante que, personalmente, encontré muy interesante en un principio. Su debut For Your Entertainment traía un pop que, si bien con la fórmula habitual de triunfito, traía momentos la mar de interesantes. Pasó el tiempo y vino con Trespassing bajo el brazo, el cual lo encontré un álbum donde el artista experimentó una interesante transformación, siendo un álbum bastante apreciado por la crítica. Pero su figura se comenzó a desvanecerse poco a poco  sin nuevas publicaciones hasta que hace un par de meses anunciaba su regreso en junio con The Original High, cuyo primer adelanto es este Ghost Town:

Y tras este breve repaso a su carrera podemos decir que Adam Lamber necesita un pelotazo, hablando en plata. Han pasado tres años desde aquel Trespassing, y ha aparecido un público nuevo y nueva competencia musical en el mundo del pop, como la figura de una Ariana Grande que resultó rompedora. Adam Lambert necesita llamar la atención para atraer de nuevo a ese público que se ha ido dispersando desde su última publicación, y con Ghost Town caben las dudas de si lo ha conseguido.

Es un tema que empieza algo tranquilo y que se va intensificando hasta llegar a un estribillo donde los silbidos son los principales protagonistas. Lo que me gusta de este tema es que es muy fácil de escuchar y de seguir, pero no lo veo triunfando. Le falta algo, pero no sabría decir el qué. Tiene las mismas posibilidades de triunfar entre el público como de no hacerlo. Quiero decir, en este mercado actual de pelotazos cada vez más originales (Meghan Trainor por citar a alguien), esta base que me resulta algo insulsa, poco tiene que ofrecer. 

Pero en fin, habrá que esperar a ver el álbum en conjunto, donde encontramos productores responsables de algunos de sus primeros éxitos y artistas de la talla de Tove Lo colaborando en un tema y Bryan May en otro. Parece que hicieron buenas migas en la gira de honor a Queen. Habrá que comprobar si también hacen buenas migas en el estudio.

Análisis del vídeo de “Lifted Up (1985)” de Passion Pit: Un rave indie con mucha luz y color

Captura de pantalla 2015-03-26 a las 17.43.13

Cuando intentas fijar la mirada en el objetivo y acabas mirando a Cuenca

Que cualquier novedad de Passion Pit se espera con ansia no es ninguna sorpresa. Y es que se recibieron con ganas los dos primeros adelantos que tuvimos del tercer álbum de este grupo y, hoy, tenemos la misma sensación para con el estreno del vídeo de Lifted Up (1985), que lleva el estilo de la canción: mucha luz y mucho despliegue de colores que, en primera instancia, choca.

Captura de pantalla 2015-03-26 a las 17.42.43

Cuando intentas estar tranquilo mientras te mira un stalker

En el vídeo nos encontramos con un Michael Angelakos en medio de una pista de baile donde se entremezclan los toques de oscuridad con los de plena claridad, creando momentos algo incómodos para el espectador, al haber tanto destello indiscriminado. En cualquier caso, quiero destacar algo original en este vídeo: la forma en la que se plasma algo tan simple como una fiesta.

Captura de pantalla 2015-03-26 a las 17.43.59

Cuando te tiran una foto y no estabas preparado

Y es que hay que destacar dos aspectos. Por un lado, el constante primer plano del vocalista de Passion Pit y por otro el juego de luces que se establece, con difuminados y demás. Tras esta apariencia simple encontramos una realización compleja que se puede apreciar si se presta atención.

En lo que respecta a un trasfondo del vídeo, poco se puede sacar. Tal vez cierta complementación de la letra en lo que respecta a la parte en la que pone de manifiesto su carácter psicológico en el que debate sus problemas sentimentales, y tal vez el vídeo sea una forma de transmitir el hecho de estar sufriendo interiormente mientras el resto disfruta, llegando un momento en el que al final, o bien te incorporas al resto, o bien actúas sin que al resto le importe.

En cualquier caso, es un vídeo animado y dinámico, que consigue atraer la atención del espectador. Una buena muestra de lo que nos puede ofrecer el LP completo. Falta un mes para ver si estamos en lo cierto.