Ellie Goulding

Los álbumes imprescindibles de este 2015: Hagamos recuento

2015 toca su fin y toca hacer balance. Tocaría hablar de si hemos cumplido los propósitos que nos marcamos hace exactamente un año, poner en la balanza los malos y buenos momentos para ver a qué lado se ha inclinado este año. Pero eso lo dejaremos para otra entrada en unos días.

Hoy vengo a traeros mi top de discos de este año. Los discos que más me han encantado, marcado y que no he podido dejar de escuchar con un fuerte éxtasis recorriendo mi interior. De un total de 115 discos, aquí va una selección de 5 discos, por orden ascendente:

__________________

5: Hurts – “Surrender”

Ya era al fin necesaria la renovación de la música de las pistas de bailes. A nadie le importaba ni le gustaba su estilo synthpop oscuro. Bueno, a los hipsters ermitaños que habitan las grutas de sus dormitorios llenos de posters y polaroids de festis a los que han ido.

Hay que destacar que Theo Hutchcraft al fin se ha desmelenado, y el causante de ello no ha sido con otro que con un estilo influenciado por el eurodance (ese estilo tan en declive que estoy seguro que volverá a nacer en algún certamen de Eurovision), el synthpop y el disco. Canelita en rama. Pedidla la próxima noche que salgáis, que con Nothing Will Be Bigger Than Us cualquier discoteca se convertirá en un rave de colorines:

__________________

4: Ellie Goulding – “Delirium”

Un álbum que se defiende por sí mismo, sin duda. Cada tema diferente entre sí, que si uno con toque bélico, que si otro con toque bélico y un sintetizador, que si otro con toque bélico, sintetizador y tempo rápido para que pueda hacer un amago de hip-hop.

Y luego cuando meten esa joyita incombustible que sigue sonando como el primer día que es ‘Love Me Like You Do’ y casa perfectamente con el resto del álbum. Sí señores

__________________

3: Coldplay – “A Head Full Of Dreams”

Que lo del suspenso aquel que les puse en la crítica era broma, ¿vale? Era para quitarme a todo el colectivo de críticos hipster que también le pusieron una nota baja. El mundo del blogger crítico musical-hipster es muy duro maldita sea. Hay que lucha contra las influencias. ¿Qué podemos decir del disco que suena más a Coldplay que nunca? El más íntimo, producido por ellos mismos. Que le den a “Parachutes” “A Rush Of Blood To The Head”, este es el disco que define la autenticidad en persona:

__________________

2: Muse – “Drones”

Pasamos a otro disco que es todo buenas intenciones, temazos y autenticidad. Cuando escuché como abría el disco con ‘Dead Inside’ supe enseguida que este era su álbum bandera, claro que sí. Un disco que sonaba a nuevo, nada de refritos. No querían repetir fórmulas que habían funcionado en sus anteriores discos, querían poner las cartas sobre la mesa y decir “este es el sonido de nuestro nuevo álbum”. Si en “Showbiz” era el piano y la vena más punk, en “Black Holes and Revelations” hacían su particular homenaje al sin, en “Drones” se homenajean a sí mismos, que no lo habían hecho todavía:

__________________

1: Chvrches – “Every Open Eye”

Y ya por fin, el esperado número uno. Chrvches firman el que ha sido su mejor disco hasta la fecha y el que he tenido en bucle desde que salió. Temazos ligeros que conforman un disco que entra bastante fácil. Algún arpeggio de sinte por aquí y por allá que pasa del todo desapercibido. Y qué decir de la gran Lauren Mayberry y su voz dulce de tonos medios que lo único con lo que te taladra el oído es con suavidad.  Eso de las pistas de baile se lo dejan a otros, hacen música para el consumo ordinario, temas con construcciones dignas de alabanza y análisis mirando por la ventana mientras llueve. Autenticidad, originalidad y ganas de quedarse en su tierra natal, nada de ganas de comerse el mundo.

Disco imprescindible y que por ello ocupa mi top de este año. Seguiremos informando para el 2016 que no creo que se presente tan potente como este porque mi Chrvches no van a estrenar nuevo disco para mi desgracia.

“Powerful” de Major Lazer y Ellie Goulding: Objetos flotando en una cafetería años 50

x59m1

Cuando intentas invocar tus poderes “super saiyan” sin éxito

Desde que Ellie Goulding publicara hace dos años aquel Halcyon con el que triunfó, las cosas como son, se ha estado estudiando cada paso que ha dado la británica, para ver nuevos indicios del nuevo álbum con el que nos recibirá próximamente. Es cierto que contamos con material inédito que forma parte de las películas Divergente 50 Sombras de Grey, pero colaboraciones como este Powerful, con Major Lazer, de quien también la gente va detrás para encontrar un digno sucesor de aquel aplastante Lean On.

cIyiW

Cuando pides el café con leche fría y en su lugar echan magma volcánico

A nivel musical, hay que admitir que este Powerful no entra tan bien como ya lo hiciera Lean On, es un tema que lleva un onda más profunda, con un house más oscuro y, en cierto modo, menos pegadizo que en el tema en el que colabora , pero aún así, Diplo no puede evitar otorgarlo su fórmula para que cuente con unos estribillos pegadizos en los que confluyen fantásticamente la parte vocal quebradiza y frágil de Ellie Goulding con la aportación (la cual a un servidor le recuerda a Bruno Mars) del cantante de soul Tarrus Riley.

Captura de pantalla 2015-07-24 a las 17.05.50

Cuando el fantasma de Juan Valdez te sirve el café

En lo que respecta al vídeo, volvemos a la tendencia de no contar nada. Diría, por seguir en parte la letra, que quiere transmitir la idea de que el amor nos hace poderosos, juntos somos invencibles, etc, etc. Y digo con respecto a la letra porque es ver el vídeo y notar una conexión nula entre Ellie Goulding Tarrus Riley. Así que, si el trasfondo del vídeo no es lo que comento siendo esa actuación una mala interpretación, efectivamente estamos ante un vídeo que no dice nada. Con menos bailes y menos escenarios que en Lean On, pero mención a parte se merecen los efectos especiales que copan el vídeo, como son tazas y camareras volando, cafés que se empiezan a calentar solos…

Captura de pantalla 2015-07-24 a las 17.05.42

Cuando vas al baño y el secamanos está roto y no tienes con qué secarte

En definitiva, un vídeo más “controlado”, por diferenciarlo con el de Lean On de un tema ídem. En un apartado técnico, este Powerful es un tema mucho más interesante, a nivel de producción, con una melodía más lenta y sensual que, por cierto, permite bajar las revoluciones del álbum del que ha sido tomado, Peace Is The Mission. Si Major Lazer buscaba un nuevo pelotazo, con este Powerful no lo ha encontrado, y menos aún con el vídeo. Pero en lo que respecta a la trayectoria de Ellie Goulding, si supone un paso muy notable de su Halcyon, que permite que se desmarque en parte de la electrónica en ocasiones tan barata de su re-edición. Habrá que estar pendientes de los nuevos pasos que tomen ambos artistas.

Ellie Goulding lanza single para 50 Sombras de Grey, y es de todo menos sensual

Vale, no me he leído 50 Sombras de Grey, y tampoco es una prioridad en mi vida. Pero el caso es que han hecho una película del libro y, aunque parezca que se haya estrenado hace un par de años, la verdad es que se estrena a mediados de Febrero.

En cualquier caso desde que he redirigido el blog a la música este no es el tema que nos ocupa. Si bien se lanzaba una versión del Crazy In Love de Beyoncé por Kadebostany (sí, todos nos hemos quedado con la misma cara) con un aire militar y envolvente muy interesante y que, en cierta medida, te lo puedes imaginar fácilmente en una escena de transición, con Love Me Like You Do de Ellie Goulding es un poco más complicado.

Quiero decir, el tema no es que sea malo… pero tampoco nos encontramos ante una joya de la británica. En cuanto a letra, encontramos una clara temática amorosa que en ocasiones roza lo sexual (Touch me like you do//What are you waiting for?). Pero referido a producción, bien podría haber sido un descarte (potente, eso sí) de su Halcyon Days. O si me dices que es de la nueva película de Doraemon no me extrañaría del todo.

Vale, vamos a romper una lanza a favor de Goulding declarando que es un buen refinamiento de su estilo. El justo alejamiento del electro-dubstep de su último álbum (que ya se volvía una tendencia cansina con la re-edición), sin volver de nuevo al estilo naive del primer álbum (aunque eso sí, también me gustaban esos efectos de voces de temas como Starry Eyed).

Vamos, que ni chicha ni limoná. Que es un tema para pasar el rato vaya. Recomiendo darle una oportunidad y después releer la entrada para ver si os ha dejado tan tibios como a mí.

El día que me dio por prestar atención a las letras de las canciones

Un día de los que estuve en Seattle, íbamos por la autovía con una emisora de rock clásico sintonizada, donde ponían a artistas de la época de Bob Dylan más o menos. En cualquier caso, comenzó a sonar una canción. “¿La conoces Mané? Trata sobre una mujer que es bailarina y…“, pero no, no la conocía, ni me acuerdo de la canción ahora a decir verdad. Al acabar de relatarme de que iba la canción le dije: “Claro, siendo vuestra lengua materna el inglés, cuando escucháis música en inglés música, luego la describís por la letra, no por las melodías como hago yo “.

Pasaron los días y a partir de esa conversación me dio por prestar atención a las letras de las canciones además de a las melodías. Y sinceramente, mi decepción fue palpable en algunos casos.

Empecemos por lo nuestro, vayamos al panorama nacional, concretamente a las dos canciones que a día de hoy están en el top de ventas (en español):

En primer lugar encontramos desgraciadamente el último single de Juan Magán con Belinda, Si Yo Te Quisiera. Centrándonos solamente en la letra, encontramos un tema cuya temática predominante es el amor. Chico se enamora de chica etcétera, sin grandes pretensiones, del que me voy a quedar con los siguientes versos, nada más que decir:

Tú ere’ el que me da a mi candela
El que me pone a gozarIMG_0792.JPG
El que me prende to’ la’ luce’
Cuando yo la tengo apaga’

La siguiente en español ocupa el quinto lugar en la lista de Promusicae y se trata de Noche y Día de Enrique Iglesias. En esta ocasión, chico conoce a chica y se van de fiesta, básicamente:

Hay calor en la ciudad
Hay calor en la bahía
Venga, nos fuimos de fiesta
De noche y de día

Ahora, vayamos al panorama pop internacional, y para ello acudimos a Billboard, el análogo americano.

 

En primer lugar encontramos a Meghan Trainor y su All About That Bass, y aquí llega la comparación con el panorama pop en español. Mientras en nuestro top se codean canciones de amor (por decir algo), de fiesta y demás; en inglés encontramos temas como este que son una auténtica crítica a la sociedad y a los canones de belleza actuales, donde se busca a la mujer delgada y retocada a la natural. Pero esta cantante viene a poner de manifiesto este hecho con versos como este:

You know I won’t be no stick figure silicone Barbie doll
So if that’s what you’re into then go ahead and move along

El segundo lugar es para el Shake It Off de Taylor Swift del que también podemos extraer una enseñanza: Ignora las críticas, “sacúdelas de tu cuerpo”. Como ya le dediqué una entrada a este tema, no le dedico más tiempo aquí.

¿Qué quiero decir con esta comparación? Que si hacemos un barrido por las canciones que más suenan actualmente, es más probable encontrarte una canción sin trasfondo que hable de amor a una que realmente trate algo interesante. Aunque también he decir que los ejemplos de aquí son una mera coincidencia, porque también hay muchos temas en inglés cuya letra son una porquería o que carecen totalmente de profundidad y son planos, véase Nicki Minaj y su Anaconda o Blame de Calvin Harris, que viene a ser más de lo mismo.

IMG_0793.PNGY lo mismo para el bando hispanohablante. Coge cualquier canción de Love Of Lesbian y podrás comprobar que son auténticas obras poéticas, con mayor o menor trasfondo, pero siempre fuera de lo habitual.

Luego, otro aspecto en la composición musical es el de la edad. Era partidario de que la experiencia y el paso del tiempo hacía que las letras se refinaran, maduraran, pero veo poco de eso. Sólo hay que echar un vistazo a todo el talento joven que está saliendo actualmente y la calidad de letras que traen bajo el brazo. Hablo de artistas como Lorde, Birdy o los americanos Echosmith, todos ellos nacidos en la segunda mitad de los 90, pero también podríamos meter a Haim o Ellie Goulding, todas de finales de los ochenta y que, junto a melodías pegadizas, se ganan a la gente con letras que, en la mayoría de los casos, merecen la pena.

En conclusión, en todos sitios cuecen habas y por cada canción, en cualquier idioma, que trate un tema más o menos serio con una letra más o menos profunda, hay otros diez que tratan temas absurdos, para compensar. Espero que esta entrada os motive a escuchar más atentamente las letras de vuestras canciones favoritas y desgranar su significado, a ver si ese grupo/cantante del que tanto nos gustan sus melodías también podemos decir lo mismo de sus letras. Desde luego, para ver letras curiosas hay que adentrarse ya en los panoramas más alternativos como la psicodelia o la experimentación, donde siempre se rompe con cualquier esquema preconcebido, ya sea en melodía como en composición de letras.

 

Crítica “Halcyon Days”, el nuevo trabajo de Ellie Goulding

En 2010 se nos presentaba la británica Ellie Goulding con su primer disco Lights (con posterior re-edición Bright Lights), una delicia de disco donde la canción que da nombre al disco fue muy aclamada por la crítica, y que además contaba con otros tantos temas como Starry Eyed que convertían al disco en lo que es: una delicia.

Llegamos a 2012 y nos presenta su Halcyon, un disco donde madura y experimenta con sonidos más dubstep y colaboraba con músicos como Calvin Harris para la producción del disco. Estamos en 2013 y nos presenta Halcyon Days, su re-edición.

El disco original contaba con 17 temas y abría con Don’t Say A Word, tema que empieza con la voz de Ellie dando alaridos a la que se añade unos tambores con tintes de guerra.

Continúa con My Blood, cuyo estribillo es animado y se te pega enseguida. Percusión simple electrónica y una guitarra de fondo junto a los sintetizadores que ofrecen la melodía principal.

Anything Could Happen fue el segundo adelanto que tuvimos del álbum. De nuevo juegos vocales, pero el tema tiene un tinte alegre, no tan oscuro como encontramos en otros cortes del álbum. Muy recomendable la canción, y por si alguien no se acuerda de como suena, aquí está:

Only You abre de nuevo con la voz de Goulding, con efectos añadidos. De nuevo percusión electrónica simple, pero con estribillo pegadizo con la voz de Ellie que sufre un pitch. A parte del estribillo, nada que destacar.

Llegamos al tema que da nombre al disco, Halcyon. Una guitarra y la voz de la británica y un pequeño sintetizador que separa los versos. Tintes acústicos hasta que llegamos al estribillo y dice It’s gonna be donde a la guitarra se le añaden sintetizadores y una percusión que no suena demasiado electrónica. Un corte de carácter “acústico” (dentro de lo que encontramos en el álbum) muy recomendable.

Si Halcyon era una guitarra y en esencia acústica, en Figure 8 vemos su contraste. Estribillo dubstep, sintetizadores y la maravillosa voz de Goulding. En el primer verso podría recordar a los tintes de “guerra” y “rebeldía” de Don’t Say A Word, pero esto desaparece en cuanto llega al estribillo:

Una de cal y otra de arena, y es que en Joy solo encontramos un piano, instrumentos de cuerda, una batería y un coro. Para digerir el derroche de electricidad y energía de Figure 8.

Hanging On, tema compuesto por Billboard, nos devuelve a la esencia pop. En el estribillo, percusión dubstep, pero no los sintetizadores que caracterizan a este tipo de temas.

Explosions fue lanzado como cuarto single del álbum. Abre con un coro que parece sacado de una ópera, al coro se junta los versos cantados por Goulding. El corte va in crescendo hasta llegar al estribillo donde se añaden cuerdas y un piano. Del estilo de Joy, definitivamente. Y también de la canción que la sigue, I Know You Care, solo que el coro es de jóvenes y no se mujeres de ópera.

Atlantis nos vuelve a animar después de dos temas de carácter más lento. Aunque no tiene nada a destacar, es del estilo de My Blood. Tal vez mencionar el arpa que suena en la canción, que podría recordar al de Florence + the Machine.

Un bajo sintetizado y la voz con reverberación de Ellie es lo que nos acompaña a lo largo de Dead In The Water. Al segundo minuto se le añaden unos violines que le dan vida al corte. Y al minuto 3, un coro que la acompaña. Por seguir con las comparaciones de su contemporánea Florence Welch, decir que me recuerda al estilo de Never Let Me Go pero sin batería, y además, las letras comparten tema.

Ellie tiene el placer de recuperarnos de su primer disco el tema que le dio fama: Lights. Sintetizador ligero, un bajo (de verdad, de los que tienen cuerdas) que lo acompaña y un estribillo que se anima:

Continuamos con I Need You Love, tema donde la británica colabora con el productor Calvin Harris. La canción abre con un toque de guitarra eléctrica pero la melodía es muy de su estilo que podemos encontrar en su 18 Months (que por cierto, cuenta con una colaboración de Florence Welch, ya aprovecho).

Ritual nos anima, pero al estilo de Ellie. Sus tambores, su voz, su arpa y un estribillo animado, del estilo de Lights.

In My City es el resultado de Halcyon si se le hubiese dado el toque electrónico dubstep que encontramos en el álbum. Guitarra que abre el tema, estribillo estilo Figure 8, pero sin ser tan duro.

En Without You Love encontramos un piano que me recuerda a un estilo algo Disco, pero que desaparece para dar paso a una percusión de baile de estilo de Samba que se animan en el estribillo, tema original dentro del disco por los tambores y su esencia. Pero a parte de eso, nada a destacar.

Y ahora llegamos a los temas de la re-edición. Se nos muestra que la británica aún tenía más que ofrecer. Lo vemos en Burn, tema que se te pega al instante. Sintetizador que va en aumento hasta llegar al estribillo, donde se le van aplicando diferentes pitch a su voz. Primer single de la re-edición y emitido mucho en radios:

Con Goodnes Gracious seguimos con el buen rollo, tiene tintes de himno. Abandonamos la tristeza que podíamos encontrar en cortes del álbum simple. Melodía pegadiza y palmas que lo acompañan que combinan perfectamente. Este tema ha sido escrito por Nate Ruess, cantante de Fun.

Las primeras notas de You My Everything no dejan claro si va a tocar ahora un tema algo más triste, pero al poco de avanzar vemos que no. Y se agradece. Percusión y melodía se combinan hasta llegar al estribillo y vemos un ritmo rápido en el estribillo.

En Hearts Without Chains volvemos a encontrar otro tema lento, balada. Un piano y una batería discreta que se anima hacia el final. Unas cuerdas que se añaden. Como Explosions, pero este merece mucho más la pena.

Stay Awake estaba incluido en una edición deluxe del álbum original. De nuevo nos transmite el ánimo de la re-edición. Percusión dubstep en el estribillo del estilo de You My Everything.

Under Control es de tempo lento, va in crescendo, y el estribillo con percusión dubstep. Suena a más de lo mismo, pero tiene un toque interesante.

Flashlight es un tema producido por DJ Fresh, con un estribillo más del estilo dubstep de Figure 8 que los estribillos de los temas de la re-edición. Nada más que destacar.

En How Long Will I Love You me detengo para decir que es de nuevo una balada, pero con un tono más alegre y que demuestra la calidad vocal de la cantante. Hay que decir en este disco se ha esmerado con las baladas.

En Tessellate vemos un estilo más R&B, más relajado que en temas anteriores. Algo más relajado que se agradece y se aprecia, porque el tema merece mucho la pena.

La producción de BURNS, Midas Touch, es la que se encargar de cerrar el disco. Sigue un estilo R&B como el del tema anterior pero con un toque electrónico.

En este disco la británica se ha lucido. Pero en ocasiones resulta algo repetitivo y, algunos temas, carecen de originalidad, aunque eso no quiere decir que no sean buenos. Desde aquí le pongo un potente 8,75 sobre 10.

Personalmente me han encantado esos dos últimos temas con el toque R&B que le da al disco una originalidad bastante peculiar que se agradece. También decir que no tiene ningún tema a eliminar a sustituir, porque si lo haces quedaría “cojo” el álbum.

Es un gran disco y desde aquí os digo que merece la pena comprarlo. Asimismo, también digo que escucharemos más de ella en las radios gracias a esta re-edición.

 

Ellie-Goulding-Halcyon-Days-Deluxe-0