fun

Nuevo adelanto del debut de Nate Ruess, “AhHa”: ya solo cabe esperar un disco muy potente

Ya hablamos en entregas anteriores del inminente debut de Nate Ruess, vocalista de fun. que cosechó un buen éxito con su sophomere album Some Nights. Y ahora vamos a encontrar una reminiscencia directa de éste en este nuevo adelanto del americano AhHa:

Se trata de un tema más directo, que, personalmente, encuentro menos pasteloso que aquel Nothing Without Love que lanzara hace un par de meses. Con cierto toque tribal, cierto piano que avanza rítmico y simple y una parte vocal dura y aguerrida, es difícil no imaginárselo como una cara B del single de Some Nights, tema del que hecho toma una línea vocal (si el oído no me falla).

Grand Romantics sale el 16 de junio de este mismo año, así que por entonces podremos ver si estos dos temas que ya conocemos forman parte de un trabajo mayor que viene a ser un fun. reciclado, o, tal vez lo contrario, y Nate Ruess nos sorprenda con una extrema originalidad en su debut en solitario. Pero, por lo que a mí respecta y por lo que llevamos viendo, no lo creo.

Lo nuevo de Nate Ruess suena 100% fun y se llama “Nothing Without Love”

Ya lo dije hace un par de días: Nate Ruess daba comienzo a su carrera en solitario, y su carta de presentación no es otra que el tema Nothing Without Love. Hasta tenemos vídeo del mismo:

El caso es que, después de tanto tiempo de silencio de fun. y excluyendo alguna colaboración esporádica de Nate Ruess con Pink o con Eminem, este es el único atisbo de material original que tenemos del cantante. Si lo hubieran presentado como el nuevo single de su banda, no nos hubiera extrañado en absoluto, ya que este tema lleva la esencia de la banda: un comienzo débil, a piano en este caso, y luego una explosión en el estribillo, con percusión lenta pero poderosa y un ligero toque de sintetizador que le da un toque más de epicidad.

Y es que este es el término que describe el carácter de la canción conforme va avanzando el tema. Y encontramos, como digo, lo habitual en fun.: Momentos corales en la segunda mitad del álbum como en su celebérrima We Are Young, o el toque energético de Some Nights.

En lo que respecta a la letra, nada nuevo. Canta al amor sin ningún toque de originalidad con respecto a lo que veíamos viendo en temas anteriores del artista en su banda principal.

Habrá que esperar si este single nos acaba llevando a un nuevo álbum del vocalista y líder de fun., personalmente diría que sí, y que no quedaría en saco roto. Sin embargo, me espero una imagen en la línea de su banda original. De cualquier modo, esto supone una dosis de energía que revitaliza la escena musical y revive un poco la huella que dejó fun. en todos nosotros hace un par de años. Vamos a recordarles para cerrar la entrada:

Nate Ruess se suma a los tráileres: tenemos adelanto de su nuevo single

A ver, tal vez como Nate Ruess no caigáis, pero si os digo que él es el cantante de fun. ya os acordáis, ¿verdad?

En cualquier caso, no vamos a hablar de su conjunto, ya que a pesar de las numerosas noticias de que están trabajando en nueva música y a pesar de haber estrenado un tema en el programa de Jimmy Kimmel, aún no tenemos nada. Tenemos a uno de los integrantes, Jack Antonoff triunfando con su grupo Bleachers y produciendo a artistas de la talla de Taylor Swift en su álbum 1989; y ahora podemos confirmar que tenemos también al cantante y líder de la banda Nate Ruess en una etapa en solitario.

Porque así nos lo confirman dos teasers publicados en el canal de YouTube de Fueled By Ramen, la discográfica de fun. (entre otros). El caso, es que bajo el título de Nothing Without Love, estos dos tráilers de menos de 30 segundos nos enseñan, en primer lugar, al vocalista entonando lo que parece ser el estribillo a capella, y en segundo lugar, la base instrumental del mismo que desprende un carácter animado y vitalista, muy en la línea que nos tiene acostumbrados.

No soy muy partidario de estos teasers tan breves, pero en fin, al menos dan fe de que Nate Ruess sigue vivo, ídem para su carrera musical. El 23 de febrero veremos como suena este tema y comprobaremos si sirve de antesala para algo mayor.

Artistas que ven el éxito a la primera o, en su defecto, por serendipia

Antes de nada, había pensado titular la entrada como artistas que lo petan a la primera, pero luego me he recordado que hay que guardar las formas, sobretodo cuando abro la entrada con un artista de la talla de Hozier.

Estaba leyendo hace un rato un artículo de la Rolling Stone en el que hacían un repaso a la llegada el éxito del artista, y la historia detrás de su single de presentación y de máxima repercusión hasta la fecha, Take Me To Church.

Comentaba como ese boca en boca ayudó a su carrera, y como que una vez entró en las radios americanas todo fue rodado (vale, me habré saltado como la mitad de la historia, si os interesa la podéis leer en la web). Desde luego, a lo largo del artículo, Hozier se nos presenta como alguien con los pies en la tierra, que si bien sabe que tiene la agenda llena hasta Navidad de este año, toda idea que le surge la plasma con la guitarra para la grabación de su próximo álbum.

En lo que respecta a su álbum debut, es una auténtica joya. Temas que sueltan un soul y una energía muy interesante y, en ocasiones, cañera, y otros en el prisma contrario, que rozan lo intimista. Pero ante todo premia esa autenticidad con letras propias, con mensaje, y Take Me To Church es un ejemplo.

En el artículo hacen referencia a que hace un año, era impensable encontrar una canción con un tempo más relajado y con trasfondo en lo alto del Top 40, pero asimismo declaran que desde Sam Smith, esa puerta esta abierta.

Y ahí es donde me quería detener en esta entrada (aunque haya dado un rodeo tan sumamente grande). Ya no en cómo hay artistas que desde el lanzamiento de su primer single ya ven su éxito asegurado, sino en artistas que en su primer single llegan al éxito sin haber sido esa su intención. Que sí, que la ambición de cualquier artista es forjarse un nombre en la escena pop, pero hay otros que se conforman con la escena alternativa o que, al menos, no van con toda la maquinaria a alcanzar ese éxito mainstream.

Un ejemplo muy claro es Lorde y Royals, que fue a parar en toda la frente de la crítica musical. Un tema totalmente antitendencias pero que gustó a todo el mundo y acabó conquistando las listas. Como dice el artículo con el que he sacado esta entrada, Sam Smith podría ser otro ejemplo, y es que, si bien Stay With Me hubiese sido más fácil encontrárselo en el top de las listas de adult alternative (que por cierto, esa calificación de género no me gusta nada), si es verdad que choca mucho verlo en la lista general de Billboard al lado de Taylor Swift.

Pero además de esos artistas noveles que ven un éxito, más o menos buscado, a la primera, habría que señalar a otros que pasan del apartado más underground/indie a las cotas altas de la fama. Está claro que la música indie en todas sus variantes se encuentra en las listas y ya no sorprende, pero para fun.llegó en su segundo álbum… Después de que Nate Ruess (el vocalista) hubiese lanzado con su anterior banda dos álbumes. Tardó en llegar, pero acabó llegando.
Y ya, qué decir de Gotye, que tardó casi 10 años en llegar su popularidad mundial con Somebody That I Used To Know y su melodía cantada y parodiada por tantos. Si bien era un artista que había conseguido labrarse un nombre en Australia y alguno de sus temas de su segundo LP fueron muy aclamados, fue con ese single y su estilo antipop con el que llegó al gran público. Trayendo consigo a Kimbra, que por lo menos para mí fue un descubrimiento interesante.

¿Qué quiero decir con esta entrada? Que no podemos estar seguros de lo que encontraremos mañana en el puesto número 1 de la lista de ventas y que, de nuevo, no existe la fórmula perfecta para crear el próximo éxito.
Bueno, y también que, aunque en muchas ocasiones tarde en llegar, acaba llegando.

Taylor Swift estrena “Out Of The Woods” y aumentan mis temores por su nuevo álbum

taylor-swift-out-of-the-woodsTaylor Swift animaba la tarde (o mañana, dependiendo de en qué lugar del mundo estemos hablando) con el estreno de un nuevo adelanto de su álbum 1989. En este caso, se trata de la canción Out Of The Woods, donde la americana abandona del todo cualquier rastro acústico que hubiéramos medio podido encontrar en Shake It Off para hacerse fan de los sintetizadores intensos con una onda muy 80’s, una melodía que empieza lenta pero se convierte en un poco llena estadios y un estribillo simple en lo que a lírica se trata (Are we out of the woods yet? x4 Are we in the clear yet? x3 In the clear yet god).

Si en Shake It Off encontrábamos una instrumentación simple (recordemos que era una melodía protagonizada por la línea tocada por los instrumentos de viento y la batería del más puro estilo Happy) con una letra rápida y elaborada, este tema es su contrario. Parte instrumental más elaborada en lo que a capas de sonido se entiende que ha sido creada de la mano de Jack Antonoff, de fun., más enfocada en el rock de tintes electrónicos y letra muy simple que, oh sorpresa, habla de amor.

¿Estamos viviendo una nueva etapa Red pero con otro nombre, o, en este caso, número? Recordemos que todo empezó con un We Are Never Ever Getting Back Together para después salir con un I Knew You Were Trouble que nos impactó a todos por la temática dubstep que llevaba en el estribillo. Este Out Of The Woods, un poco más flojo que el último nombrado pero a la vez más soportable, nos apunta a la misma dirección. A que a finales de octubre cuando veamos este 1989 nos encontraremos dos caras: Una cara formada por los temas de temática más electrónica, que apelen a la madurez musical de la artista; y una cara formada por los temas más acústicos que intenten recordar sus comienzos, cuando todo era country y tranquilo. El tiempo lo aclarará. Dos semanas y contando.