john newman

Ahora sí que sí, John Newman regresa con “Come And Get It”, un adelanto que merece la pena

John Newman lo petó con Love Me Again, y eso es algo innegable. Lo que si se puede poner en tela de juicio es el éxito de su álbum Tribute, que si bien obtenía un éxito relativo que le consiguió transportar a un plano que le permitiría colaborar con artistas de la talla de Calvin Harris. 

Pero el caso es que (salvando esta última colaboración), la fórmula se venía repitiendo, y encontrábamos a un John Newman que sobrexplotaba la imagen de salvador de la música rock de tintes soul de los años 70, encaminada a un estilo de neo-soul que está muy de moda actualmente. Pero el caso es que Love Me Again se hacía fácil de digerir, Try recordaba mucho al single anterior y Cheating ya te hacía cuestionar la creatividad del británico. Y si osabas encaramarte al álbum completo, encontrarías más de lo mismo, diluido entre momentos más íntimos románticos y otros más intensitos.

Así que, viendo de donde viene, ¿qué podría hacer John Newman para mantener a su público? Pues mejorar la fórmula con un estilo más depurado e interesante que a su vez le haga ganar más seguidores. Y es cuando llegamos a Come And Get It, adelanto del nuevo álbum en el que, si sigue la línea de este tema, encontraremos los intensitos sustituidos por nuevas fórmulas melódicas (en este caso, por un silbido muy elegante), y un estilo neo-soul más currado, por decirlo de algún modo. No es un estilo más enfocado a la radiofórmula como lo fuera la pegadiza Love Me Again, pero aquí encontramos más autenticidad, lo cual se agradece estos días.

Total, que nos encontramos ante un John Newman que, aún sacrificando en parte la radiofórmula para dar paso a un estilo más auténtico en el que se consigue definir como artista del neo-soul/rock que es, y aún así, consiguiendo llegar a la gente. Habrá que ver que nos depara su futuro álbum, si un sonido que va marcando la diferencia en cada tema o seguirá repitiendo la fórmula que le haga cosechar el primer éxito de esta nueva etapa.

John Newman estrena colaboración e intenta levantar cabeza con Calvin Harris, “Blame”

Hablemos de John Newman. ¿Quién no ha bailado y cantado alguna vez su viral y pegadizo Love Me Again? Todo el mundo lo conoce por este buen éxito que se marcó el británico que ya colaboró con anterioridad con Rudimental en temas que tuvieron muy buena acogida. En cualquier caso, llegó el momento de lanzar LP, de nombre Tribute; un disco que iba al ritmo del Neo-soul que envolvía ese single suyo, sin ahondar demasiado en sonidos nuevos.

Después lanzó como single Cheating, que se hizo sonar en la radio y alcanzó puestos muy aceptables en las listas británicas, para después traer a posiciones más modestas los singles Losing Sleep Out Of My Head, sin que tuviera una mayor repercusión fuera de su país.

Este álbum le permitió embarcarse en una gira que le permitió actuar en Barcelona pero no tuvo mayor repercusión en las ondas y nuestro amigo Newman perdía cada vez más peso, sobretodo cuando llegó Sam Smith y su potente adelanto de su primer álbum Stay With Me. Así como Newman, también hizo colaboraciones con las que logró llamar la atención (además de conseguir muy buenos puestos en las listas de éxitos, con Disclosure de la mano). En cualquier caso, Smith pareció quitarle ese apodo de “el Adele masculino” y llevando, probablemente sin quererlo, a un ligero letargo.

Pero aquí es cuando llega Calvin Harris para devolver la alegría a John Newman y a todos los que nos gusta su voz. Al igual que con Florence Welch, de Florence and the Machine, Harris se marca una colaboración que apunta a lo más alto, con sus clásicos sonidos dance ya casi inconfundibles que intenta mezclar los estilos de ambos artistas resultando en este pegadizo Blame:

Esperemos que este nuevo tema y posible éxito siga para animar a Newman a completar su nuevo trabajo del que sabemos por sus redes sociales que anda embarcado.