Keane

Mis portadas favoritas (y menos favoritas) de mi colección de discos

He leído en muchas páginas discos con las portadas más horribles de la historia, y, salvo en algún artículo de opinión muy, muy esporádico en páginas como Pitchfork (que es la primera que se me ha venido a la mente) publican lo contrario: las portadas más brillantes de la historia de la música.

Aún recuerdo, en una ocasión, ir en el coche escuchando la radio un programa de Radio 3 donde hablaban de esto mismo, pero sólo conocía a algunos artistas que nombraban, y en muy pocas ocasiones el álbum en cuestión.

En mi caso, quiero aclarar de que soy partidario de que portada y álbum estén compenetrados. Es decir, que uno me diga algo del otro. Tanto temática de la portada, como título del álbum como sonido del mismo deben estar en armonía. Digo yo.

Lo que pretendo en esta entrada es poner de manifiesto no mi opinión sobre las portadas de la historia; si no de mi propia colección de discos (a día de que se publique esta entrada). Voy a seleccionar en cada caso 3 álbumes en cuestión, de menos a más:

Las portadas más “si no supiera quién canta esto me compraba el disco igualmente porque la portada me ha encantado”*

3- “Showbiz” – MuseShowbiz

Siempre que tengo el álbum entre las manos me quedo mirando la portada, a ver si puedo extraer algo más. Foco de atención en la mujer de blanco en posición de correr y en el campo azul sobre el que se encuentra. Temática espacial predominante en la imagen en la que figura el propio Mat Bellamy como co-autor, y que sirve como antesala al sonido que nos vamos a encontrar en el LP.

2- “Strangeland” – KeaneStrangeland

Este álbum de 2012 de Keane fue de los primeros que compré, y desde un primer momento me quedé prendado por su portada y por el contenido fotográfico del libreto interior (ventajas de seguir comprando álbumes). La simpleza de la imagen, el contraste entre las dos mitades de la fotografía y la (casi) simetría que predominan en la imagen la convierte en una de mis favoritas.

1- “Destroyed” – Moby

Destroyed

Parece que no hay lista en la que no acabe mencionando a mi músico de electrónica favorito al artista americano, pero este álbum no podía quedarse aparte. Estaba en la duda entre este Destroyed y el reciente Innocents, donde en ambos se explora la faceta de fotógrafo del músico, pero me parece que la portada del primero tiene más que contar. La pureza del blanco, ese letrero negro con la palabra destroyed. coronando y esa sensación de estar desde en una nave espacial a un hospital pasando por un aeropuerto (donde realmente se tomó esta instantánea). En definitiva, cuestión de contrastes y gustos.

Las portadas más “porque sé quién canta esto, sino, el álbum se quedaba aquí hasta los restos”

3-  “Cronolánea” – Lori Meyers

CronolaÃÅnea

Demasiada información para mí. Los que me conozcan ya sabrán que para mí, menos es más, y este no es el caso. Una explosión de verde y de figuras que no resultan demasiado de mi agrado.

2- “Dynamite” – Jamiroquai

Dynamite

Esa instantánea bien podría haber sido tomada por la policía en una redada antidrogas en la casa de un hombre que lleva sombreros extraños. Pero no, se trata del álbum de 2005 de Jamiroquai: Dynamite. Sonidos funky que, por la imagen, bien podrían haber sido east coast rap.

1- “Embryonic” – The Flaming LipsEmbryonic

De este álbum sí tengo que decir que sonido y portada se compenetran, pero eso no me va a impedir decir que los de Wayne Coyne se lucieron creando una portada muy extraña, rozando lo incómodo cada vez que la veo, ya que no sé si estoy viendo a una mujer obligada a mirar algo que no quiere, o una mujer asesinando a la raza humana con visión laser o “insertar lo que veas tú”.

*Lo de comprar un álbum por la portada sin conocer al artista es real. No lo he hecho yo, pero una amiga sí. Y no salió defraudada. ¿Juzgar un álbum por su portada? Parece que en algunos casos funciona.

¿Merece la pena ir a ver un concierto en “streaming”?

El pasado 6 de Noviembre fui a la retransmisión en directo del concierto de Keane el pasado 6 de Noviembre por sus 10 años de carrera, un concierto donde interpretaron los temas más notables de su trayectoria musical, empezando desde Bend and Break de su aclamado primer álbum hasta su Disconnected de su último LP o los dos temas inéditos que vienen incluidos en el recopilatorio que da sentido a su gira, Higher Than The Sun y Won’t Be Broken.

En general un concierto increíble, que disfruté, a la par que otra mucha gente en el resto del mundo, en una sala de cine, sentado en los cómodos sillones. La pregunta es: ¿mereció la pena?

Que yo me haya enterado, este es el primer concierto que se emite en riguroso directo en salas de cine en todo el mundo. Podría incluir la emisión del concierto de Muse (el primero en ser en 4K), pero no es el mismo concepto, pues se grabó en Julio y se iba a emitir a mediados de Noviembre.
Me consta que con las óperas se ha hecho, pero no con conciertos de música popular, o, en este caso, de música indie y alternativa, lo cual me sorprendió aún más. ¿Le mereció la pena a los integrantes de Keane? Evidentemente. En un mismo concierto, en lugar de haber, digamos, 1000 personas, habría 9000 más (estimando que en cada sala hubiera bastante gente), lo que supondría una obtención de ingresos mayor, tanto para la banda como para las salas de cine.
También, es una perfecta oportunidad de expandir (aún más) su música haciendo que llegue cada vez a más lugares y que, los interesados, prueben suerte con el grupo.

Pero queda el lado del espectador, ¿merece la pena para el espectador? Por lo que a mí respecta, , y si te gusta la banda y la sigues, aún más. Al fin y al cabo, es una oportunidad perfecta para ir a uno de sus conciertos si no vienen a tu ciudad. Mucha gente considera que pagas por estar en un concierto pero sin estar allí presente. Pero, sinceramente, yo me sentí como un espectador más, y Tom Chaplin tuvo sus palabras a los espectadores que estábamos en sala.
Es lo mismo que ir al cine para ver una película, ¿por qué eso está mejor visto si es menos interactivo? Ni idea, pero, sin duda, pasé una magnífica tarde y ya puedo decir que he ido a un concierto de Keane.

20131228-195154.jpg

BBC Radio, donde los cantantes cambian de estilo durante una actuación

Seguramente, alguna vez, ha surgido la idea de ¿Cómo sonaría esta canción cantada por este grupo?, y es entonces cuando llega BBC Radio 1 y sus sesiones Live Lounge para despejarnos esa duda, y desde 2006 publican anualmente un álbum doble CD donde recogen todas las versiones que se hacen en los estudios.

Encontramos versiones tan diversas como Haim haciendo su versión de Wrecking Ball, o Bastille haciéndola de We Can’t Stop, ambas de Miley CyrusO ésta versionando  de Lana del Rey.

Estas versiones son recientes y se pueden encontrar en esta lista de reproducción en Youtube. Pero de ediciones anteriores podemos encontrar a Keane versionando With or Without You de U2, The Fray versionando Hips Don’t Lie (lo cual es de lo más curioso de todo estos volúmenes), o también tenemos a Kylie Minogue versionando Wonderful Life de Hurts, o Florence + the Machine con Halo, de Beyoncé, por mencionar a algunos.

p015020q

Quitando el hecho de que Inglaterra tienen mejor gusto que nosotros en música (en lo que a radios se refiere), yo creo que se podría transportar el Live Lounge a España. No sé en que radio sería, al igual que tampoco sé por qué en las emisoras que tenemos, o se escucha la música comercial, o música de los 70-80-90 (destaco RNE-3, donde he escuchado a Bastille antes de que llegaran a la fama y a Keane). Yo voto por la “Radio Indie/Alternativa”, y no sería el único al que le gustaría.

Aunque bueno, siempre tenemos la posibilidad de sintonizar BBC Radio desde internet, o si tenemos iTunes, la opción de iTunes Radio permite conocer a muchos grupos y canciones nuevas con tan sólo indicar una referencia de cantante o estilo.

Y con esto, acabo la 100º entrada de mi blog, gracias.

#Singeroftheweek Keane, Rock Piano que ha evolucionado en 9 años

keane_1909

¿Qué nos trae por aquí a Keane, banda de indie rock/piano inglesa de tanto éxito? Pues bien, como ya comentaba aquí, el pasado día se hicieron nueve años exactos del lanzamiento de su primer LP Hopes and Fears, el cual fue muy aclamado y para muchos es el mejor trabajo de la banda (caben destacar su grandioso Somewhere Only We Know, This Is The Last Time o Bedshaped).

Aunque hay que admitir que su carrera no comenzó entonces, con ese primer LP. En sus inicios, comenzó con Tim Rice-Oxley, Richard Hughes y Dominic Scott, y comenzaron como una banda que hacía covers de otras como de U2, Oasis The Beatles.

Tom Chaplin, el cantante con esa voz tan característica que le de un toque de diferencia a Keane, se unió en 1997 con oposición de Hughes y Scott. A partir de la entrada de Chaplin, cambiaron el nombre y en 1999 grabaron su primer sencillo promocional, Call Me What You Like, el cual vendían después de actuaciones.

Después vinieron sus grandes trabajos discográficos los cuales han llegado todos al puesto número 1 de las listas británicas.

Aunque (sin la excepción de la posición en la lista) se encontraron con un bache en el camino, y ese bache se llama Perfect Simmetry. Esto es algo a nivel personal y que he comentado con otras personas y estamos de acuerdo en que probablemente este sea el peor disco de toda su carrera. Tiene sus temas decentes, pero no tiene parangón a Under The Iron Sea, por ejemplo.

Y ahora en 2012 presenta su Strangeland, del que su primer single Silenced By The Night ocupó también muy buenos puestos de ventas. En estos momentos, la banda está de gira apoyados en este álbum del que se han extraído más singles como Disconnected Sovereign Light Café.

Nueve años de los inicios de Keane

image

Hoy, como bien informa uno de los componentes de la banda británica Keane, se cumplen nueve años de su fantástico inicio con su álbum debut Hopes and Fears por el que apostaban un rock piano de melodías dulces de tonalidades altas cantadas por Tom Chaplin.  Un álbum al que han intentado volver con Strangeland, donde muestran un sonido algo más maduro y que personalmente me gusta más.