mark ronson

Los mejores álbumes de 2015: Menciones de honor

Como dije en el top oficial, esos diez elegidos venían de una lista de unos 115 discos aproximadamente. Entre los que se han quedado por el camino, hay una serie de álbumes de los que hay que mencionar la necesaria escucha que se merecen por todo lo que han ofrecido. No lleva ningún orden específico, son diez álbumes que rescato del filtro que me hizo ir perfilando las diez primera posiciones del ranking.

__________________

Mark Ronson – “Uptown Special”

Sí, ‘Uptown Funk’ es probablemente uno de los temas más quemados de este 2015 (y lo que nos queda), pero Mark Ronson ha sabido jugar con un estilo que hacía tiempo no tomaba posición en el éxito comercial y ofrecernos algo fresco y pegadizo que conseguía unir las esencias de Bruno Mars y el productor en un tema que habla por sí mismo. Pero no solo eso, basándose en esa temática funky de los 70 encontramos momentos en los que juega con la influencia de los Tame Impala de Kevin Parker en temas como ‘Leaving Los Feliz’ ‘Daffodils, uno de mis temas favoritos de este año sin duda. Aquí la crítica que le hice.

Uptown Special

__________________

Neon Indian – “VEGA INTL. Night School”

Siguiendo (a su manera) la estela dejada por el álbum anterior, encontramos un trabajo donde Alan Palomo abandona todos los artificios experimentales que caracterizaron sus trabajos anteriores (o sus colaboraciones con The Flaming Lips) para quedarse con las bases y confeccionar una serie de temas que beben del disco y el funk, todo ello pasado por un filtro de distorsión propio que hace que sea bailable y con un halo de extrañeza que resulta embaucador.

VEGA INTL. NIGHT SCHOOL

__________________

Titus Andronicus – “The Most Lamentable Tragedy”

Creo que todos los que defendemos este álbum lo hacemos diciendo: “Una jodida ópera rock de 90 minutos”. Si esto no fuera suficiente, hablaríamos del estilo que encontramos a lo largo de hora y media de álbum. Con clara predominancia de un rock/punk con una agresividad acrecentada por el apartado vocal, encontramos momentos que hacen pensar en los Arcade Fire de su época “Funeral”, por los arreglos orquestales que parecen fruto de Owen Pallet. Un álbum que necesita tiempo para asimilarse pero que en la primera escucha ya ofrece lo mejor de sí.

Titus_Andronicus_TMLT

__________________

Oh Wonder – “Oh Wonder”

El minimalismo es una filosofía/presentación/estilo que puede conmigo en cualquier ámbito que se me presente, y en el musical no iba a ser menos. En “Oh Wonder” encontramos a un dúo joven, que en esencia pueden recordar a unos neo-hipsters The xx, pero con un carácter más lo-fi y DIY que los llevan a plantear un estilo que bebe del R&B de sintetizadores coloridos y percusiones sutiles. Un álbum para dejarse llevar y que supone un buen debut para este par londinense.

Oh Wonder

__________________

Carly Rae Jepsen – “E·MO·TION”

Podría ser la injusticia hecha disco por la que luchan los medios musicales para devolverle el lugar que se merece en el mundo al que está destinado, pero irónicamente uno de los mejores álbumes pop de 2015 queda relegado a tener su máximo esplendor en las web musicales que poco o nada tienen que ver con las tendencias mainstream. Esto no ha impedido que logre buenas posiciones con aquellos ‘I Really Like You’ ‘Run Away With Me’, pero la gente no supo pasar página de la chica que cantaba aquello de ‘Call Me Maybe’, y como en lugar del pop facilón de hace unos años encontraba un álbum que era un neo-80’s en toda regla, tendió a asustarse y a seguir alabando su producción anterior. Yo me quedo con la nueva Carly Rae Jepsen que exhala madurez por cada resquicio de este álbum. Detrás de los momentos que puedan parecer más naïve como la misma ‘Run Away With Me’, encontramos auténticas perlas para los que nos atrevemos a embarcarnos en la aventura de este álbum como es ‘Warm Blood’. Una pena que no haya sido tan bien acogido como aquel “Kiss” que nos presentaba hace 3 años.

EMOTION Carly Rae Jepsen

__________________

Pond – “Man It Feels Like Space Again”

Cuando coges a un grupo formado por integrantes de Tame Impala, y de hecho pones a Kevin Parker a producir un álbum que, en definitiva, busca ser una puerta de escape y un juego de experimentación y psicodelia sin pretensiones, solo cabe esperar un álbum que juega con la electrónica y las guitarras distorsionadas. Un álbum brutal que también destila la esencia más psicodélica y extraña de los Flaming Lips (es decir, la de toda su producción). Un imprescindible de este año para los que nos gusta dejarnos llevar por mares melódicos que sabemos donde empiezan pero no donde acaban.

pond_-_man_it_feels_like_space_again

__________________

San Fermin – “Jackrabbit”

Ya lo dije ayer en el top cuando hablaba de Dan Mangan, será que me puede la estética oscura que me haga pensar en The National. Este Jackrabbit” es uno de esos descubrimientos fortuitos que he tenido a lo largo de este año y enseguida caí rendido ante la producción barroca y que conseguía jugar con los claroscuros de una manera muy interesante. El estribillo del tema que da nombre al álbum aún sigue meses después resonando en mi cabeza. Aquí comentario que hice del álbum.

Jackrabbit San Fermin

__________________

Oneohtrix Point Never – “Garden Of Delete”

Un disco complicado como ninguno, que cambia de ritmo y sensaciones como ninguno. Una electrónica oscura, que en ocasiones juega con progresiones algo más relajadas en comparación con los momentos de rave de sintetizadores de arpeggios frenéticos y vocoders sucios y distorsionados de Ezra, el “ente” que habita en el disco y por el que discurre todo este disco poliédrico, que hay que dedicarle muchas escuchas para captar toda su esencia. No es un álbum sencillo, no entra a la primera y tiene pocos temas que se puedan extraer, pero es una obra que en conjunto tiene un carácter extraordinario.

Garden of Delete

__________________

Halsey – “Badlands”

Venía con un importante hype bajo el brazo, ya que se nos presentaba como la renovación del pop, y, en gran medida, así ha sido. Con una personalidad potente y unas letras maduras, Halsey se presenta con un álbum debut que ha sido bien recibido en el panorama comercial y en la crítica. Auténticos pildorazos que juegan con melodías pop modernas que en ocasiones juegan con el PBR&B y con letras que denotan el carácter analista y crítico de la cantante, como en el caso de su tema estrella ‘New Americana’. Aquí crítica del disco.

Halsey Badlands

__________________

Alabama Shakes – “Sound And Color”

Un álbum que se quedó a las puertas de entrar en el top, pero que no quita que haya sido de los grandes trabajos de este 2015. Por lo que a mí respecta, no terminaba de conectar con él, pero tengo que reconocer que la voz de Brittany Howard desgarrada, y las melodías con tanta carga emocional, intensidad y esencia soul como ‘Don’t Wanna Fight’ ‘Gimme All Your Love’ han hecho de este álbum uno de los admirables de 2015.

Sound & Color Alabama Shakes

Crítica de “Uptown Special” de Mark Ronson: Aló funky de los 70’s

Vale, Uptown Special Mark Ronson. Mi conocimiento del artista data del 2010 cuando escuché por primera vez Bang Bang Bang. Me gustó mucho el estilo que depuraba ese tema. Desde luego no era lo que te encontrabas habitualmente en la radio, y su estilo de claras reminiscencias de los años 80.

Y por lo visto, Ronson sigue con esa tentativa de volver la vista atrás y está vez es a los años 70 y su música funk. Este va a ser el leit motiv del álbum, y ya pudimos verlo con el single de avance que fue ese Uptown Funk con Bruno Mars.

Pero personalmente creo que este álbum se podría dividir en tres partes. En una primera parte encontraríamos esos temas que marcan ese estilo funk de clara tendencia años 70, donde encontraríamos la ya mencionada Uptown Funk, la potente Feel Right con Mystikal (que podríamos encontrarla perfectamente en la banda sonora de Pulp Fiction) y Heavy and Rolling, que si bien suena un poco de relleno teniendo en cuenta con lo que se enfrenta, los sintetizadores que aparecen y se van y el estilo tan H&M le sienta bastante bien.

Luego encontramos una segunda parte, la parte con guitarras más fuzz, y que es menos comercial pero que no roza la categoría de canciones de relleno. Es la parte de Kevin Parker, vocalista de Tame Impala, que engloba sus aportaciones que son Summer Breaking (de nuevo la sensación de banda sonora de película de Tarantino), Daffodils, que aunque no entra a la primera, al final se le cogen el gusto a los efectos sonoros que habitan la canción, pero que tampoco moriría por él; y Leaving Los Feliz, cuyo estribillo se queda muy fácilmente y sigue la línea de los anteriores…e irónicamente habría que incluir In Case Of Fire, la colaboración con Jeff Bhasker, que suena a rock clásico mezclado con fuzz de guitarra y ese marco funk del álbum.

Y luego por último, la parte de relleno. El ejemplo más claro es I Can’t Lose, la colaboración con Keyone Starr, que me parece que no aporta nada al álbum y me parece del todo prescindible, así como Uptown’s First FinaleCrack In The Pearl Crack In The Pearl, Pt II, las colaboraciones con Stevie Wonder, Jeff Bashker Andrew Wyatt. Estos tres temas vienen a ser el mismo pero con detalles distintos. Que vale, que la intención de tener ese hilo conductor es muy buena, pero al final resulta pesado y totalmente desechable.

Total, que es un álbum que quitando esa última parte queda muy bien, y contándola, tampoco es un desastre pero pierde un poco. Mark Ronson ha conseguido transmitir lo esencial del funk de los 70, que aunque encuentro que falta algún toque de sensualidad, está muy bien traído. Desde luego, me encanta esa segunda parte con los efectos de guitarra y el vocal high-pitched de Kevin Parker, recomendaría escuchar el álbum sólo por esa parte y por Uptown Funk.

En fin, pasemos a la valoración global. Como no tengo demasiada constancia de lo anterior de Mark Ronson, reparto su puntuación, como siempre.

Originalidad

En el álbum: La primera mitad se queda inmediatamente y se ve un estilo claro y distinto entre los temas que la conforman, es ya en la segunda mitad donde los temas comienzan a fusionarse con anteriores en lo que a estilo se refiere, pero aún así se ve la intención de cada canción y el camino que toma sin demasiada dificultad 0,8/1

Con respecto al resto: Enhorabuena Mark Ronson, has conseguido traer un estilo que, personalmente, creo que habría que echarlo un vistazo cada X tiempo para crear joyas como las que conforman este álbum. Además, en lo que respecta a Bruno Mars Kevin Parker, consigue incluir su sello sin que parezca un tema sacado de alguno de sus álbumes. Muy bien. 1/1

Impresiones

-Primera impresión: Empieza muy bien. Sube con Summer Breaking, Feel Right Uptown Funk seguidas. I Can’t Lose hace que pierda un poco, mejora algo con Daffodils, pero ya el resto, en una primera escucha, se ven eclipsados con esta primera mitad. Y es una lástima. Pero aún así, son temas que la mayoría entran a la primera con una melodía pegadiza, así que 1,25/2

Tema a tema en profundidad/Impresión general: Consigue mantenerse dentro de un mismo marco sin que llegue a resultar (demasiado) pesado el retorno del funk a nuestras vidas, y esto se debe a la intromisión de elementos más experimentales, como los fuzz de guitarra o los sintetizadores que danzan por el tema. Por otro lado, esa tercera parte sobrante me mata, y me lleva a puntuarle con un 3,5/5

Lista de reproducción y compra: Por el contrario, es un álbum que sí que me compraría, pues me parece que rompe con la temática musical actual, y me parece que sin duda cada vez van a ser más los artistas que se sumen a esta ola anti-mainstream. Uptown Funk, Leaving Los Feliz y Feel Right forman parte de mi lista de reproducción. No veo no ponerle su correspondiente 1/1.

Puntuación total: 7,55/10

Uptown Special

“Uptown Funk” y Mark Ronson, el estilo que necesitan las radios para 2015

Sinceramente, este 2014 acabé por perder la esperanza por completo en la música popular. Pero ojo, eso no impide que de vez en cuando se cuele en las ondas de emisoras de radio decentes de música pop (y con el adjetivo decente ya filtro las emisoras españolas que, salvo Radio 3, ofrecen éxitos con mucho retraso con respecto a listas como Billboard, además de añadir éxitos latinos que ya terminan de de convencerme para que cambie de emisora).

Quitando esta diatriba que demuestra mi personal litigio y odio a lo anterior mencionado, cabe decir que de vez en cuando se cuela algún tema que hay que hacerle mención aparte. Recordemos a Gotye con su Somebody That I Used To Know que saltó a la fama allá por el 2012, o este mismo año Hozier con Take Me To Church, una canción de soul oscuro que poco o nada tiene que ver con All About That Bass, por ejemplo.

Pero hoy no vengo a hablar de esto. Quiero anunciar una nueva era, concretamente, 2015. Ya podemos dar por finalizada la época del twerking y el pop de tintes dubstep. Cada cosa a su sitio. Si bien ha habido éxitos este 2014 que ni tenían el uno ni lo otro (el único que merece la pena tema ya mencionado de Meghan Trainor o el, ya algo pesado, Happy de Pharrell Williams), ha habido otros tantos que incluyen toques dance. Podemos citar desde Coldplay con su colaboración con Avicii A Sky Full Of Stars o, el ya criticado We Can’t Stop de la ex Hannah Montana. Si bien el dubstep está desvaneciendose cada vez más (menos mal) de la escena pop, de vez en cuando da algún coletazo.

Por eso, quiero manifestar mi deseo de que, como propósito de nuevo año, hagamos que termine de erradicarse por completo esta tendencia y pongamos Uptown Funk como tema representativo. Quien me suela leer (al menos en Twitter) sabrá que no soporto a Bruno Mars, pero no puedo decir lo mismo de Mark Ronson y esta colaboración merece la pena. Podría ser el Calvin Harris de los 70, en pleno boom del funk; pero adaptado a nuestra época. Este tema, que anticipa el nuevo álbum del productor, Uptown Especial, que se espera para finales de este mismo mes, puede tratarse, en parte, del álbum que se encargue de fijar el estilo a seguir este 2015.

Y es que, señores, hacía falta de una vez por todas un back to basics en la música comercial. Vale, Happy All About That Bass se alejaron mucho del sonido que coronaba la cima de lo mainstream, pero, personalmente, el funky es un estilo que me encanta, en dosis razonables. Y porque en The VoiceFleur East hizo una versión impresionante del tema: