Owl City

Owl City estrena “Verge”, primer adelanto de su nuevo álbum de estudio

Owl City es uno de esos artistas (recordemos que bajo ese nombre se oculta Adam Young, un joven músico de Minessota) de los que siempre me gusta hablar, y es que consigue aunar la producción mainstream de plano “indie”, en lo que respecta a que tanto música como letra está hecha por él, con la autenticidad de él mismo. Es decir, hace la música que quiere y habla de lo que quiere: desde el amor o los buenos momentos en un espectro más banal a su devoción a Dios por ejemplo.

En cualquier caso, Verge pertenece al primer grupo. La colaboración con Aloe Blacc (también conocido por ser la voz de Wake Me Up de Avicii) trata, a nivel lírico, la perspectiva de un estudiante que acaba el instituto/universidad y se tiene que enfrentar a un nuevo futuro. De hecho, el lyric video con el que se presentó el tema deja de manifiesto este aspecto.


Por otro lado, a nivel melódico, ofrece cierta madurez con respecto su último álbum The Midsummer Station, mientras sigue ofreciendo esa suerte de mezcla de EDM e indietronica tan característica de esta etapa más reciente del americano. Cabría destacar cierto toque de sintetizador que imita un silbido y le termina de dar cierto empaque al tema.

En ese aspecto, el tema no despunta en originalidad, pero resulta bien pegadizo y summer friendly. En cualquier caso, lo fresco de este tema vendría de la mano de la letra del mismo. Adam Young hace gala de cierto minimalismo en la lírica, algo poco habitual en él. Pero en cierto modo, de esta forma la canción adquiere cierto gancho, con los versos clave que anteceden al estribillo explosivo.

Pero habrá que esperar al 10 de julio para escuchar al completo Mobile Orchestra, el LP que recoge este tema y otros que hemos podido conocer los meses anteriores como You’re Not Alone y This Isn’t the End.

Recomendación de la semana XIV: “Forgiveness” de Telepathic Teddy Bear, un synthpop con momentos Passion Pit y otros más melancólicos

Si hay una cosa que además de las portadas de un álbum que hace que me acerque a un álbum o a un artista, es el nombre del mismo. Y, claramente, este es el caso de Telepathic Teddy Bear, un productor basado en Monterrey cuya música la describe como una mezcla de M83, Passion Pit y demás artistas de esta línea.

Iba yo tan alegre por mi TL de Instagram cuando una cuenta de música alternativa subió un pequeño vídeo de un tema de este Forgiveness. Me pareció una apuesta interesante, con una electrónica que fluctuaba entre momentos de más “lucidez”, por decirlo de alguna manera, con otros de más melancolía. Y esto es algo que se puede ver en este álbum.

Y es que en temas como este Slow Burn, mi favorito del álbum, se mezcla una melodía lenta y progresiva de piano con toques de sintetizador y ligeros vocoders que le dan un toque muy interesante a este corte. También, encontramos mezclas donde encontramos reminiscencia a un Adam Young de Owl City, como es en el caso de All This Time, el tema que abre este álbum, u otros momentos donde podríamos encontrar a unos Tame Impala muy descafeinados, como en Sharp Feathers.

En cualquier caso, este es un artista que, si te mueves en la línea de la electrónica, hay muchas posibilidades que te guste. Desde luego recomiendo encarecidamente una escucha a su nuevo álbum Forgiveness que, además, se puede descargar gratuitamente en el bandcamp del artista.

Owl City estrena “Tokyo” y “You’re Not Alone”, en la línea musical a la que nos tiene acostumbrados

Hay que admitirlo, aunque en ocasiones pueda resultar repetitivo, un lanzamiento de Owl City nos saca una sonrisa tonta. Ya por lo pegadizo de sus melodías que mezclan elementos del synthpop y el R&B creando una indietronica bastante apetecible. Que sí, que la mezcla puede estar algo trillada. Que Ocean Eyes fue un boom y que desde entonces ha intentado avanzar con un pie en Fireflies, pero si Jarabe de Palo ha conseguido darle tanto juego a un acorde, no veo por qué no se lo voy a permitir hacer a Adam Young, mientras no haga como U2 y ponga todas estas canciones en un mismo LP. Bromas aparte, Young se ha mantenido siempre fiel al estilo que le vio triunfar, y lo ha querido ir aderezando con los nuevos sonidos que asolaban el panorama musical (recordemos como introducía algo de dubstep en su tema Bombshell Blonde, tema extra de su último LP), sin perder esa línea de sintetizador que actúa como solista en los momentos cumbre de algunos de sus temas, como es en el caso de Tokyo, la colaboración con los japoneses SEKAI NO OWARI, que forma lo que podríamos llamar la cara A de este lanzamiento. Este es un tema bailable, que en seguida te mete en situación. Un vocal por parte de los colaboradores que se distorsiona al más puro estilo robótico y una melodía vocal de Young que bien podría haber pegado en Good Time, aquel tema que conseguía mantener en el foco a la, algo hundida, Carly Rae Jepsen.  Anécdotas a parte, en la cara B encontramos un tema más íntimo, introspectivo y personal, que nos muestra la faceta cristiana que siempre ha estado presente en los trabajos de Owl City (basta leer los libretos donde siempre acaba agradeciendo su trabajo a Jesucristo). La colaboración con la cantante de música cristiana contemporánea Britt Nicole lleva el nombre de You’re Not Alone, que si bien podría ser (y de hecho es) un verso sacado de uno de los “famosos” temas de Flos Mariae, este lleva una construcción más decente más Owl City. Piano eléctrico y melodía vocal frágil al que se le añade la percusión R&B que precede una explosión en el estribillo que suena algo sosa en comparación de Tokyo.

No es el vídeo oficial, pero la canción sí lo es

Dos temas, dos caras. Una y una B, una que nos muestra al Adam Young más internacional y otro que nos recuerda quién es y qué lo mueve a seguir haciendo música. Aleluya hermano.

Estreno de “Beautiful Time”, nuevo single de Owl City

Beautiful Times - SingleCinco años. En Julio se cumplen cinco años del lanzamiento del álbum que lanzó a la fama a Owl City, nombre bajo el que se esconde el productor/músico/cantante Adam Young; y es que, Ocean Eyes fue un éxito más de lo buscado. Todo el mundo habrá escuchado alguna vez a lo largo de estos cinco años la conocida Fireflies, o también otras muy buenas canciones del LP como Vainilla Twillight Hello Seattle.

Pero, muy a su pesar, el éxito mundial le vino sólo en este álbum, y sus trabajos posteriores alcanzaron éxito escaso, aunque tuvieran una producción más madura fruto de la experiencia. Destacar el caso de All Things Bright And Beautiful, que lo encuentro un trabajo maravilloso con temas más trabajados y, personalmente, que me gustan más, pero que sin embargo no captaron el foco de la popularidad. Despuntó en 2012 con The Midsummer Station y la canción Good Times, que contaba con la colaboración de la también conocida Carly Rae Jepsen, y esto le permitió volver a la circulación musical internacional y a que su música siguiera sonando en las radios.

Algo así comienza contándonos Young como preámbulo para la presentación de su nuevo single, Beautiful Times (bueno, en realidad sólo lo de los cinco años desde Ocean Eyes, pero ya me he emocionado y creo que merecía un prólogo completo). El single, que se puede conseguir de forma gratuita a través de su página web una vez jugado un simple juego en el que un barco tiene que llegar a un faro, lleva la línea tan buscada por sus fans del LP que le dio fama, con algunos tintes del dubstep por los que se dejo influir en su último disco. Asimismo cuenta con la colaboración de la violinista Lindsey Stirling. Una mezcla, que de algún modo, intenta resumir lo que le ha supuesto al de Minessota ser Owl City durante más de cinco años. Aquí el enlace para descargarse la canción.

¿Qué nos deparará este año Owl City? Pues como él mismo comenta, una serie de EPs consecutivos de los que, seguramente, podamos encontrar el estilo que tanto nos encariñó en Ocean Eyes y que ha ido madurando y mejorando con el resto de sus producciones.

Crítica “The Midsummer Station”, nuevo álbum de Owl City

20120824-125947.jpg

The Midsummer Station es el quinto álbum del cantante Adam Young, Owl City (recordamos que sus trabajos anteriores, en orden cronológico, son Of June, Maybe I’m Dreaming, Ocean Eyes y All Things Bright And Beautiful). Dreams and Disasters abre el álbum con una melodía sorda de teclado. A la segunda estrofa se añade una percusión marcada y el sonido sutil de un sitar. Shooting Star, Gold y Dementia (junto Mark Hoppus, vocalista de Blink-182) son las tres siguientes canciones que forman el EP Shooting Star (junto Take It All Away). Mantienen un estilo parecido entre ellas, sintetizadores vivos y el tono de Adam Young se eleva en los estribillos. Dementia tiene menos sintetizadores que las anteriores y una batería que abre la canción. I’m Coming After You tiene un estilo Dance muy propio del panorama musical actual, pero tiene el toque propio de Owl City. Los cinco primeros segundos de Speed Of Love me ha parecido que tenía un toque de Dubstep, pero por lo demás, mantiene una melodía dance/synthpop parecida a la canción anterior. Good Time fue lanzada como single un par de meses antes del lanzamiento del álbum. En ella colabora la cantautora Carly Rae Jepsen, de Canadá (cuyo segundo álbum será lanzado a mediados de Septiembre). Presenta un ritmo que lo podríamos cataligar como «buen rollista» o algún adjetivo parecido. Embers es una canción que va «in Crescendo», donde el estribillo va precedido de una batería que lo acompaña. Silhouette empieza con un piano suave que va a suponer la melodía principal al que se le van añadir sutiles toques de alguna guitarra o alguna percusión muy suave. Después del primer estribillo se añade percusión que le da buen ritmo a la canción. Al igual que Embers, es una canción que va «in Crescendo». Metropolis empieza con sintetizadores y Synth Strings (no sabría decir la traducción exacta al español sin que quede extraño). El estribillo es animado y bailable, se podría parecer el ritmo al de I’m Coming After You, pero simplemente por los sonidos del estribillo y muy ligeramente. Take It All Away (como ya he comentado antes) pertenece al EP de Shooting Star y tiene un ritmo no tan ligero como podría ser Gold o Shooting Star, pero no significa que la canción se haga pesada. Bombshell Blonde cierra el álbum y empieza con sonidos eléctronicos similares a Speed Of Love y acaba con toques Dubstep. Es una canción muy animada destinada a las pistas de baile.

The Midsummer Station es un álbum muy recomendable que, personalmente me ha agradado bastante. Se mantiene en la línea de Owl City, con la única diferencia de que ha añadido sonidos más Dance y electrónicos y en algunos casos algo de Dubstep como en Bombshell Blonde. Pero esto no hace que se haga pesado. Owl City se ha arriesgado a añadir sonidos nuevos que hasta ahora no había probado y ha sacado un muy buen resultado.

Nota: 10/10