panda bear

El (verdadero) top álbumes 2015: previsible o no, aquí voy

¡Que este no es broma!. Después de una última semana decidiendo los últimos discos y viendo un orden convincente de este top 10 álbumes de 2015, quedo contento. Muchos discos han quedado fuera, y a algunos los rescataré en menciones de honor en una entrada posterior. Pero vamos a lo que vamos. Aquí presento, en orden ascendente, los 10 álbumes que más me han convencido este año, tanto en estilo como en concepto. Un orden casi arbitrario en el que me he permitido “cambiar” las notas de los álbumes de este ranking que he reseñado previamente, porque he seguido lo que a día de hoy me gusta que tal vez en un par de meses cambie, pero así son las cosas y así os las voy a enseñar:

__________________

10: Son Lux – “Bones”

Mezcla de electrónica disonante con bases frenéticas, Son Lux se presenta en este álbum como un grupo y no como el proyecto en solitario de Ryan Lott. Un álbum que puede ser considerado como la evolución de una misma temática: temas que se relacionan los unos con los otros tanto en melodías como en lírica. Más información en la crítica que les hice.

son-lux-bones

__________________

9: Passion Pit – “Kindred”

Uno de los comeback esperados de este año ha sido el de la banda liderada por Michael Angelakos. Consiguieron traer un álbum que conseguía rebajar toda esa explosión desmesurada de “Gossamer” para entregárnosla en pequeñas perlas como ‘Until We Can’t (Let’s Go)’ o la apertura ‘Lifted Up (1985)’. Un álbum bien equilibrado en ese aspecto, el melódico. Y en cuanto a nivel lírico, tenemos a un Angelakos más entregado que nunca a airear y ventilar su (ya acabada) relación con su mejor, haciendo un recorrido sentimental por diferentes estados y momentos, pero todo ello sobre construcciones melódicas que, en general, te hacían pensar en aspectos más positivistas. Aquí la crítica que les hice.

Kindred_Passion_Pit

__________________

8: Sufjan Stevens –Carrie & Lowell”

Estamos de acuerdo que no es el álbum más animado del Sufjan, y que si bien “Illinois” era una obra maestra con un importante trabajo de producción y un ambiente más bien positivista, en “Carrie & Lowell” se encierra en una coraza de intimismo de un carácter más bien folk que consigue que sintamos que nos habla directamente a nosotros. Una instrumentación que pasa de momentos de guitarra acústica a construcciones con coros delicados y una ambientación apenas perceptible pero que en conjunto se encarga de darle el cuerpo a los temas. Aquí crítica.

Carrie & Lowell

__________________

7: Dan Mangan – “Club Meds”

Uno de los descubrimientos que he hecho este año y que ha conseguido colarse en el ranking. Este álbum me sorprendía por el carácter sombrío del conjunto, que me hacía pensar en unos The National pasados por un filtro de distorsión ligera e instrumentación menos ligera. Es un álbum con el que estoy encantado y con el que he disfrutado mucho. No es una fiesta ni nada parecido, pero la parte vocal y tal vez la reminiscencia a los de Matt Berninger sean culpables de ello. Secciones de viento por aquí y allá, construcciones que van in crescendo y todo con una ambientación del estilo de la portada con la que nos presentan este trabajo. Aquí comentario que hice del álbum.

Club Meds Dan Mangan

__________________

6: Panda Bear – “Panda Bear Meets Grim Reaper”

Un disco que cuando comienzas su escucha entras en un vórtice espacio-temporal del que no se puede salir hasta que se termine el LP. Las bases electrónicas de sintetizadores pegajosos, la parte vocal que funciona como un instrumento más y no busca el protagonismo, las producciones tan bien trabajadas de Noah Lennox hace que te gusten sus temas pero sin saber por qué. Porque no es un disco fácil del que puedas extraer temas con facilidad, es un álbum que o te gusta o no. Y a mí me encanta su carácter tan particular y el conjunto, dejarme llevar por el carácter tropical de ‘Tropic of Cancer’ o en la hipnótica ‘Principe Real’. Aquí crítica.

Panda Bear

__________________

5: Björk – “Vulnicura”

Björk, una de las granDiosas de este 2015, nos abrió su corazón a principios de año cuando su disco se filtró por internet y tuvo ese lanzamiento tan precipitado. Pero como ella misma dijo, eso era síntoma de que el álbum era un ser vivo en sí mismo y ansiaba ser lanzado. Y le hizo bien. Un álbum que exhala su esencia en cada tema, desde la delicadeza de ‘Stonemilker’ a los momentos más rompedores y tensos en ‘Black Lake’. Un álbum que desprende dolor entre las producciones electrónicas y orquestales fruto del binomio Björk-Arca. Un álbum que es un paso adelante en la diva de las vanguardias. Un disco que mira al pasado recorriendo los sentimientos de la cantante islandesa pero que a sí mismo atisba el futuro de su carrera musical. Aquí crítica.

bjork-vulnicura-cover

__________________

4: Father John Misty – “I Love You, Honeybear”

Si tuviese que elegir el icono hipster de este 2015, sería Joshua Tillman a.k.a Father John Misty. Y si tuviese que elegir uno de los mejores letristas de este año, también sería él. En “I Love You, Honeybear”  encontramos temas con una base barroca importante. Una producción que tira a lo grande, a la orquestación, pero siempre dejando espacio a momentos más íntimos como ‘Bored in the USA’. Porque son en temas como estos donde encontramos la vena crítica del músico, porque en un álbum donde habla de amor desde un punto de visto repleto de metáforas y experiencias descritas desde un punto de vista costumbrista pero pasado por el filtro “hipster” del músico, encontramos lugar para la crítica como en el tema antes mencionado. Temas que se prestan a múltiples escuchas y, en resumen, un trabajo que en conjunto funciona tan bien como cogiendo cada una de sus partes por separado. Aquí comentario del álbum.

I Love You, Honeybear Father John Misty

__________________

3: Jamie xx – “In Colour”

Era necesaria una renovación del panorama electrónico hipster de carácter más mainstream, y en 2015 se ha dado gracias a Jamie xx y esta joya que es “In Colour”. Un álbum donde el músico componente de The xx no duda en jugar con sonidos de un carácter más analógico, samples y melodías muy bien construidas, capa a capa, que nos transporta a madrugadas en áticos de Nueva York. Es simplemente maravilloso este álbum. Un ejercicio de equilibrio de momentos minimalistas e íntimos con otros en los que las melodías adquieren un carácter más sobrecargado, pero siempre en buena proporción. Aquí crítica.

In Colour Jamie xx

__________________

2: Tame Impala – “Currents”

Para muchos, uno de los WTF del año, para mí, un álbum imperdible y un salto al vacío de Kevin Parker, mente creativa detrás del conjunto. Aunque las bases e influencias siguen ahí, nn “Currents”, Tame Impala se desprende de todo carácter psicodélico de sus primeros trabajos para dejar paso a producciones de un carácter más 80’s y friendly. Ese ‘Let It Happen’ de 7 minutos que se te hacen como 3 con su sección de vocoders y de synth strings es de los mejores momentos que nos ha dado la música este año. Un álbum que funciona mejor en conjunto que por separado, pero aún así no es excusa para que podamos extraer fácilmente temas pegadizos como ‘The Less I Know The Better’ o ‘Cause I’m a Man’, uno de los nuevos tema bandera de este grupo. Aquí crítica.

Currents

__________________

1: Florence + the Machine – “How Big How Blue How Beautiful”

Lo justifiqué en su momento con la crítica, lo justifiqué tiempo después con el análisis de su producción y la relación con la esencia del disco y Mar hizo un interesante ensayo centrándose en la lírica del álbum. No creo que haya más que decir de este álbum. Seis meses llevamos con él y aún sigue fresco. Un álbum enérgico con el que goddess Flo al fin adquiere en el panorama musical el papel que se merecía. Aquí crítica, aquí análisis, aquí ensayo.

How Big, How Blue, How Beautiful Florence and the Machine

Ya tenemos cartel para el Primavera Sound 2015: Veamos a quién nos interesa ir a ver

Como ya hiciera en una entrada anterior con el cartel del Coachella de este añohagamos lo mismo con el de este año. Teniendo en cuenta de lo que estamos hablando, no tiene mucho de lo que envidiar al Coachella. Vale, no tenemos a Jack White ni a AC/DC ni a Florence + the Machine, pero oye, vamos a ir desgranando artistas.

Prehome_2015Si seguimos el orden alfabético en el que nos ha sido ofrecido el cartel, ya encontramos a tres nombres importantes. Alt-J y Ariel Pink, que firmaron dos de los álbumes más aclamados de este 2014 (no he escuchado ninguno), y la particular voz y la particular música de Antony and the Johnsonsque se encargan de traer el estilo más oscuro y barroco al festival. Eso sí, con un último álbum que ya data de 2011 (Swanlight) y que si bien sacaron uno el año pasado como banda sonora de la película/documental Turning, espero que esta sea una oportunidad para ver material de un futuro disco.

Seguimos leyendo para llegar a Belle & Sebastian y más adelante The Black Keys, uno de los pesos pesados de este festival sin duda. Ya firmaron un magnífico disco, Turn Blue, el año pasado, y esperemos que el batería y 50% de la banda Patrick Carney se recupere de su lesión y puedan realizar este concierto.

Seguimos leyendo y vemos dos muy buenos músicos de lo acústico, Eels (al menos en su último álbum) y, por favor, el ansiado y deseado durante ocho años Damien Rice. El primero al piano y el segundo a la guitarra, pero los dos con voces y últimos álbumes que desprenden muy buena calidad. Una oportunidad única desde luego.

Que queréis que diga de James Blake que no haya dicho ya. En cambio, podría ser una muy buena experiencia ver a Jon Hopkins, compañero de residencia (aunque suene muy mal) en la BBC Radio de James Blake, y que tanto a contribuido en la obra de Coldplay, y es que él es el artífice de las bases de Life in Technicolor Midnight, por citar dos ejemplos.

Y por finalizar (porque los conozco al menos) destacaría a Panda Bear que lanzó hace un par de semanas su último disco y que sin duda presentará en mayo en Barcelona (crítica mía aquí), The Strokes que, aunque su Countdown Machine pasó con una crítica algo mixta, firmaron aquel definitivo Is This It. Y por último, al amabilísimo Mark Kozelek con el sobrenombre de Sun Kil Moon y su estupendo y acústico Benji. Negativo en la actitud del cantante (recordemos que hizo comentarios, además de una canción, algo desagradable dedicada a The War On Drugs y a su líder por estar actuando a la misma vez que él, así que espero que quien organice el horario tenga cuidaico); pero un muy buen positivo en el disco.

Y por lo demás, tendréis que echar un vistazo al resto de nombres por si hay alguien que os llame la atención, pero personalmente esta sería mi elección para el festival. Si bien existen polémicas con ciertos trabajos de prácticas que se ofrecen ahí, no podemos decir nada de su cartel.

Crítica de “Panda Bear Meets the Grim Reaper” de Panda Bear: Psicodelia y Shoegaze para empezar el año

¿Conocéis a Panda Bear? Yo hasta que no lo he estado leyendo en Pitchfork y en otras webs musicales tampoco. De este artista sabía que:

1-Que su sonido se define dentro del marco de la música experimental electrónica y la neo-psicodelia.

2-Que acaba de sacar un nuevo disco.

Así que con estos datos me encaramé a escucharme su nuevo LP Panda Bear Meets the Grim Reaper un álbum potente y que da para hablar.

Es un álbum que entra bien. Sequential Circuits comienza con una línea de sintetizador bastante agradable y envolvente y Mr. Noah es un single en potencia que se queda bien fácil. Aunque bien es cierto que tarda en arrancar. Boys Latin tiene su encanto por el carácter juguetón del mismo, con un estribillo que roza lo infantil por la repetición de sonidos con fuerte reverberación. Y sin duda hay que destacar Principe Real como un tema muy potente del álbum, con una línea de percusión muy pegadiza y unos sintetizadores muy Cut Copy.

Aunque bien visto, todo el álbum suena así. Por lo menos la parte vocal. Y la musical es como si se unieran los australianos con los Flaming Lips más pegajosos de la época Yoshimi.

Pero hay que destacar unos momentos un poco, educadamente, de relleno. Si bien todo el artificio que tienen los temas están muy bien, los hace imposibles para escuchas en radio y piden a gritos un pequeño edit. Pero no me quiero centrar en eso, si no en Butcher Baker Candlestick Maker, una canción que debería de haber sido de transición como los son Davy Jones’ Locker o Shadow Of The Colossus, pero que en su lugar dura tres minutos y no aporta nada. Una percusión rollo tribal que me hace sonar a Foster the People en su etapa más experimental y poco más. Y sin duda, Come To Your Senses, del que sobran cuatro minutos lo menos. Un tema muy lineal, tarda en arrancar y en despedirse y en medio sólo piensas en que se acabe de una vez.

Pero luego entre tanto despliegue de sintetizadores encontramos dos momentos más tranquilos y que hay que destacar, claro que sí. Por un lado, Tropic Of Cancer. A pesar de la introducción con instrumentos de viento, da un giro de 180 grados para convertirse en un tema tropical: Sintetizadores suaves que te arrastran por la atmósfera que crean, un arpa sintetizada y la parte vocal de fuerte reverberación y suavidad tal que no me extrañaría que en mitad de un verso dijera: “¿Te traigo un caipirinha?”. Por otro lado, Selfish Gene me parece una canción que necesita una mención. Me gusta mucho la línea de sintetizador que protagoniza la melodía, muy 80’s. Y para acabar, Acid Wash se encarga de aportar el toque más shoegaze, creando auténticas barreras de sonido entremezclando sintetizadores rápidos que dan un toque de psicodelia siendo llevados al ritmo de una percusión que avanza a ritmo de marcha, simple pero directa.

Me reafirmo en pensar que Panda Bear es un Cut Copy de borrachera y posterior resaca que añaden filtros y efectos a los sintetizadores. Pero claro, eso ya es personal.

Sin duda, es un estreno con el que 2015 empieza fuerte. Un álbum de un sonido potente, que si bien tiene momentos agridulces, está muy bien traído y se merece reconocimiento por la comunidad alternativa.

Y ahora, sin más dilación, pasemos a la calificación. Me reservo el 0,75 que conlleva el apartado de comparación con trabajos anteriores a repartirlo en otros aspectos.

Originalidad:

-En el álbum: Son temas que, si bien en estructura no se diferencian demasiado y corresponden a un mismo patrón, cada uno de los temas tienen melodías que se permiten diferenciar perfectamente y que transmiten sensaciones diferentes, y los temas que actúan de transición así como las introducciones y las salidas del resto sirven para diferenciarlos. 0,8/1

-Con respecto al resto: Quiero añadir que, si nos centramos en el género del shoegaze y la neo-psicodelia, no veo una novedad extrema con respecto a grupos como Temples, Toy o los Cut Copy que he estado mencionando. 0,6/1

Impresiones:

-Primera impresión: Es un álbum que, de primeras, me ha dejado con una buena sensación de boca, salvo el momento interminable de Come To Your Senses y el relleno de nombre Butcher Baker Candlestick Maker, pero por lo demás, me ha gustado bastante. 1,6/2

-Tema a tema en profundidad/Impresión General: Aunque hay temas que no me terminen de convencer, no hay que quitarle mérito al resto que intentan levantarlo. Son canciones con melodías más bien lineales que basan la innovación en efectos de sonido que van y vienen. Tiene momentos que levantan el ánimo y otros que invitan a relajarnos con una construcción instrumental muy interesante. Dejémoslo en un 3/5

-Lista de reproducción y compra: Ya llevo toda la entrada diciendo que tiene sus temas radio-friendly y que, si bien habría que hacerles un pequeño edit para que terminasen de encajar en las ondas, eso no impide que no haya añadido un par de temas a mi lista de reproducción. En lo que respecta a la compra, es un álbum con un sonido moderno que está marcando camino a nuevas generaciones que se suben al carro de un género ya iniciado en los 60 y 70 que es la psicodelia, pero añadiendo nuevas tendencias más del shoegaze. 0,8/1

Puntuación total: 7

Layout_11_A_FINAL_Corr