passion pit

Crítica de “Kindred” de Passion Pit: Como una maratón, entre lo explosivo y la tranquilidad electrónicas

Al fin. Han tenido que pasar tres años desde la publicación de Gossamer para que tengamos una nueva entrega de los Passion Pit, pero os puedo afirmar desde los primeros adelantos que nos han ido dando (primero a cuentagotas a base de trailer y luego nos dieron Lifted Up (1985) Where The Sky Hangs seguidos), la espera ha merecido la pena.

Porque sí, yo me declaro fan del sonido de los de Michael Angelakos desde que los descubriera gracias a un amigo con Sleepyhead así que, si bien voy a intentar ser objetivo en la medida de lo posible, esta entradilla es más bien para avisaros de la perspectiva sobre la que se va a ver este álbum.

Es un álbum de contrastes, y eso es algo que supimos desde un primer momento con la contraposición que creaban Lifted Up (1985) con Where The Sky Hangs. El primero, con un sonido más explosivo que invita a bailar dando brincos, y el segundo algo más lento pero muy fácil de llevar, menos explosivo pero que resulta una delicia para cantar (aunque seamos incapaces de llegar a los falsetes de los que presume Angelakos). Y por otro nos pone de manifiesto la temática general, en lo que se refiere a lírica del álbum. Un trabajo mucho más personal que fluctúa entre la relación sentimental con su mujer y emociones y recuerdos que evoca el propio Angelakos, que lo llevan a reflexionar sobre sí mismo.

Es un álbum que se hace fácil de escuchar, donde el hilo conductor del álbum, a saber, sintetizadores (más controlados que en sus trabajos anteriores) y la parte vocal evolucionan y sufren una progresión que resulta, en la mayoría de las ocasiones natural. ¿Cómo pasar de la energía de Lifted Up (1985) a la tranquilidad de Where The Sky HangsPues con Whole Life Story, cuyo estribillo, las palmadas, el estribillo que se queda a medio camino pero que te invita a seguirlo, funciona como perfecta transición entre ambos temas. O por otro lado, ¿cómo hacer que Until We Can’t (Let’s Go) no parezca como un parche y una dosis de energía injustificada? Pues poniéndole uno de los temas más lentos (y ojo, uno de los más bonitos del álbum) y darle una salida que conecte con la introducción del siguiente tema, hablo de Dancing On The Graves.

Angelakos y los suyos han sabido configurar muy bien este álbum. No han cometido el error de Gossamer, por decirlo de algún modo, donde te vendían toda la carne en la primera mitad y llegaba a un momento del álbum algo convulso que no te acababa de convencer. En este Kindred, los momentos en los que el álbum parece que te lleva a una onda cuyo único destino es el aburrimiento, te meten la dosis de adrenalina suficiente para seguir avanzando. Es como una maratón, donde Passion Pit mantiene un ritmo constante donde fluctúan entre momentos en los que se relaja para volver con más fuerza, llegando al final de la carrera sin problema.

Y ese concepto de “volver con más fuerza” es el que está presente en los dos temas que, de algún modo, funcionan como pilares del LP. Hablo de Five Foot Ten (I) Ten Feet Tall (II). El primero es un tema que empieza despacio para acabar desembocando en un despliegue de sintetizadores del todo festivo y un estribillo que me recuerda completamente a Smallpools. El segundo es el tema donde Passion Pit se permiten que se les vaya la cabeza, me explico. Un tema de atmósfera envolvente, basado en una percusión apoteósica y en un vocoder que recuerda a la colaboración que hicieron con Madeon, Pay No Mind. Pero aún siendo un momento de locura, por calificarlo de alguna manera, consiguen mantener la calma y la entrega para ofrecernos uno de los mejores momentos del álbum y uno de los mejores cierres de álbum que se puede echar alguien encima.

En un álbum que apenas cuenta con 10 temas poco lugar hay para el relleno, pero tal vez podríamos destacar momentos que no me terminan de convencer. Quien dice momentos dice dos temas en concreto: All I Want Looks Like Rain, que suenan muy bien, pero a nivel de enganche no me terminan de convencer. Tal vez dándole unas cuantas oportunidades más me anime a escuchar estos temas a nivel individual. Pero ojo, a nivel colectivo son temas que terminan de darle sentido al álbum, pues si no se quedaría como energía liberada de forma descontrolada e injustificable.

Y poco más puedo decir de este álbum que no haya dicho ya, así que pasemos a las valoraciones:

Originalidad

En el álbum: Passion Pit consigue seguir con un mismo hilo conductor todo el álbum sin caer en la tentación del auto-plagio o cruzar la frontera entre temas y hacer que se parezcan entre ellos. 1/1

Con respecto al resto: Tienen estilo propio y son fuente de inspiración para nuevos grupos, y con este Kindred marcan un nuevo camino a seguir. 0,75/0,75

Con respecto a lo anterior: Este álbum es la evolución lógica de sus trabajos anteriores, no podríamos haber esperado nada igual a Gossamer ni un retroceso a lo naïve de MannersHan sabido mantener lo mejor de sus trabajos anteriores y darle una perspectiva nueva para que este Kindred resulte novedoso y refrescante para el público. 0,75/0,75

Impresiones

Primera Impresión: Por favor, son Passion Pit, era muy difícil que decepcionasen a la primera en su tercer álbum de estudio, y desde luego en la primera escucha no lo han hecho. 1,5/1,5

Tema a tema en profundidad/Impresión general: No son temas simples, eso desde luego. Esto es algo que se nota en los más explosivos como Until We Can’t (Let’s Go), pero incluso los temas que parecen más simples como son Looks Like Rain Dancing On The Graves cuentan con una producción fantástica. A nivel lírico, nos muestran a un Michael Angelaños romántico, que lucha con la fama para mantener a su mujer, y huye del cliché de las canciones de amor de “madre mía cuanto te quiero, qué haría sin ti”. Aunque hay momentos, como el ya mencionado All I Want que no me termina de convencer, es algo que se olvida inmediatamente al oír Ten Foot Tall (II) 4,8/5 

Lista de reproducción y compra: Sí, me lo compraría, lógicamente. Y sí, ya hay más temas del LP dentro de mi lista de reproducción que fuera de ella 1/1

Puntuación Total: 9,8/10 (Sí, me cuesta dar un 10 redondo, pero lo podemos redondear sin ningún problema).

Kindred

“Until We Can’t (Let’s Go)” es el último adelanto de Passion Pit que nos deja con ganas de álbum

Yo quería resistirme. Había leído en otras publicaciones acerca de este nuevo adelanto de Passion Pit, de título Until We Can’t (Let’s Go), pero yo quería resistirme. Pero quién puede no caer en la tentación cuando estás apuntado al newsletter del grupo y te envían un correo para avisarte de este estreno.

Así que me he decidido a escucharlo, y tengo que decir que no ha sido insatisfactorio. Con este tercer tema (y espero que último, porque no me está gustando esta modalidad auto-spoiler) parece terminar de confirmarse lo que parece ser la temática del álbum, y es que, teniendo en cuenta Lifted Up (1985) Where The Sky Hangs ya podemos afirmar, sin temor a equivocarnos, que de nuevo nos encontraremos ante un álbum divertido y explosivo, que si bien tiene sus momentos más introspectivos, con este nuevo adelanto queda patente que se van a difuminar estos momentos entre golpes de percusiones que invitan al baile.

Puestos a comparar, podríamos ver cierta similitud con Carried Away I’ll Be Alright, sobre todo en los estribillos, donde los falsetes de Michael Angelakos con los sintetizadores festivos podrían venirnos a recordar a aquellos temas en una versión mucho más controlada y no tan explosiva, pero aún así, sigue siendo muy bailable y animado.

En menos de un mes ya podremos hablar con más profundidad de este Kindred, que, a cada adelanto, me permiten confirmar la idea de que se trata de uno de los mejores álbumes de este 2015.

Crítica de “Adventure” de Madeon: sintetizadores multicolores en clave de 8-bit

Hoy toca hablar de talento joven. Y además de un talento muy especial, porque si alguien como Madeon ha contado para este LP con nombres pesados como Passion Pit, Dan Smith y Mark Foster como colaboradores algo especial tendrá. Y creedme, escuchando este álbum, se puede afirmar.

Bajo el nombre artístico de Madeon encontramos a Hugo Leclercq, artista que cuenta con apenas 20 años pero que hemos estado disfrutando de su producción en diferentes remixes, como aquel que hizo de Smile Like You Mean It de The Killers o en producciones propias como Changing Of The Seasons de Two Door Cinema Club.

Pero en cualquier caso, ahora podemos hablar de él como artista propio, y es que en Adventure ratifica su imagen, su estilo y toda la madurez que ha ido adquiriendo de ir trabajando aquí y allá. Los tres primeros temas del LP caen redondos, y es que desde la introducción al álbum, de título Isometric ya vemos lo que nos vamos a encontrar: explosiones de sintetizadores multicolores y percusiones que arrasan con un toque entre lo light dubstep y el EDM más ligero. You’re On, donde cuenta con la colaboración de Kyan, expone un interesante juego de modulación de voz que enseguida hará que se te quede el estribillo. OK no es más que la cara B de el tema que le precede, ya que lleva un estilo muy parecido pero careciendo de parte vocal.

Aquí habría que decir algo, ya que aparecen los dos puntos entre los que nos vamos a mover en el álbum, dos partes, dos mitades. Por un lado, la parte de los temas con vocals, que básicamente son las colaboraciones con los cantantes y citados y alguna excepción en la que participa el propio Madeon cantando. En cualquier caso, en estos temas encontramos una clara impronta de los artistas participantes; ya sea por los toques de percusión que marcan el ritmo de forma tan intensa de La Lune, con Dan Smith, vocalista de BastillePay No Mind que podría ser un remix de un tema de los propios Passion Pit ante la alegría que desprende y la ligereza en lo que a sintetizadores dance se refiere. Por último, ese Nonsense con Mark Foster suena bastante interesante, el juego vocal podría recordar a algún tema de su Supermodel, pero es en el que menos se nota la aportación.

Nos quedan dos colaboraciones más, con unos artistas que, si bien no tienen el peso de los nombrados anteriormente, dan un toque muy interesante al LP. Hablamos de Innocence con la banda británica Aquilo donde el ritmo se relaja, se introduce el elemento del piano que le da cierta originalidad al tema. Es de los temas más easy-listenings de este álbum. Y por último, tenemos que hablar de Only Way Out con  Vancouver Sleep Clinic, aunque parezca que esté cantando Bon Iver (espero hablar de este grupo porque los he escuchado y son muy interesantes). En este tema, no tenemos drops, tenemos un pase de momentos más tranquilos a otros más R&B que a su vez nos llevan a momentos donde progresa la melodía aumentando de intensidad hasta llegar a un final entre lo explosivo y lo relajado, un muy buen cierre de álbum. En esto se nota la influencia de música progresiva del grupo con el que colabora Madeon, pero ya hablaremos de ellos largo y tendido.

Hoy toca hablar de talento joven. Y además de un talento muy especial, porque si alguien como Madeon ha contado para este LP con nombres pesados como Passion Pit, Dan Smith y Mark Foster como colaboradores algo especial tendrá. Y creedme, escuchando este álbum, se puede afirmar.

Bajo el nombre artístico de Madeon encontramos a Hugo Leclercq, artista que cuenta con apenas 20 años pero que hemos estado disfrutando de su producción en diferentes remixes, como aquel que hizo de Smile Like You Mean It de The Killers o en producciones propias como Changing Of The Seasons de Two Door Cinema Club.

Pero en cualquier caso, ahora podemos hablar de él como artista propio, y es que en Adventure ratifica su imagen, su estilo y toda la madurez que ha ido adquiriendo de ir trabajando aquí y allá. Los tres primeros temas del LP caen redondos, y es que desde la introducción al álbum, de título Isometric ya vemos lo que nos vamos a encontrar: explosiones de sintetizadores multicolores y percusiones que arrasan con un toque entre lo light dubstep y el EDM más ligero. You’re On, donde cuenta con la colaboración de Kyan, expone un interesante juego de modulación de voz que enseguida hará que se te quede el estribillo. OK no es más que la cara B de el tema que le precede, ya que lleva un estilo muy parecido pero careciendo de parte vocal.

Aquí habría que decir algo, ya que aparecen los dos puntos entre los que nos vamos a mover en el álbum, dos partes, dos mitades. Por un lado, la parte de los temas con vocals, que básicamente son las colaboraciones con los cantantes y citados y alguna excepción en la que participa el propio Madeon cantando. En cualquier caso, en estos temas encontramos una clara impronta de los artistas participantes; ya sea por los toques de percusión que marcan el ritmo de forma tan intensa de La Lune, con Dan Smith, vocalista de BastillePay No Mind que podría ser un remix de un tema de los propios Passion Pit ante la alegría que desprende y la ligereza en lo que a sintetizadores dance se refiere. Por último, ese Nonsense con Mark Foster suena bastante interesante, el juego vocal podría recordar a algún tema de su Supermodel, pero es en el que menos se nota la aportación.

Nos quedan dos colaboraciones más, con unos artistas que, si bien no tienen el peso de los nombrados anteriormente, dan un toque muy interesante al LP. Hablamos de Innocence con la banda británica Aquilo donde el ritmo se relaja, se introduce el elemento del piano que le da cierta originalidad al tema. Es de los temas más easy-listenings de este álbum. Y por último, tenemos que hablar de Only Way Out con  Vancouver Sleep Clinic, aunque parezca que esté cantando Bon Iver (espero hablar de este grupo porque los he escuchado y son muy interesantes). En este tema, no tenemos drops, tenemos un pase de momentos más tranquilos a otros más R&B que a su vez nos llevan a momentos donde progresa la melodía aumentando de intensidad hasta llegar a un final entre lo explosivo y lo relajado, un muy buen cierre de álbum. En esto se nota la influencia de música progresiva del grupo con el que colabora Madeon, pero ya hablaremos de ellos largo y tendido.

Y ya parece que la originalidad se le acaba ahí, en parte. La segunda parte que conforma este álbum está formada por los temas sin parte vocal, enfocados más al synthpop de toques 8-bits retro que, si bien son interesantes, llega un momento en el que resulta algo repetitivo. O por lo menos, no permite encontrar una diferenciación temática, sino que estos temas son algo más parecidos entre ellos y me deja cierto sabor agridulce, ya que a pesar de que suenan bastante bien cada uno de estos temas, al final su sonido acaba mezclándose entre ellos en un mar de sintetizadores descafeinados y percusiones pegadizas.

En cualquier caso, no deja de ser un muy buen trabajo debut de este productor francés con muy buenas perlas y un muy buen sonido que se aleja del EDM mainstream, es decir, que tiene originalidad. Encontramos ciertas similitudes con Owl City Daft Punk en algunos momentos, se aleja del dance actual como de Calvin Harris o David Guetta.

Pasemos a la valoración del álbum.

Originalidad

-En el álbum: Como digo, dos mitades en el álbum: la original, que es la de las colaboraciones, y la de Madeon por sí mismo, que en un principio suena muy bien pero que al final se acaba difuminando los límites entre un tema y otro que acaba chirriando en parte. 0,7/1

Con respecto al resto: Esta mezcla de sintetizadores algo 8-bit con synthpop podría ser una evolución del sonido de Daft Punk por un muy bien camino. Pero acaba tomando un camino diferente implantándole una impronta bastante interesante, con un sonido que se aleja a lo que encontramos habitualmente en las listas. 1/1

Impresiones

Primera Impresión: “Wow”, está fue más o menos mi impresión al acabar de escuchar el álbum. Me gustó como pasaba de partes más animadas a otras más tranquilas, pero que no se nos olvide con quien estamos tratando, y es que al final Madeon acaba animando la escena a golpe de sintetizador. Me pareció genial en un primer momento. 2/2

-Tema a tema en profundidad/Impresión General: En lo que respecta a producción, impresionante trabajo del francés. Ahora, pasando a un plano general, hay que decir que me pesa mucho esa falta de originalidad entre esos temas de la segunda mitad. Llega un momento que dices “¿Otra vez?” pero, como digo, las melodías son muy atractivas. En resumen, podríamos decir que hay una de cal y otra de arena. Pero creo que con un 3,7/5 vamos bien.

Lista de reproducción y compra: Desde luego, hay temazosPay No Mind es de mis favoritos, y la colaboración con Mark Foster es más que interesante, así que sin duda, se encuentran estos temas en mi lista de reproducción. Ahora, si nos centramos en la compra del álbum, no lo tendría tan claro. Es un disco muy interesante para ser un debut, con un sonido muy bueno, pero de ahí a comprarlo… 0,8/1

Puntuación Total: 8,2/10

Adventure (Deluxe)

Recomendación de la semana XIV: “Forgiveness” de Telepathic Teddy Bear, un synthpop con momentos Passion Pit y otros más melancólicos

Si hay una cosa que además de las portadas de un álbum que hace que me acerque a un álbum o a un artista, es el nombre del mismo. Y, claramente, este es el caso de Telepathic Teddy Bear, un productor basado en Monterrey cuya música la describe como una mezcla de M83, Passion Pit y demás artistas de esta línea.

Iba yo tan alegre por mi TL de Instagram cuando una cuenta de música alternativa subió un pequeño vídeo de un tema de este Forgiveness. Me pareció una apuesta interesante, con una electrónica que fluctuaba entre momentos de más “lucidez”, por decirlo de alguna manera, con otros de más melancolía. Y esto es algo que se puede ver en este álbum.

Y es que en temas como este Slow Burn, mi favorito del álbum, se mezcla una melodía lenta y progresiva de piano con toques de sintetizador y ligeros vocoders que le dan un toque muy interesante a este corte. También, encontramos mezclas donde encontramos reminiscencia a un Adam Young de Owl City, como es en el caso de All This Time, el tema que abre este álbum, u otros momentos donde podríamos encontrar a unos Tame Impala muy descafeinados, como en Sharp Feathers.

En cualquier caso, este es un artista que, si te mueves en la línea de la electrónica, hay muchas posibilidades que te guste. Desde luego recomiendo encarecidamente una escucha a su nuevo álbum Forgiveness que, además, se puede descargar gratuitamente en el bandcamp del artista.

Análisis del vídeo de “Lifted Up (1985)” de Passion Pit: Un rave indie con mucha luz y color

Captura de pantalla 2015-03-26 a las 17.43.13

Cuando intentas fijar la mirada en el objetivo y acabas mirando a Cuenca

Que cualquier novedad de Passion Pit se espera con ansia no es ninguna sorpresa. Y es que se recibieron con ganas los dos primeros adelantos que tuvimos del tercer álbum de este grupo y, hoy, tenemos la misma sensación para con el estreno del vídeo de Lifted Up (1985), que lleva el estilo de la canción: mucha luz y mucho despliegue de colores que, en primera instancia, choca.

Captura de pantalla 2015-03-26 a las 17.42.43

Cuando intentas estar tranquilo mientras te mira un stalker

En el vídeo nos encontramos con un Michael Angelakos en medio de una pista de baile donde se entremezclan los toques de oscuridad con los de plena claridad, creando momentos algo incómodos para el espectador, al haber tanto destello indiscriminado. En cualquier caso, quiero destacar algo original en este vídeo: la forma en la que se plasma algo tan simple como una fiesta.

Captura de pantalla 2015-03-26 a las 17.43.59

Cuando te tiran una foto y no estabas preparado

Y es que hay que destacar dos aspectos. Por un lado, el constante primer plano del vocalista de Passion Pit y por otro el juego de luces que se establece, con difuminados y demás. Tras esta apariencia simple encontramos una realización compleja que se puede apreciar si se presta atención.

En lo que respecta a un trasfondo del vídeo, poco se puede sacar. Tal vez cierta complementación de la letra en lo que respecta a la parte en la que pone de manifiesto su carácter psicológico en el que debate sus problemas sentimentales, y tal vez el vídeo sea una forma de transmitir el hecho de estar sufriendo interiormente mientras el resto disfruta, llegando un momento en el que al final, o bien te incorporas al resto, o bien actúas sin que al resto le importe.

En cualquier caso, es un vídeo animado y dinámico, que consigue atraer la atención del espectador. Una buena muestra de lo que nos puede ofrecer el LP completo. Falta un mes para ver si estamos en lo cierto.

Ya tenemos fecha y adelantos de “Kindred”, el nuevo álbum de Passion Pit

Zane Lowe y su programa están que no dan a basto. La semana pasada con la presentación del nuevo single de Florence and the Machine, y ayer, en plena entrevista con Florence Welch, presentó Lifted Up (1985) el single de adelanto de Kindred, el que será el tercer álbum de los americanos Passion Pit, que verá la luz el 21 de Abril de este mismo año:

Este adelanto es, expresándolo de manera simple, un tema potente. Por esa energía desatada podría ser como un I’ll Be Alright pero no tan desatado. Encontramos la típica fórmula Passion Pit usada en su segundo álbum Gossamer: Estribillos explosivos, vocal con el falsete tan característicos de Michael Angelakos y los sintetizadores tan particulares y animados del conjunto.

Con esta carta de presentación, parece que nos presenta una maduración de su trabajo anterior. Si Manners era, por decirlo de alguna manera, un álbum “controlado”, donde, si bien dentro del marco de la electrónica que depura la banda, no había demasiadas rarezas; y en Gossamer encontrábamos temas en ocasiones demasiado potentes para entenderlos a la primera (I’ll Be Alright, Carried Away, Cry Like a Ghost), este Kindred podría encontrarse en un término medio muy interesante.

Por si no teníamos suficiente, si queríamos caldo, Passion Pit nos da dos tazas, en este caso, otro single más publicado el día de hoy. De título Where The Sky Hangs, tiene un tempo más tranquilo donde juega con percusiones algo más en la línea del R&B (por decirlo de alguna manera) y melodía electrónica de uno de los temas más interesantes de este grupo: Constant Conversations. Parece que han querido recuperar el espíritu de ese tema de su Gossamer y transformarlo en algo nuevo y más maduro.

Tal vez no encontremos himnos de la talla de Take a Walk Sleepyhead, o sí, no lo sabemos. Pero lo que podemos afirmar es que vienen apostando fuerte con dos temas que, si bien con un importante contraste, se mueven en un marco de madurez que sienta muy bien a la banda.

El tracklist del nuevo álbum, Kindred, queda de la siguiente manera:

1-Lifted Up (1985)

2-Whole Life Story

3-Where The Sky Hangs

4-All I Want

5-Five Foot Ten (I)

6-Dancing on the Graves

7-Until We Can’t (Let’s Go)

8-Looks Like Rain

9-My Brother Taught Me How to Swim

10- Ten Feet Tall (II)

Passion Pit pone título a la canción de sus tráilers y estreno para la semana que viene

Si seguís a Passion Pit en las redes sociales, habréis visto como llevan unos días publicando imágenes con, lo que parece ser, parte de las lyrics de una canción, así como vídeos de cuestión de pocos segundos donde podíamos ver a niños en un atardecer mientras nos daban una pequeña preview de su nuevo single.

Pero ya tenemos fecha y título de la canción en cuestión. De título Lifted Up (1985) poco más sabemos, salvo que la expectativa es real. Estaremos pendientes de este estreno, así como el de su álbum en abril.

IMG_1426

Pero Passion Pit, quería deciros que hay dos formas de hype. El que lleva a la desilusión y el que no. El que nos da muchos tráilers cortos, fotos con tracklist que, en muchas ocasiones, acaba en desilusión; o el de estrenar un trailer del álbum y no tardar ni una semana en lanzar el primer single, con lo que no nos deja tiempo a preguntarnos si será un buen trabajo o uno mediocre (aló Florence + the Machine). En fin, la semana que viene vendré a retractarme de lo que he dicho, o no, pero en fin, eso será otra entrada.

Madeon se alía con Passion Pit en “Pay No Mind”, adelanto de su álbum debut

Cualquier noticia que envuelva a Passion Pit parece tomar especial relevancia, y si encima supone la noticia que podamos escuchar material, más aún si cabe.

En cualquier caso, tenemos a Madeon, productor y DJ francés de 21 años que ya cuenta con importantes logros. Empezó haciendo remixes (Smile Like You Mean It de The Killers, Que-veux tu de Yelle por citar algunos ejemplos) para acabar llegando a producir, y en ocasiones componer, temas para artistas de la talla de Ellie Goulding (Stay Awake de su álbum Halcyon), algunos temas de Lady Gaga y su álbum ARTPOP o la pegadiza Changing Of The Seasons de Two Doors Cinema Club.

En lo que respecta a producción propia, solo contamos con un par de EPs (The City Japan Only) y algún single suelto (Imperium Cut The Kid). Pero el mes que viene ya tendremos su primer LP. De título Adventure, ya conocemos que encontraremos colaboraciones interesantes, como la inclusión de Dan Smith de Bastille y de Mark Foster de Foster the People, así como el tema que protagoniza esta entrada, Pay No Mind con Passion Pit.

Se trata de un tema de corte synthpop, con cierto toque disco y animado, desde luego. Una mezcla de Daft Punk (a quienes Madeon cita de maestros) con Smallpools y, sin duda, el sello Passion Pit. ¿Se parecerá el nuevo material de la banda americana a este que tenemos entre manos? En abril lo sabremos, y, antes, tendremos el álbum de Madeon, que seguro hará que ese mes de espera resulte más interesante.

Passion Pit dan pistas sobre su regreso (¡por fin!) en 2015

 Passion Pit atacan de nuevo, y en su página de Facebook parecen dejarlo bien claro con su último post (pudiendo elegir entre la palabra inglesa y entrada, me quedo con la que ya he usado).

El caso es que en la imagen, de título Passion Pit 2015, nos muestra a un Michael Angelakos delante de una pizarra con numerosos títulos tapados, pero de la que podemos leer Intro Five Foot Ten. ¿Posibles nuevos títulos?94f

Reacción de los admiradores de la banda al enterarse de la noticia

De momento, lo único que tenemos claro es que Angelakos, vocalista de la banda, ha publicado en su página de Soundcloud un demo que lleva un estilo que nos transmite la certeza de que sigue vivo, y sigue haciendo música, lo cual no es poco. Si bien publica estas últimas canciones bajo el nombre de Eastern Shift y no tienen relación con su proyecto principal, Passion Pit, supone una ráfaga de aire fresco.

Habrá que conformarse con los audios que publique el líder de la banda hasta la salida/anuncio de un nuevo single de la banda.

Recordemos que Passion Pit tienen publicados dos EPs (Chunk Of Change Constant Coversations), así como dos LPs (Manners Gossamer), siendo este último álbum, que fue lanzado en 2012, el que los llevaría a la fama mundial y a los territorios más mainstream.

Y como en este blog somos muy indies, dejo la canción con la que conocí a este grupo, y que me parecen de lo mejor que tienen, Sleepyhead:

 

¿Conocéis a Smallpools, grupo de indie pop de Los Ángeles y su éxito “Dreaming”?

Mi viaje a Seattle me ha permitido conocer nuevos grupos y/o cantantes que ya se empiezan a hacer imprescindibles. Entre esos grupos quiero destacar en esta entrada Smallpools, el grupo formado por Sean Scanlon como voz cantante, Mike Kamerman en la guitarra, Joseph Intile en el bajo y a Beau Kuther en la batería.

SMALLPOOLS2_photo_cred_Dan_Monick 2013Y, ¿por qué ha llamado esta gente la atención, si apenas tienen un EP de cuatro canciones en el mercado? Pues precisamente, la responsable es una de ellas, Dreaming, que consiguió abrirse paso hasta el puesto número 1 en The Hype Machine (un portal de música estilo Soundcloud) y alcanzo un buen respetable puesto 23 en la lista de música alternativa de Billboard.

Recuerdo que la primera vez que escuché esta canción se me vino automáticamente la imagen de Passion Pit a la cabeza: líneas de sintetizador bailables, saltarinas y animadas y un estribillo muy pegadizo del que te dan ganas de bailar y cantar. Además, podemos indicar como parecido los rangos vocales de Scanlon con los de Michael Angelakos, tonos altos que rozan el falsete pero no resultan desagradables, aunque sí difícil de imitar.

No sería presuntuoso afirmar que, después de haber escuchado este buen tema, todos estamos esperando un álbum que acoja este corte. Tenemos su EP presentado en Julio del año pasado Have A Great Summer! con otros tres cortes que, aunque este Dreaming los eclipsa, tienen su punto y dan una buena imagen de la banda. Mason Jar tiene un estilo más rockero, mientras que Over And Over tiene un estilo más indie pop adolescente con un estribillo simple y pegadizo, y puentes donde los Oooh ooh ooh oooh te obligan a seguirlos. No Story Time tiene una esencia que me recuerda a lo mejor de Two Doors Cinema Club. Vamos, que Smallpools están preparados para pasar por varias influencias a la hora de asentar su estilo, pero eso sí, teniendo como eje principal los sintetizadores y las melodías animadas. Buen trabajo de Scanlon y los suyos, estaremos pendientes de futuros trabajos suyos, los cuales esperemos no queden demasiado lejos de aquí.