rihanna

Cuando eres Rihanna y te sacas un álbum de la manga

Las vidas de muchos se vieron carentes de sentido cuando la semana pasada Rihanna publicaba (al fin) su nuevo álbum, ANTI. Ya se acabó la constante pregunta los jueves de “¿será mañana cuando lo publique por sorpresa?”, ahora damos la bienvenida a “¿realmente ha merecido la pena?”.

Volvemos a lo de siempre y ya algunos os resultará viejo familiar mi amigo el hype. Porque tienes dos formas de actuar cuando eres una estrella de fama mundial de la que se sabe va a publicar un álbum en breve. O te marcas un Kanye West con Waves y lo acabas presentando en el maldito Madison Square Garden en un concierto que se transmite por todo el mundo, o te marcas un Beyoncé y publicas de repente, cuando nadie se lo espere, tu nuevo álbum en los medios digitales disponibles para todo el mundo.

La cuestión es la siguiente: Rihanna sabe muy bien qué hacer para llamar la atención. Que si ahora publico tres temas que no tienen nada que ver el uno con el otro y que (salvo ‘American Oxygen’, con el que sufrió un descalabro) le han dado el hit fácil con el que ganar tiempo; que si ahora monto una página web donde la gente va abriendo puertas para llegar al álbum, que si ahora publico una foto mía escuchando el disco… Todo para que al final te levantes por la mañana y leas un tweet de la amiga RiRi diciendo que sus seguidores tenemos un regalito esperándonos.

Hay que sumar otro factor: ha publicado el álbum en Tidal. Sí, la famosa plataforma por streaming de Jay Z que se montó como una nueva salvación a la obra de los artistas y que ha caído en un fracaso importante. ¿Qué consiguen con esto? Un intento desesperado para remontar, porque a pesar de que el álbum sea gratuito (durante la primera semana y código mediante), tienes la obligación de caer en las redes de la plataforma abanderada por Madonna o Nicki Minaj para descargártelo.

Así que, en resumen, tenemos a Rihanna publicando de mala manera y un poco a destiempo el álbum (un par de días después de estrenar ‘Work’ , sin dejar siquiera tiempo para asimilarlo) y, ¿peor aún?, haciéndolo en una plataforma tan duramente criticada como Tidal. ¿Por qué hacer esto? Quiero decir, ¿por qué no seguir los métodos habituales de publicación de un álbum y tener un éxito asegurado? 

Para esta pregunta encuentro dos respuestas: la primera es porque eres Rihanna y te lo puedes permitir, la segunda es porque eres Rihanna y siempre te ha ido bien.

No todos pueden generar un hype como el que ha generado la de Barbados y ANTI, y menos aún poner en descarga gratuita su álbum y que la repercusión acabe en un balance positivo (al final ha conseguido lo que quieren todos: que se hable de ella y de su música. Aunque en este caso, más del envoltorio que del contenido). ¿Si hubiese seguido el “método habitual” o se hubiese marcado un Kanye West hubiese engrosado más billetes en su cuenta corriente? Tal vez, pero cuando estás ya en ese estatus te da exactamente igual.

Y ahora el segundo motivo. No recuerdo donde leí esto pero me chocó mucho. Cuando se hablaban de aquellos singles que estrenó el pasado año (‘Bitch Better Have My Money’, ‘FourFiveSeconds’ y ‘American Oxygen’), hablaban de que Rihanna quería de alguna manera experimentar en sus propias carnes “el fracaso” y la sensación de renacer de sus cenizas con un nuevo material impactante. Siempre te ha ido bien, y aunque estés en horas bajas, cualquier cosa que saques va a tener un público al que va a gustar. Basta encontrar la tecla adecuada y salir ganando. O incluso sin esforzarse mucho, nada más hay que mirar ‘Work’, que es simple como ninguna pero acaba quedándose y no puedes dejar de tararearla.

¿Es Rihanna una innovadora y una atrevida por hacer esto? No. Lo de “atrevida” no tiene sentido cuando sabes que vas a salir ganando, la única duda es el cuánto. E “innovadora” tampoco, porque, aunque lo haya hecho de peor manera, ha recorrido un camino que ya hizo Beyoncé hace un par de años, quién a su vez optó por la versión sencilla de lo que ya hicieran Radiohead en 2008 con “In Rainbows” y su descarga con el pago a gusto del consumidor. Pero si que ha hecho algo interesante, y es hacer suyo el “si puede salir mal, saldrá mal” para darle la vuelta. Puestos a hacer un Björk y que mi álbum se filtre, lo publico yo gratis y quedo mejor. Aunque eso sí, ¿de qué hablamos más, del contenido del disco o de la forma en la que se ha lanzado? Si una artista quiere devaluar de una manera tan importante su obra, adelante, pero que no lo publique entonces en Tidal y su filosofía de defensa de los derechos de los creadores, porque no perdamos de vista que gran parte de esta estrategia ha traído el sacrificio de todo ese apartado creativo por 15 minutos de fama.

“Bitch Better Have My Money” de Rihanna: Venganza y dinero en un vídeo de cine

Captura de pantalla 2015-07-04 a las 19.08.15

Cuando estás a final de mes e intentas apurar toda la gasolina posible

Rihanna ha ido con retraso. Lanzó como single Bitch Better Have My Money, tema con el que consiguió sorprender a la mayor parte del público. Recordemos que pasaba de un tema algo más acústico como aquel FourFiveSeconds con Kanye West Paul McCartney, a uno de dimensiones más trap y, en general, un sonido al que no nos tenía acostumbrados.

Después de una serie de interpretaciones en vivo que llamaron a un más la atención, han tenido que pasar unos meses hasta que finalmente tengamos con nosotros el vídeo del tema. Que, aunque tarde, lo hace por todo lo alto.

Captura de pantalla 2015-07-04 a las 19.09.31

“Asiente y sonríe”, cuando estás con tus amigas, pasa tu madre y disimulas

Porque vale que no sea la reina del hype y este año el premio se lo lleve Taylor Swift con Bad Blood. Y es que el anuncio del vídeo con trailer no se hizo con un lapso de tiempo como en Bad Blood. Pero, sin duda, esa ilusión hubiese estado justificada. Porque, a diferencia del vídeo de Taylor Swift, el vídeo de la de barbados sobrepasa cualquier expectativa que se tuvieran puestas en él desde que se vislumbrara el primer adelanto del mismo.

Captura de pantalla 2015-07-04 a las 19.11.42

Cuando quieres crear envidias en Instagram #me #summer #whiteteethteen #hipster #beautiful

El vídeo corresponde completamente al tema al que acompaña. Nos encontramos a una Rihanna vengativa, no tan dulce como en otros vídeos, que busca que le devuelvan su dinero. ¿Cómo lo intenta? Secuestrando a la mujer de su deudor para acabar finalmente matándola. Y ante la estanca situación de las cuentas bancarias del marido, a él también. Todo ello con una cinemática espectacular y una puesta en escena que no tiene nada que envidiar recuerda a las escenas más gore del cine de Tarantino.

Captura de pantalla 2015-07-04 a las 19.08.16

Cuando llegas de fiesta y los cereales que llevan tres meses abiertos te sientan de gloria

Total, que en Bitch Better Have My Money nos encontramos a una Rihanna agresiva, entre escenas que abarcan desde gasolineras, naves inmensas y barcos. Porque el día que decidieron grabar se lo podían permitir. También hay que señalar que, entre tanta escena “desagradable” (que no lo es tanto), encontramos algún que otro momento de humor, como cuando disimulan delante de un agente de policía o cuando el marido se dedica a lanzar billetes. Quiero la versión emoji de ese momento.

Rihanna, ¿qué pretendes con “Bitch Better Have My Money”?

A menos que hayáis vivido en una cueva esta semana, os habréis enterado de que Rihanna ha vuelto con nuevo single que promete traer tanta cola como hiciera Miley Cyrus con su último álbum. El caso es que se nos presenta a la Rihanna más atrevida en este Bitch Better Have My Money. Nada de la delicadeza y belleza de temas de su más reciente trabajo como Stay Diamonds, sino que es un tema puramente trap, por mucho que la gente se empeñe en calificarlo de rap. Es un tema sucio, de percusiones propias del hip-hop con una base electrónica que corre por cuenta de Kanye West, y ha conseguido transmitir toda su esencia en este corte.

En lo que respecta a la letra, nos encontramos ante una Rihanna muy dejada, con una letra altamente criticable en la que se nos muestra lo creído que tiene su carrera y su posición actual. Ella sabe que está muy esperada desde su último LP que ya data del 2012, y desde entonces se ha ido forjando esta imagen de rebelde, al más estilo del productor del tema Kanye West. Y es que un vistazo a la letra y hace que resulte imposible quitarse la sombra del gran productor y rapero y boicoteador de discursos.

Pero el motivo que me ha hecho hablar de este nuevo tema es la puesta en vivo que hizo ayer en la gala de los iHeart Radio Awards. Una gala de premios donde encontramos actuaciones de artistas como Kelly Clarkson Snoop Dogg, pero Rihanna era una de las artistas más esperadas, ya que supondría la primera vez que se presentaba en vivo este tema.

Y desde luego no defraudó la puesta en vivo. Trajo un helicóptero y con un estilismo esperpéntico basado en el verde reflectante que contrastaba con la oscuridad que rodeaba a la de Barbados, comenzó a cantar y a moverse por el escenario al ritmo de las percusiones profundas y bases electrónicas del tema.

Pero hay que declarar ciertos aspectos a favor de Rihanna. Si bien me parece un tema que debe olvidarse cuanto antes y procurar que no llegue a demasiado, el estribillo se queda en seguida y no me puedo quitar su voz diciendo “bitch better have my money!”. Y por otro lado, Rihanna sigue estando en buena forma y lo demuestra en el directo que hizo ayer, que si bien su puesta en vivo no me convenció demasiado y me pareció puro show para llamar la atención, el tema lo clavó a la perfección, y al César lo que es del César.

En fin, sólo cabe esperar a que tengamos más noticias del próximo nuevo trabajo de Rihanna. De momento tenemos el yin y el yang del álbum, el folk acústico de FourFiveSeconds y este trap de título Bitch Better Have My Money. ¿Nos encontraremos ante un álbum muy ecléctico de la cantante, o simplemente se dedica a jugar al despiste con este nuevo tema? ¿Qué pretendes Rihanna?

Hablemos del regreso de Rihanna, de Paul McCartney, de Kanye West y de FourFiveSeconds

No sé por qué he tardado tanto en hablar sobre esta colaboración/esperpento/nueva táctica de llamar la atención. Bueno sí, estaba intentando superarlo. Hagamos memoria, hace un par de semanas, se publicó una colaboración entre RihannaKanye West (el muchacho ese que en todas las fotos sale serio y saltó al escenario cuando le entregaron el premio a mejor álbum a Beck en lugar de Beyoncé), y Paul McCartney, que aún está por ahí dando coletazos.

En cualquier caso, se acabó publicando que, además de tratarse de una de las colaboraciones que llevaban un tiempo preparando Kanye West y Paul McCartney, se trata también del single de regreso de Rihanna. Recordemos que su último trabajo fue su álbum Unapologetic del que se extrajeron singles de la talla de Stay Diamonds (y otros tantos que pasaron sin pena ni gloria en nuestro país). Estos temas, y el álbum en general, bueno, y la mayoría de los anteriores, contaban con un sonido enmarcado en el pop electrónico, en ocasiones más dance, en ocasiones más R&B, pero que siempre eran rompepistas. ¿Qué es lo mejor que puede hacer Rihanna para llamar la atención? Efectivamente, lanzar algo que se aleje completamente de ese sonido y de material para entradas y comentarios relacionados con ello. Y ese gancho se llama FourFiveSeconds. No sé que sonido puede tener ese nuevo álbum de la de Barbados, pero probablemente no tenga nada en absoluto que ver con este single. Voto porque llevará el sonido que ha llevado hasta ahora, con alguna influencia del pop actual (más ligero y menos dubstep), pero FourFiveSeconds resultará algo anecdótico. O no, pero eso es algo que veremos con el tiempo. Aún no hay fecha para lo nuevo de Rihanna, pero ya han pasado tres años desde Unapologetic, y habrá alguien que espere su continuación. Desde luego, desde aquí nos resulta indiferente. Será algún single con gancho que tengamos que escuchar a lo largo del año y poco más. En fin, el tiempo lo dirá.