Sam Smith

Ya tenemos a los ganadores de los Grammy de 2015, comparemos resultados

Hace casi dos meses publicaba mi apuesta personal por los Grammy de 2015 (aquí), y mientras leía la lista de ganadores de este año, tengo que decir que estaba completamente equivocado.

O por lo menos en gran parte. No daba un duro por Beck y, junto a Sam Smith, son los que más galardones recibieron anoche (o casi que podríamos decir hace un rato). Por otro lado, gente en la que había depositado mi confianza, se ha ido a casa sin nada, como es el caso de Sia o Taylor Swift. 

Pero en fin, centrémonos en comparar resultados y opiniones; cuando vea la gala entera podré hacer comentarios al respecto, pero mientras tanto vamos a amenizar el resto de entrada con la colaboración de Beck y Chris Martin cantando Heart Is A Drum en la gala de ayer:

https://tengustosdistintos.wordpress.com/2014/12/14/mi-apuesta-para-los-grammy-de-2015-en-11-categorias-distintas/?preview=true&preview_id=1332&preview_nonce=c8cff88f97

Record of the year: Apostaba por Chandelier y ni mencionaba a Sam Smith y su Stay With Me, quien acababa llevándose el galardón. De nuevo una muestra de que no siempre lo comercial es lo que acaba triunfando.

Album of the year: Acierto a medias. Consideré que se lo llevaría Beyoncé y comentaba que me gustaría que se lo llevara Sam Smith, quien se lo acabó llevando con su In the Lonely Hour. 

Best New Artist: Acierto de pleno (minipunto para mí), Sam Smith se lleva este tercer Grammy a mejor artista novel, que si bien se enfrentaba a Bastille como contrincante muy pesado, se acabó llevando la estatuilla el cantante de Soul.

Best Pop Solo: Fíjate, aquí sí me da pena que no se lo hubiese llevado Taylor Swift y que en su lugar se lo haya llevado Pharrell Williams con Happy. No vamos a poder evitar seguir escuchando el tema, que aún coleará por las radios. Su año fue 2014, no 2015.

Best Pop Duo/Band Performance: Que desilusión que no se lo haya llevado Coldplay. Pero en fin, espero que la victoria de la colaboración entre a A Great Big World Christina Aguilera con Say Something sirva para animar a ésta y recordarle a la gente que siga viva, y por otro lado, grabar el título de One Hit Wonder a los primeros.

Best Pop Vocal Album: 4º premio que se lleva Sam Smith, el cual le atribuí a Ed Sheeran por x, pero en fin, se queda en buenas manos, todo sea porque no se lo hubiese llevado Miley Cyrus.

Best Rock Performance: Otro acierto, y es que se lo llevó Jack White con Lazaretto, un tema que en vivo desprende una energía increíble, con los cambios de ritmo que lo hacen tan interesante.

Best Rock Song: Recuerdo que cuando Lorde se lo llevó por Royals hubo mucha polémica, pues ídem con Paramore, que se llevan el premio a esta categoría con Ain’t It Fun. Que sí, que es un tema divertido y con un estribillo pegadizo, pero sigo manteniendo mi postura de que está fuera de lugar.

Best Rock Album: A mí también me gustó Morning Phase de Beck, pero no creía que fuese capaz de llevarse el galardón. Que vale que se enfrentara a U2 y su no tan bien recibido Songs Of Innocence, que vale que Turn Blue despertó críticas diversas, pero no lo concebía. Aún así, enhorabuena a Beck, que no se le puede quitar haber firmado uno de los mejores discos de 2014.

Best Alternative Album: En esta categoría tenía mis dudas y me incliné por Arcade Fire, pero yo mismo veía que iba a ser complicado que ganaran con Reflektor. En cambio, se lo ha acabado llevando St Vincent por su álbum homónimo, que le tendré que dar una segunda oportunidad a ver si ahora lo veo con otros ojos.

Best Music Video: Desde luego, aquí tenía claro que se lo iba a llevar Happy. Tanto por el concepto por la repercusión que ha tenido a lo largo del 2014. Más merecido que el otro galardón que se ha llevado desde luego.

Artistas que ven el éxito a la primera o, en su defecto, por serendipia

Antes de nada, había pensado titular la entrada como artistas que lo petan a la primera, pero luego me he recordado que hay que guardar las formas, sobretodo cuando abro la entrada con un artista de la talla de Hozier.

Estaba leyendo hace un rato un artículo de la Rolling Stone en el que hacían un repaso a la llegada el éxito del artista, y la historia detrás de su single de presentación y de máxima repercusión hasta la fecha, Take Me To Church.

Comentaba como ese boca en boca ayudó a su carrera, y como que una vez entró en las radios americanas todo fue rodado (vale, me habré saltado como la mitad de la historia, si os interesa la podéis leer en la web). Desde luego, a lo largo del artículo, Hozier se nos presenta como alguien con los pies en la tierra, que si bien sabe que tiene la agenda llena hasta Navidad de este año, toda idea que le surge la plasma con la guitarra para la grabación de su próximo álbum.

En lo que respecta a su álbum debut, es una auténtica joya. Temas que sueltan un soul y una energía muy interesante y, en ocasiones, cañera, y otros en el prisma contrario, que rozan lo intimista. Pero ante todo premia esa autenticidad con letras propias, con mensaje, y Take Me To Church es un ejemplo.

En el artículo hacen referencia a que hace un año, era impensable encontrar una canción con un tempo más relajado y con trasfondo en lo alto del Top 40, pero asimismo declaran que desde Sam Smith, esa puerta esta abierta.

Y ahí es donde me quería detener en esta entrada (aunque haya dado un rodeo tan sumamente grande). Ya no en cómo hay artistas que desde el lanzamiento de su primer single ya ven su éxito asegurado, sino en artistas que en su primer single llegan al éxito sin haber sido esa su intención. Que sí, que la ambición de cualquier artista es forjarse un nombre en la escena pop, pero hay otros que se conforman con la escena alternativa o que, al menos, no van con toda la maquinaria a alcanzar ese éxito mainstream.

Un ejemplo muy claro es Lorde y Royals, que fue a parar en toda la frente de la crítica musical. Un tema totalmente antitendencias pero que gustó a todo el mundo y acabó conquistando las listas. Como dice el artículo con el que he sacado esta entrada, Sam Smith podría ser otro ejemplo, y es que, si bien Stay With Me hubiese sido más fácil encontrárselo en el top de las listas de adult alternative (que por cierto, esa calificación de género no me gusta nada), si es verdad que choca mucho verlo en la lista general de Billboard al lado de Taylor Swift.

Pero además de esos artistas noveles que ven un éxito, más o menos buscado, a la primera, habría que señalar a otros que pasan del apartado más underground/indie a las cotas altas de la fama. Está claro que la música indie en todas sus variantes se encuentra en las listas y ya no sorprende, pero para fun.llegó en su segundo álbum… Después de que Nate Ruess (el vocalista) hubiese lanzado con su anterior banda dos álbumes. Tardó en llegar, pero acabó llegando.
Y ya, qué decir de Gotye, que tardó casi 10 años en llegar su popularidad mundial con Somebody That I Used To Know y su melodía cantada y parodiada por tantos. Si bien era un artista que había conseguido labrarse un nombre en Australia y alguno de sus temas de su segundo LP fueron muy aclamados, fue con ese single y su estilo antipop con el que llegó al gran público. Trayendo consigo a Kimbra, que por lo menos para mí fue un descubrimiento interesante.

¿Qué quiero decir con esta entrada? Que no podemos estar seguros de lo que encontraremos mañana en el puesto número 1 de la lista de ventas y que, de nuevo, no existe la fórmula perfecta para crear el próximo éxito.
Bueno, y también que, aunque en muchas ocasiones tarde en llegar, acaba llegando.

Mi apuesta para los Grammy de 2015 en 11 categorías distintas

¿Y por qué en once categorías y no en más o en menos? Por un lado, hacer una porra con las 83 categorías en las que se opta a los Grammy es muy difícil, y por otro lado porque directamente en otras categorías no conozco a los artistas o los álbumes (caso de la categoría dance/electrónica).

En cualquier caso, allá voy con mi apuesta en estas 11 categorías más importantes:

Record Of The Year: Mis apuestas van a por Chandelier de Sia, aunque se enfrente a la fiereza de Taylor Swift y su Shake It Off y a Meghan Trainor y su One hit wonder All About That Bass, que debería quedarse en eso.

Album Of The Year: No son todos, pero este es uno de los casos en el que tengo más o menos claro el destinatario de este premio: Beyoncé. Ésta atacó con un álbum que ha dado mucho de que hablar a lo largo de este año y que ha generado una buena crítica en general. Por lo que a mí respecta, enviaría el premio a Sam Smith por In The Lonely Hour, que me parece un álbum rompedor para ser un debut que, entre melodías R&B suaves, vemos la personalidad del británico.

Best New Artist: Si de todos los que hay tuviera que decir quien lo va a ganar, diría que Sam Smith. Es un artista que ha tenido un crecimiento exponencial en el mundo de la música, desde sus inicios hace un par de años colaborando con Disclosure pasando por su participación en el Band Aid.

Best Pop Solo Performance: Me voy a mojar con Shake It Off por el espectáculo que da, aunque en perfección vocal competiría fuertemente con Sam Smith y John Legend. Sia encuentra difícil defender Chandelier por la tonalidad de los estribillos de los mismos, y Happy, en las actuaciones que he visto, es puro postureo.

Best Pop Duo/Band Performance: Si se trata de encontrar el equilibrio entre espectáculo y calidad vocal, mi voto es para Coldplay y su A Sky Full Of Stars, pura energía y positividad en el escenario, con un tema que hace bailar y se queda grabado a fuego.

Best Pop Vocal Album: Me tengo que inclinar hacia Ed Sheeran y x. Por mucho que me guste Coldplay, esa esencia tan tranquila de Ghost Stories no puede competir con él. Ídem para Sam Smith. Katy Perry y su evolución llamada Prism podría suponer una dura adversaria para el pelirrojo, pero de momento me quedo así. Y Miley Cyrus solo ha buscado llamar la atención con un álbum que espero no se lleve el galardón.

Best Rock Performance: Lazaretto, sin duda. La energía que transmite el tema de por sí y la añadida por Jack White en los directos hace que este sea un tema imprescindible de este año.

Best Rock Song: Lo malo de este último álbum de Beck es, que a pesar de la buena calidad que derrochan cada uno de los temas, está en el limbo entre el rock y el country y no llega a ser ninguno. Mi apuesta va otra vez por Lazaretto, aunque como digo, Blue Moon es de mis temas favoritos de este año. Si hubiese una categoría indie, Ain’t It Fun de Paramore se llevaría el premio, pero en esta categoría lo veo un poco fuera de lugar.

Best Rock Album: Aquí no podría decir con seguridad quien se lo va a llevar, pero me gustaría mucho que se lo llevaran The Black Keys por un álbum tan completo como Turn Blue, donde hay momentos de rock, de experimentación, y música progresiva.

Best Alternative Album: Arcade Fire volvió a las andadas con Reflektor y tienen mi voto para el galardón. Escribo esta entrada con St. Vincent de fondo y no le veo muchas posibilidades frente a la grandilocuencia que despierta el trabajo de los canadienses. También es verdad que, aunque con el telón rockero de fondo, cada uno predica un estilo (Arcade Fire más oscuro y St. Vincent más synthpop).

Best Music Video: Mi voto va 100% a Happy, porque a pesar que la canción ya esté muy vista, tanto el video como el propio tema ha marcado todo este año 2014. Aunque, si de mi dependiera, me gusta mucho más el video de Chandelier.

En fin, esta es mi apuesta a día de hoy sobre los Grammys de 2015, a entregar en febrero de 2015. Habrá que ver los aciertos que he tenido por entonces.

John Newman estrena colaboración e intenta levantar cabeza con Calvin Harris, “Blame”

Hablemos de John Newman. ¿Quién no ha bailado y cantado alguna vez su viral y pegadizo Love Me Again? Todo el mundo lo conoce por este buen éxito que se marcó el británico que ya colaboró con anterioridad con Rudimental en temas que tuvieron muy buena acogida. En cualquier caso, llegó el momento de lanzar LP, de nombre Tribute; un disco que iba al ritmo del Neo-soul que envolvía ese single suyo, sin ahondar demasiado en sonidos nuevos.

Después lanzó como single Cheating, que se hizo sonar en la radio y alcanzó puestos muy aceptables en las listas británicas, para después traer a posiciones más modestas los singles Losing Sleep Out Of My Head, sin que tuviera una mayor repercusión fuera de su país.

Este álbum le permitió embarcarse en una gira que le permitió actuar en Barcelona pero no tuvo mayor repercusión en las ondas y nuestro amigo Newman perdía cada vez más peso, sobretodo cuando llegó Sam Smith y su potente adelanto de su primer álbum Stay With Me. Así como Newman, también hizo colaboraciones con las que logró llamar la atención (además de conseguir muy buenos puestos en las listas de éxitos, con Disclosure de la mano). En cualquier caso, Smith pareció quitarle ese apodo de “el Adele masculino” y llevando, probablemente sin quererlo, a un ligero letargo.

Pero aquí es cuando llega Calvin Harris para devolver la alegría a John Newman y a todos los que nos gusta su voz. Al igual que con Florence Welch, de Florence and the Machine, Harris se marca una colaboración que apunta a lo más alto, con sus clásicos sonidos dance ya casi inconfundibles que intenta mezclar los estilos de ambos artistas resultando en este pegadizo Blame:

Esperemos que este nuevo tema y posible éxito siga para animar a Newman a completar su nuevo trabajo del que sabemos por sus redes sociales que anda embarcado.

 

10 propuestas musicales para el verano

Ya hablaba en la última entrada acerca de mi reticencia a las canciones del verano y a su falta de originalidad. En fin, las canciones que voy a presentar ahora no suponen una novedad extrema y probablemente algunas ya las conozcáis, pero siempre viene bien que nos recuerden buenos temas para airear nuestras bibliotecas musicales:

1: A Sky Full Of Stars – Coldplay

Mi primera propuesta es ya conocida. Por un lado, ya hablaba de ella en un post anterior, y por otro lado es un tema del Ghost Stories que ha tenido buena acogida en listas, así que, no voy a hablar más de él:

 

2: Money On My Mind – Sam Smith

Con este single, Sam Smith nos daba un adelanto de su debut que se estrenaría a finales de Mayo. Una base algo electrónica pero de raíces Neosoul que se nos pegará y un estribillo con unos falsetes difíciles de olvidar:

 

3: Best Friend – Foster The People

El nuevo single extraído de Supermodel. Cuando a los de Mark Foster les preguntaban dónde quedaban temas como Helena Beat Pumped Up Kicks de su debut Torches, ellos los remitían a este tema animado. Junto a Are You What You Want To Be? son de mis canciones favoritas del álbum:

 

4: Pumpin Blood – NoNoNo

Esta canción es el single de presentación del grupo indie sueco NoNoNo, y ha que decir que está siendo bien aclamada en el panorama musical y ha protagonizado la banda sonora de algunos anuncios. Junto a la versión original dejo un remix de la misma producido por The Chainsmokers, que le da un toque dance/house muy interesante:

 

 

5: Fever – The Black Keys

Quería introducir un toque algo más rockero y, ¿qué mejor que el tema que da nombre al nuevo trabajo de The Black Keys? Batería simple y concisa y una línea de sintetizador fácil de seguir y difícil de olvidar, una combinación muy buena para este verano:

 

6: Scream (Funk My Life Up) – Paolo Nutini

Paolo Nutini vino a mí como una recomendación, y cuando escuché este tema no me pude desenganchar de él. De nuevo, un toque de Neosoul bien pegadizo entremezclado con la voz rasgada de Nutini en una melodía muy agradable de escuchar:

 

7: Dreaming – Smallpools

Sí, de Smallpools ya hablé en otra ocasión en el blog, pero no me podía olvidar de este Dreaming, cuya melodía basada en sintetizadores, punteos de guitarra eléctrica y rasgos muy al estilo de Passion Pit suena totalmente a verano:

 

8: The Walker – Fitz and The Tantrums

Bajo un sonido que parece sacado de los 70, Fitz and The Tantrums nos presenta una melodía animada, con un silbido muy característico que seguro que acaba enganchando a más de uno:

 

9: Jealous (I Ain’t With It) – Chromeo

El dúo de electro-funk proveniente de Canadá se marcan un tema que pisa fuerte en las listas y sorprende a sus oyentes, pero sorprende aún más el buen remix producido por The Chainsmokers. Como ya hicieran con NoNoNo, se encargan de darle una visión más dance de un tema de origen funk:

 

10: D-D-Dance – The Royal Concept

También hablaba de este grupo sueco en una entrada del blog de hace tiempo, pero no quería dejar en el tintero este tema que re-descubrí de ellos. Digo re-descubrí porque el tema cuenta con 2 años desde que fue estrenado, pero aún así cuenta con unos riffs de guitarra que no se pueden ignorar y que, si no formaron parte de la banda sonora de mi verano de estos dos últimos años, si lo será de este: