U2

Mi top de álbumes favoritos de 2014: parte previsible, parte sorpresa

He tardado (y me he tenido que poner un poco al día) para hacer mi top de álbumes favoritos de este año. Me pasa que soy muy despistado, y se me van acumulando los discos a escuchar y al final, se me acaban pasando. Pero en fin, ha llegado el momento.

Vale, en este tipo de tops, hay pocas sorpresas. Si en una página web ves que un álbum es número 1 o en puestos muy altos, va a estar presente en el resto. Y sí, hablo de The War On Drugs y su álbum Lost In The Dream. Álbum que salió  en marzo de este año… y que he estado escuchando esta última semana por primera vez y me he quedado impresionado, y para bien. Porque muy a pesar de Mark Kozelek, este es un disco muy bueno, y la crítica internacional está muy de acuerdo.

Si hablamos de pocas sorpresas, meto también en mi top a The Flaming Lips y su With A Little Help From My Fwends. Soy fan de esta gente y me parece un álbum increíble, con una producción muy elaborada, culmen de la experimentación y, para otros muchos, atentado a la obra de Los Beatles (Mi crítica del álbum aquí). 

Y por último, qué decir de FKA Twigs y su LP1. Un nuevo campo de visión de la música electrónica con tintes de hip-hop y sintetizadores etéreos. Tal vez no pueda ser un álbum del que puedas extraer canciones para escuchar todos los días (aunque más o menos igual pasa con The War On Drugs), pero es un álbum para deleitarse los sentidos y escuchar con calma y atención.

Dentro de los 5 álbumes restantes quiero destacar otros tres que me parecen algo más sorprendentes porque no los he visto en muchos top.

U2 y su Songs Of Innocence (BUM!). Ya me justifiqué en su momento que, como persona que conocía a U2, este álbum me pareció un muy buen compendio de canciones, que si bien tenía sus más y sus menos, sus melodías se quedan fácilmente (de hecho, escribo esta entrada tarareando Every Breaking Wave mientras escucho un podcast que no tiene nada que ver con esta gente). Ahora puedo decir que es un disco que remonta el regusto agridulce que, por lo menos a mí, me dejó No Line On The Horizon.

Otro más: Metronomy y su Love Letters. Fue un disco que critiqué (y escuché) en su momento, en la segunda mitad de marzo, y es un disco del que aún escucho sus canciones a día de hoy, así que solo por eso sólo habría que mencionarlo aquí. Pero es que, además, la esencia analógica divertida del álbum me encantó, un estilo algo ochentero pero con la experiencia que les ha ofrecido 2014.

Vale, y la última sorpresa que comento: Dum Dum Girls y su álbum Too True. Me encantan como suenan las guitarras, lo dinámico del álbum, la mezcla de sintetizadores, el mantener el metraje alto para cerrar el álbum con Trouble Is My Name de una manera suave pero que mantiene la estética del álbum… Desde que lo escuché cuando hice su crítica me quedé prendando del grupo y de este disco en concreto, y supe que iba a ser de lo mejor del año.

Y después de esto, mi top de 8 discos de este 2014 (de entre los 41 de los que tengo constancia que he escuchado con atención) quedaría así:

8- Metronomy – “Love Letters”

7- U2 – “Songs Of Innocence”

6- Polock – “Rising Up”

5- FKA Twigs – “LP1”

4- Dum Dum Girls – “Too True”

3- Foster The People – “Supermodel”

2- The Flaming Lips – “With A Little Help From My Fwends”

1- The War On Drugs – “Lost In The Dream”

Otros tantos quedan en el tintero. El debut de Sam Smith me encantó, Coldplay igual, pero no veía ninguno de estos álbumes dentro del top de todo el año. Y qué decir de Beck, que presentó un sobresaliente Morning Phase que con seguridad sería top 9, pero no me terminaba de convencer para añadirlo a esta selección.

Me gustaría hacer mención especial a lo nacional, porque a parte de tener a Polock en el top, quería nombrar a Aurora and the Betrayers y su álbum Shadows Go Away, un debut donde se experimenta con el soul de una manera sobresaliente.

Luego, por otro lado, tengo que decir que aunque St. Vincent esté en puestos altos de muchas otras listas, a mi me cuesta tragarla. Es un álbum que hay que darle muchas escuchas para llegar a captar todo lo que quiere transmitir, y aunque tenga unas bases melódicas que ofrecen una nueva perspectiva, la voz de Annie Clark no me termina de encandilar del todo. Y lo siento mucho, pero 1989 de Taylor Swift, a pesar de ser una interesante evolución en la etapa de la artista y que termina de confirmar su postura en la música actual, me parece un poco barato, hecho para encantar, para que el público cante todas sus canciones y que todas ellas coronen Billboard, lo que vendría ser el Teenage Dream de 2014.

Anuncios

Crítica “Songs Of Innocence”, el nuevo trabajo de U2 que viene de la mano de Apple

Ya llevábamos desde el año pasado con un ojo puesto a U2 con un lanzamiento discográfico que parecía inminente pero que acabó retrasándose hasta la semana pasada. Como aperitivo nos ofrecieron canciones como Invisible Ordinary Love, que formaba parte de la banda sonora de la película de Mandela que, tanto película como canción, estuvieron nominada a los Oscars. Pero ahora nos adentramos en una nueva época para los de Irlanda. Y es que, como colofón de la keynote de Apple de la semana pasada, después de la actuación de U2, decidieron regalar su disco a toda persona registrada en iTunes. Esta nueva época viene marcada por una fuerte nostalgia de la Bono nos hace partícipe en un escrito que encontramos en el libreto del álbum. Cabe destacar Cedarwood Road, donde recuerda el barrio que le vio crecer, Iris (Hold Me Close), una canción en honor a la madre de Bonoque murió cuando Bono apenas contaba 14 años o la guerrera Raised By Wolves, donde pone letra a los atentados del 17 de Mayo de 1974. Pero por muy nostálgica que sea la temática que adopta el álbum, no impide a los de Dublín de crear verdaderos himnos llena estadios. Qué mejor forma de señalar esto que el tema que abre el álbum, The Miracle (Of Joey Ramone): riffs de guitarra eléctrica concisos, percusión pegadiza y coros que se hacen seguir. Buena producción de manos de Danger Mouse (el cual se encarga de la totalidad del álbum) y del líder de OneRepublicRyan Tedder, donde encontraremos que aparece más en la primera mitad del LP. U2 photographed by John Wright Every Breaking Wave trae de nuevo la preocupación por la pérdida del amor en un medio tiempo que se anima en los estribillos, pero sin duda California (There Is No End To Love) nos vuelve a traer esa vitalidad característica del álbum. Una producción con unos buenos sintetizadores en los estribillos que dan cuerpo al tema, solos de guitarra que suenan geniales y momentos donde la melodía baja el ritmo y dan protagonismo a efectos vocales. Song For Someone tiene una melodía que comienza en un punteo delicado de guitarra acústica hasta explotar en el estribillo con el resto de instrumentación. De nuevo un medio tiempo que promete ser utilizado para alzar los mecheros en los conciertos. Me quedo con el final del tema, con como la melodía empieza a desvanecer hasta quedarse la voz de Bono cantando: “If there is a light, don’t let it go out”. Un comienzo suave, una voz que canta en tonos altos en la lejanía (¿Chris Martin?), la voz de Bono que comienza como contrapunto en un tono bajo y una melodía que va aumentando cada vez más en velocidad. Iris (Hold Me Close), no ofrece nada que no hayamos visto ya. Tal vez un estribillo en el que desaparece la percusión y le da más énfasis a la guitarra rápida y a Bono.  Volcano es una explosión en cuanto a melodía: guitarra eléctrica y percusión rápida entremezclándose en un tema que tampoco marca lo mejor del álbum, de lo más fácil del mismo. En cambio, la atmósfera que se respira en Raised By Wolves me resulta más destacable del álbum. Tanto como el sutil sonido/gemido que se escucha a lo largo del tema, como el bajo que protagoniza el mismo, nos llevan a un estribillo explosivo que comienzan al grito de “Raised by wolves!”. Me gusta el tema, de lo mejor del álbum.  El principio de Cedarwood Road es de los mejores que nos vamos a encontrar en el álbum. Melodías contrapuestas de guitarra eléctrica que se complementan perfectamente para dar paso a un punteo que suena algo a Red Hot Chili Peppers, tal vez por la fiereza con la que suena. De hecho, es el tema que suena con más fiereza y agresividad de todo el álbum. Sleep Like A Baby abre con un sintetizador que marca el ritmo con unos acordes muy apetecibles que bien podría ser una versión con un tiempo más reducido del éxito ochenteno Tainted Love. Una voz tranquila que canta unas letras que abarcan desde la narración de una rutina mañanera a pensamientos relacionados con los sueños. En cualquier caso, la parte vocal de este tema es mi favorita de todo el disco. Un ritmo tranquilo, fácil de llevar con una estrofa que canta en un falsete muy frágil pero cuidado y seguro. This Is Where You Can Reach Me Now lo veo como lo qué sería todo el álbum en un único tema. Coros potentes que acompañan la melodía principal cantada por Bono, los estribillos donde la melodía explota y los altibajos en la melodía propios de U2. Con este tema no me termino de aclarar. Por un lado, el estribillo es pegadizo y me encanta la letra y la melodía que lleva, pero por otro me parece a más de lo mismo. La colaboración que se marcan con Lykke Li me parece una genial forma de cerrar el álbum. The Troubles cierra con un toque de originalidad, dejando de lado los himnos llena estadios, llegamos a un tema más melancólico, con unos violines que dan belleza a la melodía, una percusión que suena guerrera y que con las cuerdas mencionadas da un muy buen toque bélico en los estribillos.d7ae61e8195dbb176a19b350eb7b804e8ed6f1ae_large U2 se han marcado un buen álbum, de eso no hay duda. Todo un detalle su disponibilidad inmediata y gratuita para todos los suscriptores de Apple (aunque muchos fuese la primera vez que escuchaban el nombre de la banda de Bono o que directamente se quejaran de la aparición misteriosa del mismo LP). Pero habría que decir que no han conseguido salir de esa pequeña “trampa” que es la repetición. Cuando escuchas el álbum entero de cabo a rabo va a llegar un momento que haya temas que no aporten nada nuevo a lo ya visto, como ya mencionaba. Todos estos temas por separado funcionan, y esto es así. Pero a la hora de ensamblarlo todo habría algún tema que, mejor que desechar, reservaría para cara B.  También me gustaría destacar esa apertura y ese cierre: En un lado el tema más pegadizo y bailable del álbum, y en el otro, el más “reflexivo”, introspectivo, algo oscuro, pero todo ello sin dejar de ser el más bello. No he seguido la carrera de U2, y las críticas ponen a este disco como “uno de los 5 peores”. Si esto es así, me han dado un motivo para escuchar toda su discografía y posiblemente ganar un seguidor.